Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 30/01/2023  

Andalucía

Abengoa se salva "in extremis": se aplaca la revuelta familiar y la banca apoya la ampliación

El grupo andaluz compra tiempo. La convocatoria de la junta extraordinaria que aprobará la ampliación de capital por 650 millones se hará de forma inminente. El presidente Felipe Benjumea rechazó la exigencia clave de fondos de inversión para que dejara la presidencia y se apoyará en la banca

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • COMPRA -
  • La sociedad de las cuatro familias que controlan el 57,5% logra 100 millones para mantener su mayoría
  • Las entidades financieras exigen que se venda todo menos ingeniería: agua, biofuel, líneas eléctricas y otro 15% de la filial Yield

Abengoa se ha disparado en la bolsa un 26,1%, hasta los 0.98 euros, en medio de la euforia inversora tras conocerse que la empresa ya tiene acordado con un grupo de bancos, y con sus propios accionistas de referencia, los términos de la ampliación de capital de 650 millones que lleva negociando desde el 3 de agosto. La convocatoria de la junta extraordinaria que aprobará esa ampliación se va a publicar de forma inminente.

El presidente Felipe Benjumea ha rechazado durante las negociaciones la exigencia de fondos de inversión para que dejara la presidencia a cambio de su respaldo, y se apoyará sólo en la banca, según explican distintas fuentes empresariales y financieras. www.andaluciainformacion.es ha avanzado esta información hoy a mediodía.

La situación en Abengoa era agónica, ya que sólo tenía liquidez para unos días. La solución se basa, por una parte, en que el presidente Felipe Benjumea ha logrado aplacar, al menos provisionalmente, la rebelión interna en la sociedad con la que su familia y otras tres controlan el 57,7% de Abengoa -Inversión Corporativa (IC)-. Tras la salida de Abengoa de algún familiar de Felipe con motivo de estas discrepancias, las familias se han puesto de acuerdo y han logrado unos 100 millones para acudir a la ampliación. IC trabaja con un grupo de bancos independientes de los de Abengoa, capitaneados por Sabadell y Popular.

Una vez resuelto el frente interno, que llevaba enconado meses, Benjumea ha logrado desatascar el apoyo de la banca para cubrir el resto de la cifra hasta 650 millones. El martes a última hora, el presidente acordó la participación de Santander. Los otros dos bancos, a falta de conocerse la convocatoria oficial de la junta, serían Crédit Agricole y HSBC.

Un detalle clave de la convocatoria de Junta será el precio al que salgan las nuevas acciones de la ampliación, y si serán de tipo A (con más derechos políticos y que son las que tiene IC) o B (con iguales derechos económicos, pero la décima parte de los políticos).

A cambio del oxígeno financiero que le otorga a Abengoa, la banca exige la venta de todos los activos para que la firma andaluza se concentre en ingeniería y construcción industrial, su negocio fundacional. Se debería desprender así de la división de agua, de la de biocombustibles (que ya se conocía que estaba en venta), líneas eléctricas en Latinoamérica o hasta un 15% adicional de su filial Yield de EEUU (se quedaría con un 30% del capital tras ello).

Exigencias

La bolsa ya está descontando hoy el cambio de tercio en la crisis de Abengoa: las acciones suben hoy en torno a un 5%, a 0,8 euros. Un detalle clave de la convocatoria de Junta será el precio al que salgan las nuevas acciones de la ampliación, y si serán de tipo A (con más derechos políticos y que son las que tiene IC) o B (con iguales derechos económicos, pero la décima parte de los políticos).

A cambio del oxígeno financiero que le otorga a Abengoa, la banca exige dos temas de calado a los gestores. Primero, la venta de todos los activos para que la firma andaluza se concentre en ingeniería y construcción industrial, su negocio fundacional. Se debería desprender así de la división de agua, de la de biocombustibles (que ya se conocía que estaba en venta), líneas eléctricas en Latinoamérica o hasta un 15% adicional de su filial Yield de EEUU (se quedaría con un 30% del capital tras ello).

La segunda exigencia es una disminución de la concentración de poder en manos de Felipe Benjumea, algo que está por ver si se aplica ya que, según fuentes financieras, hace ya un año que los bancos acreedores vienen reclamando este paso atrás. Precisamente la negativa del presidente a aceptar las exigencias de los fondos de inversión (trascendió el interés de los americanos Blackstone o Blackrock, que luego lo negaron) que llegaron a pedir directamente que dejara el cargo para dar apoyo financiero, es lo que ha determinado que sea sólo la banca quien apoye el proceso.

Pilar industrial

Abengoa es la mayor compañía de capital andaluz y con sede social en la comunidad, tanto por ingresos -3.390 millones de euros en el primer semestre del año-, como por plantilla -27.200 empleados en todo el mundo-. De estos últimos, cuatro mil trabajan en la sede central de la empresa en el Campus Palmas Altas de Sevilla. Además, Abengoa es la única empresa andaluza que cotiza en el Íbex 35, el principal índice bursátil español.

Abengoa ha sido además un elemento clave para el crecimiento de empresas como Minas de Riotinto, Telefónica, Endesa o Renfe en Andalucía, merced a su papel como suministrador tecnológico clave en la modernización de infraestructuras básicas de la comunidad.

Además, y aunque ya no son parte del grupo tras haberse vendido en el último lustro, otras antiguas filiales de la empresa son referentes en sus respectivos sectores. Así, la compañía de gestión de residuos industriales Befesa, con presencia en Huelva y Cádiz. O la firma tecnológica Telvent, que mantiene 500 empleados en el parque tecnológico Cartuja en Sevilla.

Junto a ello, Abengoa ha puesto a Andalucía en el mapa merced a las plantas termosolares desarrolladas en Sevilla y Córdoba. Su actividad genera también un impacto indirecto a través de cientos de empresas proveedoras andaluzas.

 

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN