Andalucía

Una llama con el escudo de Bormujos rememora el paso de Aníbal por los Alpes

Una llama y muchas ganas de aventura han llevado el escudo de Bormujos a los Alpes Suizos, rememorando el mítico paso de Aníbal, mediante la iniciativa de la asociación 'El Burrito Feliz', a la que aún le queda una etapa por realizar el próximo marzo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La llama -

Una llama y muchas ganas de aventura han llevado el escudo de Bormujos (Sevilla) a los Alpes Suizos, rememorando el mítico paso de Aníbal, mediante la iniciativa de la asociación 'El Burrito Feliz', a la que aún le queda una etapa por realizar el próximo marzo.

Se trata de una idea que ha encabezado el portavoz de la asociación, Luis Manuel Bejarano, que ideó hace unos meses el proyecto por etapas de atravesar los Alpes Suizos con burritos, aunque finalmente el trayecto, por su dificultad, hizo que hubiese que echar mano de un animal más acostumbrado a la zona, como es la llama.

Se trata de promocionar la etapa Doñana-Bormujos, incluida en el Camino de Santiago, gracias al acuerdo entre 'El Burrito Feliz' y el Ayuntamiento de Bormujos, "con lo que queremos promocionar en Suiza el nuevo camino Santiago-Doñana atravesando Los Alpes, por donde lo hizo Aníbal a lomos de sus elefantes", según ha explicado A Efe Bejarano, ya en suelo español tras terminar la primera etapa de su aventura.

"Estamos muy contentos con la repercusión que ha tenido, con entrevistas en la revista 'Helvética' y la unión de colectivos suizos a nuestra idea", explica Bejarano, que concreta que "la idea era utilizar burros y llamas en vez de elefantes -recordando el viaje original de Aníbal hace 2.200 años-, pero decidimos usar llamas, porque sus patas están adaptadas a la nieve".

Así, han trabajado con un animal que les ha permitido atravesar trechos difíciles con temperaturas extremas, recorriendo más de 40 kilómetros de alta montaña, "siempre teniendo en cuenta que son zonas muy difíciles, donde se avanza muy poco en las etapas", explica este aventurero.

Una vez terminado un tramo, Bejarano volverá a Los Alpes en marzo, con el fin de concluir el trecho que le llevará al Valle del Po, en la Italia transalpina, a donde llegó lo que quedaba del ejército de Aníbal, poniendo allí punto final a su aventura junto a una llama llamada "Lola", que ha llevado en su lomo en todo momento el escudo de la localidad aljarafeña.

Fuertes vientos, nieve y terrenos pedregosos es el ambiente que se ha ido encontrando durante todo el recorrido, en una idea apoyada por el Patronato de Turismo de Huelva, con la idea de que el trayecto enlace con la Ruta de la Plata y desde allí a Santiago de Compostela, "para convertirse en un verdadero motor turístico si se sabe aprovechar el tirón del entorno de Doñana".

La aventura de Bejarano se ha podido seguir a través de la web de la asociación (www.asociacionelburritofeliz.org), y es una más de un colectivo que cuenta, entre otras cosas, con una unidad de Asnos Bomberos que cada verano se dedican a realizar cortafuegos en zonas sensibles de difícil acceso para evitar incendios forestales en el Parque Nacional de Doñana, que comprende las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva.

Los asnos comen el pasto seco de forma sistemática y concienzuda permitiendo en algunas zonas que este desaparezca en casi su totalidad.

'El Burrito Feliz' decidió en 2013 convertir la provincia onubense en su centro neurálgico a nivel internacional y ahora está ampliando sus zonas de trabajo a poblaciones de Sevilla, con la idea de dar "oxigeno" a la asociación en otras provincias.

Entre otras actividades, da la opción a sus socios de apadrinar uno de sus burros con un pequeño donativo anual de solo 15 euros, que se certifica con un diploma de apadrinamiento "con fotos de tu amigo a tu correo electrónico".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN