Actualizado: 20:04 CET
Lunes, 10/08/2020

Andalucía

Rosa Aguilar: "Terminamos de cruzar el puente y llegaron los tanques"

La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, acaba de describir a su llegada a Málaga desde Estambul su vivencia del golpe de Estado.

Cargando el reproductor....

"La situación ha sido difícil pero estamos aquí y lo estamos contando", ha asegurado la consejera de Cultura Rosa Aguilar, uno de los miembros de la delegación malagueña que esta tarde ha llegado al aeropuerto de Málaga tras dos días atrapados en la ciudad de Estambul debido al golpe de Estado.

Aguilar ha relatado la "larguísima noche" de tiros y disparos vividos a pocos metros del centro del enfretamiento armado entre una facción del ejército turco y el gobierno. El mismo viernes que se iniciaba el golpe, la consejera, el presidente de la Diputación de Málaga, representantes de la Junta y del municipio de Antequera volvían con el premio del reconocimiento de los Dólmenes de Antequera como Patrimonio de la Unesco, satisfechos "no sólo por lograrlo sino porque once países cantaron la excelencia de los dólmenes".

De vuelta al hotel, la consejera relata cómo iba caminando con el secretario de la Consejería de Cultura cuando empezaron los primeros problemas. "Casi nos pilla en la zona de Asia, porque nos fuimos. Fue cruzar el puente (del Bósforo) y aparecer  los tanques". En ese momento vieron muchos controles policiales. "Pensamos al principio que era una amenaza de atentado y al llegar al hotel nos enteramos de que era un golpe de Estado".

"La noche fue larguísima", ha asegurado, ya que aunque "allí amanece antes, la luz del día nunca llegaba. Sólo escuchábamos desde las habitaciones tiroteos, explosiones, aviones, helicópteros". El hotel estaba próximo a la plaza Tzazin donde se produjeron los enfrentamientos, por lo que la delegación siguió oyendo disparos "hasta el amanecer".

El sábado también fue una jornada "complicada", según Aguilar. "Había miles de pesonas en la calles, gente radical que no miraba con buenos ojos a los que no éramos de Turquía. Aguilar ha reconocido que no contó todo lo vivido en los primeros momentos "para no trasladar inquietud a nuestras familias, y compañeros" y que pese al susto, prefiere quedarse "con lo positivo", que fue el reconocimiento internacional a los dólmenes.

 


COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
José Mercé apuesta por "innovar sin engañar a nadie"
chevron_right
Aquella espina clavada de los tres noes...