Actualizado: 18:43 CET
Miercoles, 29/01/2020

Varapalo a la Zona ORA junto al Hospital de Riotinto

El Defensor del Pueblo Andaluz considera “discriminatoria” la medida del Consistorio riotinteño

  • Protesta contra la Zona ORA

La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz ha dirigido un escrito al Ayuntamiento de Minas de Riotinto en el que sugiere la reconsideración de las tarifas establecidas para la zona ORA en los alrededores del Hospital Comarcal de Minas de Riotinto y recomienda se modifique el artículo 5 de la ordenanza fiscal reguladora de esas tasas, que puede dar lugar a “situaciones discriminatorias” al establecer el carácter gratuito para los habitantes de la localidad minera.

Según ha informado Juan A. Hipólito, de Onda Minera, según consta en la misiva a la que ha tenido acceso esta redacción, con copia al riotinteño, José Manuel Núñez, cuya queja elevó al Defensor del Pueblo Andaluz en el momento en que el equipo de Gobierno del Partido Popular aprobó en pleno la polémica medida con la mayoría absoluta que le otorgaron las urnas en los últimos comicios locales, la Oficina del Defensor del Pueblo sugiere la modificación de la Ordenanza aprobada para evitar la discriminación creada por el carácter gratuito que tendría para los riotinteños, en detrimento del resto de vecinos de la zona.

En la resolución, el adjunto al Defensor del Pueblo, Luis Pizarro Fernández sugiere en el sentido de que, “sin perjuicio del respeto al ejercicio del ius variandi en el ámbito que nos ocupa, y dado el conflicto surgido y la discrepancia que se ha producido no solo por parte de las personas usuarias del hospital no residentes en el municipio, sino también por parte de los representantes de distintos gobiernos locales, cuya población resulta afectada por la decisión de establecer una zona de estacionamiento regulado en el entorno de este establecimiento sanitario, se valore la posibilidad de conseguir el fin que se pretende, que no es otro un ordenación del tráfico adecuada en esta zona, con otros medios o reconsiderando las tarifas establecidas, habida cuenta de las consecuencias y rechazo que las recogidas en la Ordenanza Fiscal han generado”.

Además, en el escrito, se recomienda que, “se lleven a cabo las actuaciones necesarias para modificar, previos trámites legales que procedan, el artículo 5 de la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa de Estacionamiento de Vehículos en las Vías Públicas Municipales con Limitación Horaria de esa localidad en aquellos apartados que disponen que el usuario residente con posesión de distintivo habilitante podrá aparcar gratuitamente en toda la zona regulada sin necesidad de obtención de tique en el expendedor y que establecen el carácter gratuito de la expedición de la tarjeta o distintivo de residente”.

Desde la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz recuerdan también el deber legal de observar los artículos 9.2, 14 y 31.1 de la Constitución Española que, “consagran el principio de igualdad, así como del artículo 9.1 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley reguladora de las Haciendas Locales que dispone que no podrán reconocerse otros beneficios fiscales en los tributos locales que los expresamente previstos en las normas con rango de ley o los derivados de la aplicación de los tratados internacionales. Y de los artículos 39.1 bis y 53.2 de la Ley 30/92, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, que exige una adecuación o congruencia entre los medios aplicables y los fines que se pretenden alcanzar que, en ningún caso, puede dar lugar a situaciones discriminatorias”.

Pizarro traslada también varias consideraciones a tener en cuenta por el Ayuntamiento de Minas de Riotinto, que llegó a ampararse el artículo 7 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, por el que, entre las competencias de los municipios se encuentra el establecimiento mediante Ordenanza Municipal de Circulación de medidas de estacionamiento limitado, con el fin de garantizar la rotación de los aparcamientos. “Creemos que, difícilmente podría garantizarse dicha rotación si todas las personas usuarias residentes en el municipio pueden disponer de una tarjeta o distintivo que les permite aparcar sin límite alguno de tiempo y gratuitamente en la zona regulada. No consideramos que sea congruente la decisión, por un lado, de establecer la zona regulada, fundamentada en la excesiva demanda de estacionamientos que, a causa de la prestación de los servicios hospitalarios, se produce en determinadas zonas de ese municipio, por lo que es necesario que se favorezca la rotación en el uso de las plazas disponibles, y de otro, el que, a causa de la gratuidad de la tarjeta de estacionamiento que pueden solicitar todas las personas residentes en el municipio, se pueda hacer uso gratuito e ilimitado de tales plazas lo que, en la práctica, limitaría ostensiblemente dicha rotación”.

Por último, en la resolución se alude al hecho incontestable de que, “la implantación de una importante infraestructura sanitaria en un municipio, como es el caso del Hospital de Riotinto, supone indudables beneficios para el mismo ya que, además de su cercanía a la prestación de los servicios sanitarios que precisen los residente en el mismo, añade otros como la dinamización de sus servicios de hostelería y restauración a causa de la afluencia de muchos usuarios del hospital precedentes de otras localidades, o el establecimiento de un importante número de profesionales en el municipio. Asimismo, no debe olvidarse que las personas que se desplazan de forma obligada por razones sanitarias desde otros municipios, lo que implica ya un coste económico, se ven obligadas, a causa de la implantación de la zona reguladora, a asumir un coste añadido derivado del uso de los aparcamientos, lo que aconseja que la implantación de esta zona reguladora sea realizada con criterios de proporcionalidad y exige no propiciar discriminaciones no justificadas entre residentes y no residentes”.

La decisión adoptada por la alcaldesa de Minas de Riotinto, Rosa Caballero, al poco tiempo de que el Partido Popular revalidara la alcaldía de la localidad minera, esta vez con mayoría absoluta, tras los últimos comicios locales, provocó un rotundo y unánime rechazo en cadena en el seno de la Cuenca Minera y la Sierra de Aracena, desde manifestaciones y concentraciones hasta la recogida de más de 10.000 firmas para que la alcaldesa reconsiderara su decisión, pasando por denuncias ante la Fiscalía, la aprobación en pleno de los Ayuntamientos vecinos del rechazo unánime a la medida tomada por la regidora riotinteña. Ante todo esto, Caballero siempre se ha mantenido firme a su decisión de implantar la zona ORA para los alrededores del hospital comarcal a excepción de sus vecinos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El coste del Impuesto de Sucesiones: 125 millones y victoria de C’s
chevron_right
Las ventas del comercio al por menor suben en Andalucía un 3,2%