Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 06/02/2023  

Andalucía

La Junta retoca otro impuesto sin definir aún cómo costear el IRPF

Los transportistas recuperarán en 2016 el tramo autonómico de la tasa de hidrocarburos, unos 48 euros por cada mil litros de combustible. El coste, de unos 8 millones, se suma a los 120 que también dejará de ingresar la Administración por la reforma fiscal pactada con Ciudadanos.

  • Díaz y Jiménez Barrios. -

La Junta se ha abonado a la reforma tributaria. Si el lunes aceptaba la imposición de Ciudadanos de rebajar en dos puntos el tramo autonómico del IRPF, una condición insalvable para garantizarse los 9 votos de esos diputados con los que sacar adelante el Presupuesto, ayer la propia presidenta, Susana Díaz, anunciaba que acepta la propuesta de otro grupo de la oposición, en este caso el PP, para devolver a partir de 2016 a los profesionales del transporte la totalidad del también tramo autonómico del Impuesto de Hidrocarburos. En total, Hacienda calcula que el nuevo giro fiscal costará a las arcas de la Administración autonómica unos 8 millones de euros.

El PSOE cortaba así ayer, en el Pleno del Parlamento, las alas a una de las reclamaciones del Partido Popular, que incluso tenía previsto introducir esa misma propuesta en la próxima sesión de la Cámara. Juan Manuel Moreno incluyó la pregunta entre las de control al Ejecutivo y se topó con su aceptación. En la práctica, cada transportista -están incluidos los taxistas- podrán recibir en torno a 50 euros por cada mil litros consumidos, el gravamen que aprobó en 2012 el Gobierno de Griñán.

Díaz ha logrado en apenas cuatro días mermar los argumentos del PP, que en el último mes ha clamado contra la “asfixia” a la que a su juicio somete la Junta a los andaluces, y en el caso de la reforma del IRPF dar un pequeño gran paso hacia C’s y la aprobación del Presupuesto.

Eso sí, el repentino afán de la Junta por recortar impuestos -incluido en el programa electoral del PSOE, aunque hasta sin aparentar hasta hace poco tanta urgencia- no está acompañado aún de una concreción sobre cómo compensar la caída de ingresos. IU preguntó ayer a la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, sobre qué partidas se verán afectadas por esos 120 millones que se esfuman de las arcas por la bajada del IRPF y la respuesta fue “ninguna”. La Junta lo fía casi todo a la mejora de ingresos. Díaz llegó incluso a aceptar una “modulación” futura del Impuesto de Sucesiones, algo que Moreno aseguró no creer.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN