Actualizado: 09:14 CET
Martes, 11/08/2020

Málaga

Gracia Querejeta recibe este viernes el Premio Retrospectiva del Festival de Málaga Cine Español

La directora recuerda que en sus inicios se resistió a hacer cine y que no lo tuvo claro hasta su segundo o tercer documental

Cargando el reproductor....

La directora madrileña Gracia Querejeta ha reclamado la necesidad de fomentar las ayudas para guionistas porque "ahora se tiene que autofinanciar y solo si sale para adelante se paga". "Sin las ayudas estamos completamente perdidos", ha advertido en un encuentro en el Hotel AC de la capital.

   Durante un encuentro con los medios junto al responsable del Festival de Málaga. Cine Español, Juan Antonio Vigar, ha recordado que detrás del cine como industria hay un trabajo creativo que "si no se sostiene, todo va hacia el fracaso". La directora recibe este viernes en el Teatro Cervantes el Premio Retrospectiva-Málaga Hoy por su trayectoria.

   Querejeta fue galardonada con la Biznaga de Oro a la mejor película en la decimosexta edición del Festival de Málaga, en 2013, por '15 años y un día', protagonizada por Maribel Verdú y Tito Valverde. En la edición de 2004 también ganó la Biznaga de Oro a la mejor película por 'Héctor'.

   La directora, hija del productor Elías Querejeta y de la diseñadora de vestuario Maiki Marín, ha recordado que en sus inicios "me resistí a hacer cine" porque "me sentía confusa de si quería dirigir o hacer otras cosas". "No lo tuve claro hasta mi segundo o tercer documental", ha indicado.

   Asimismo, ha explicado cómo fue con los años la relación con "el mejor productor", su padre. "Nunca hablábamos de dinero. Aunque eran otros tiempos y ya no es tan fácil producir así", ha aseverado en el encuentro, criticando la pérdida de "toda la parte artística y creativa" en la creación de películas porque "las patas del banco que uno debe tener para levantar una son complejas y difíciles de conseguir".

CINE ESPAÑOL


   A los 13 años, Querejeta ya había intervenido como actriz en 'Las palabras de Max', de Emilio Martínez Lázaro, y posteriormente en varios cortometrajes. Es en 1992 cuando le llegó su momento con 'Una estación de paso', su primera película como directora y su entrada en un mundo, el del cine español, que ha vivido desde la primera fila.

   La cineasta comparte la opinión de su compañero de profesión Santi Amodeo: "El cine medio se está perdiendo". "Las películas con un presupuesto entre 1,3 y 2,5 millones de euros son muy difíciles de levantar. Esto tiene que ver con la forma en que se financia", ha señalado.

   Así, "es imposible sacar adelante un proyecto sin una televisión detrás". La directora ha explicado que en España las cadenas privadas tienen unas directrices "cerradas" y TVE "no puede dar salida ni a la mitad de lo que le llega". "También hay problemas muy claros para dar visibilidad a este cine medio", ha añadido.

   Como remedio para estas trabas en el camino del cine modesto, Querejeta ha destacado la labor de festivales como el de Málaga. "Ojalá existieran más 'Málagas' porque es una plataforma para que nuevos realizadores con proyectos interesantes confluyan con directores de cierta trayectoria de películas consolidadas como yo", ha valorado.

FUTURO

   Querejeta ha asegurado que "no hay un tipo de proyecto que quiera para el futuro próximo", al tiempo que defendido que tiene claro que "me gustaría seguir contando historias que me conmuevan". "Da igual si los guiones son míos o no. Lo importante es estar segura de lo que tienes entre manos", ha indicado a la prensa.

   "Nunca pensé que mi futuro estaba en la interpretación. Yo iba para bailarina", ha confesado la directora de 53 años. Aunque admite que para ella el cine no ha sido "una vocación desatada", pero sí que lo vivió de cerca por su familia.

   Por otro lado, ha puesto en valor la cualidad de "contar lo que pasa" a través del cine, ya que hace años en España "no se podía". "No tenemos miedo a inspirarnos en la realidad", ha mantenido Querejeta, destacando en este sentido la película 'Techo y comida', una cinta "pequeñita pero directa y emocionante".

   Por último, ha admitido que en ocasiones se pregunta por qué hay "tan pocas mujeres dirigiendo", una preponderancia masculina que ha visto repetida en cursos de dirección. "Nunca he pensado que no he ganado un festival por ser mujer. Quizás son más listas al optar por otros caminos porque como directora es difícil tener una vida organizada y conciliada", ha meditado la cineasta.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Repasa las noticias más relevantes de la semana en este vídeo de sólo 140 segundos
chevron_right
Tamara y su marido le ponen a Kichi su pasodoble 'Si yo fuera alcalde' y le recuerdan que no cumple con la letra