Actualizado: 23:18 CET
Viernes, 13/09/2019

Andalucía

"Si el PSOE y Ciudadanos quieren aliarse, que lo digan ya"

Antonio Maíllo (Lucena, 1966) tomó las riendas de IU en 2013 y el pasado marzo debutó como cabeza de cartel de la coalición en las autonómicas andaluzas. Del Gobierno a la oposición en apenas unos meses, asiste a lo que considera un cambio de rumbo del Gobierno andaluz por su pacto con Ciudadanos.

  • Antonio Maíllo.

-La semana pasada alertaba de que en sus primeros cien días el Gobierno andaluz se ha “derechizado”. ¿Qué se supone que ha cambiado de aquel PSOE que sedujo a IU en 2012 para compartir el poder?

-El Gobierno andaluz se ha derechizado, objetivamente, respecto a la anterior legislatura. Es un Gobierno ralentizado, con muy buenas palabras pero hueras y que no se traducen en una acción política audaz. Ya no se habla, por ejemplo, de una banca pública, ni  del papel de las viviendas vacías propiedad de la banca, ni de movilidad o de la eliminación de la mal llamada colaboración público-privada. Susana Díaz lo está reflejando muy bien en el debate presupuestario. El  jueves, a una pregunta de este grupo en el Parlamento, fue incapaz de concretar las líneas prioritarias de ese Presupuesto,  las prioridades de inversión y en qué sectores. Preocupa que a menos de 40 días de que se presente el proyecto de ley no haya líneas maestras, sólo palabrería.

-¿Se ha esfumado ese supuesto espíritu de izquierdas que compartieron hasta hace sólo unos meses?

-Se sienten más cómodos sin IU en el Gobierno, porque proponíamos medidas que suponían una ruptura con las políticas de recortes que tanto dolor, tragedia y desigualdad han provocado. Y es evidente que Susana Díaz está muy cómoda con una formación como Ciudadanos, como también en participar con el PP a nivel estatal en la reconstrucción de un bipartidismo agotado pero que quiere apuntalar. Susana Díaz simboliza la parte más de derechas del PSOE.

-¿Es de los que intuyen que entre PSOE y Ciudadanos hay algo más que un mero pacto de investidura?

-Un acuerdo de investidura permite algo tan puntual como que fuera elegida la presidenta del Gobierno andaluz,  pero es evidente que aquí la vinculación entre los dos partidos tiene más recorrido.  Eso es legítimo, pero tiene que exponerse y decirse sin ningún tipo de ocultamiento. En esa relación privilegiada, si quieren aliarse que lo digan ya, que haya una claridad para que se despeje el horizonte político en esta legislatura en Andalucía.


-¿La amenaza de Ciudadanos de no respaldar el Presupuesto es sólo una mera pose?                  

-No lo sé, ya lo veremos. Los acuerdos entre formaciones tienen que formar parte de esta nueva etapa del Parlamento, pero lo que no puede haber son trampas, que se diga que se está en la oposición pero luego se demuestre otra cosa. 

-¿Como en la sintonía con el PSOE para bloquear en la Mesa del Parlamento iniciativas legislativas de la oposición?

-Ese caso es absolutamente escandaloso, porque están pactando cuestiones que no tienen nada que ver con la iniciativa de Gobierno y sí con la falta de un dinamismo que exige el Parlamento. Nosotros nunca vamos a compartir que se bloqueen iniciativas legislativas de ningún grupo parlamentario. 

-El presidente del Parlamento ha propuesto incluso que cada propuesta se presente acompañada de informes jurídicos...

-El presidente está iniciando una etapa muy preocupante que además va en contra del mandato de los andaluces, que dijeron en las urnas que quieren un Parlamento plural para que haya diálogo. Pero el PSOE usa subterfugios procedimentales para filtrarlo y dificultarlo. No vamos a consentir ningún condicionamiento que suponga una sumisión del Parlamento ante el Gobierno. 

-La escena inédita de la pasada semana  con la oposición tumbando la convalidación de un decreto ley, ¿fue fallo de cálculo del Gobierno o evidencia de los riesgos de una mayoría insuficiente?

-Cuando se gobierna en minoría no se puede tener tanta arrogancia como si se hiciese en mayoría, y los mecanismos que ha usado el PSOE en la negociación de ese decreto han estado acompañados de un modelo de etapa política que ya no se volverá a dar. Con las mayorías absolutas se produce un adormecimiento de la vida parlamentaria por cuestión aritmética, pero cuando no se tiene no se puede actuar de la misma forma. Cuando no se ratifica un decreto el Gobierno tiene ahora la posibilidad de presentar una ley y  ahí estamos abiertos a que se haga con carácter de urgencia, en un plazo de dos meses, pero con diálogo.

-Echando la vista atrás, ¿se arrepiente de haber compartido el poder con el PSOE? ¿Ha pagado IU un alto precio en las urnas?

-Es evidente que sí, que hemos pagado un alto precio pero no sólo por eso. También en un momento de convulsión política no gestionamos bien dónde estar. Y más que el hecho de entrar en el Gobierno,  quizás no se entendieron algunos aspectos, algunas intervenciones en las que quizás  se ofrecía una visión de sumisión al socio [de gobierno] más que una relación en horizontal .

-Y por si  eso fuera poco apareció sobre el escenario Podemos... 

-Por eso digo que han sido muchos motivos, pero quizás a mí me hubiera gustado haber tenido un papel de más alta tensión política dentro del Gobierno en reconocimiento de nuestras posiciones.

-En las elecciones catalanas han debutado en una fórmula de confluencia de la izquierda de la mano de Podemos. ¿La experiencia ha sido clave?

-No, no, nosotros no vamos de la mano de nadie. Vamos en un proceso de confluencia electoral con Equo, con Iniciativa per Catalunya… Sin lugar a dudas va a determinar la posibilidad o no de expandir al resto del Estado la fórmula de candidatura unitaria, que creo que supondría una multiplicación de las potencialidades para cambiar el país.

-¿Pero es confluencia ideológica o temor a desaparecer si se continúa en solitario? 

-Es  una convicción que tenemos desde 2008, cuando aprobamos en asamblea reconstruir espacios de la izquierda con la voluntad de construir un nuevo país para que la gente víctima de la crisis tenga un polo que no sea el del PP o el PSOE.

-Teresa Rodríguez ya ha advertido de que cualquier lista común será bajo el formato de “Podemos más lo que sea”. Parece que quieren llevar ellos las riendas... 

-Desde luego donde esté IU lo haremos como IU.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Parlamento andaluz constituye el jueves la comisión de investigación sobre formación
chevron_right
Resumen del 28 de septiembre de 2015