Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 08/02/2023  

Andalucía

Proponen la creación de huertos familiares en suelo municipal

Plantean que no se limiten a las personas más desprotegidas y desempleadas, sino que se abra a otros colectivos

  • Solar público en El Zabal -

La idea no es nueva en La Línea. De hecho, ya se propuso al Ayuntamiento siendo alcaldesa la socialista Gemma Araujo, pero no hubo respuesta. Ahora se ha querido dar un último empujón para poner en marcha en el municipio una iniciativa de huertos familiares en suelo municipal.
Se les conoce con muchos nombres distintos (de ocio, recreativos, familiares….) y son huertos con distintos matices, pero tienen en común el aprovechamiento de suelo público o privado por parte de vecinos para el abastecimiento de productos naturales y que suman una serie de ventajas a nivel social y recreativo.
El pasado viernes se presentó en el Ayuntamiento una propuesta. Recoge dos aspectos fundamentales: por un lado, la aprobación de una ordenanza municipal que regule los huertos y, por otro, la cesión de una parcela.
El grupo, que tiene una cuenta en Facebook (Huertos Familiares de La Línea), y que está formado por una veintena de personas interesadas, ha propuesto ya un suelo, en la Zona de El Zabal. “Es lo que solicitamos, pero estamos abiertos a cualquier otro solar que el Ayuntamiento nos pueda proponer”, indicó a EL FARO INFORMACIÓN Manuel Abellán, portavoz del colectivo.

El objetivo de esta plataforma vecinal plural, no constituida como asociación, es que el Ayuntamiento se ajuste a las recomendaciones de la Junta de Andalucía y de la  Diputación Provincial de Cádiz, que ya tiene un protocolo para este tipo de proyectos. Abellán destaca que la institución provincial recomienda que se desarrollen en suelo municipal.

Y aunque la Diputación tiene un modelo de ordenanza para facilitar el proceso a los ayuntamientos, el objetivo que persigue el colectivo es que,en el caso concreto de La Línea, se modifique. “Queremos que se incluya una serie de modificaciones para que los huertos familiares estén abiertos a todo tipo de perfiles”, indica Manuel Abellán.
“Nuestra propuesta es que se diferencien y haya espacios para jubilados, desempleados, familias... Así se mantendría el objetivo de favorecer a los más desprotegidos, pero no se excluirían a otros colectivos”, recalca.
Y es que en la inmensa mayoría de la comarca, donde ya hay huertos sociales (Algeciras, San Roque, Los Barrios y Tarifa), no todos pueden acceder, por lo que algunas personas están recurriendo al grupo linense para poder optar a espacio en el caso de que salga adelante el proyecto.
No obstante, son conscientes de que el proceso será lento. “Esto conlleva una burocracia, porque hay que aprobar la ordenanza municipal que regule la concesión y las formas. Tendrán que estudiarlo todo y habrá unos plazos que cumplir”, argumenta el portavoz. En principio, creen que la forma más adecuada de poder cultivar en los huertos familiares sería que el Ayuntamiento estableciera un protocolo y “normalmente es por sorteo. Se alquila por un precio simbólico”.

Buena predisposición

El colectivo confía en que el Ayuntamiento acepte la propuesta y se ponga manos a la obra. “Hemos visto buena predisposición en las conversaciones informales que hemos mantenido”, explica Abellán, que además, recuerda que durante la campaña electoral se reunieron ya con distintos grupos, entre los que estaban Izquierda Unida y La Línea 100x100, “y mostraron interés”. Por ello, ahora esperan que el apoyo siga existiendo y salga adelante el proyecto. 

La Junta destacó las ventajas en una guía

Según la Guía para la Creación de Huertos Sociales Ecológicos editada en 2013 por la Junta de Andalucía,  tienen múltiples beneficios para los ciudadanos. A nivel social, mejoran la calidad de vida, las relaciones intergeneracionales, la alimentación saludable, la salud física y psicológica. A nivel económico, mejora la renta familiar, propicia el ahorro y el consumo de productos locales. También hay ventajas de tipo ambiental, pues favorece la creación de espacios verdes y difunde la agricultura ecológica. Por último, destacan beneficios urbanísticos, ya que regeneran espacios baldíos y ponen en valor solares en desuso y suelos abandonados de la actividad agrícola.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN