Actualizado: 20:48 CET
Domingo, 21/04/2019

Interior apuesta en Jerez por el uso del casco

El objetivo de la campaña "¡Ponte el casco!" es reducir la gravedad de las lesiones y acercar su uso al cien por cien de los conductores y acompañantes de motocicletas y ciclomotores de Andalucía, Extremadura y Murcia

  • El ministro y la alcaldesa estuvieron acompañados por el delegano del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón (izquierda).
El Ministerio del Interior ha elegido Jerez para presentar por primera vez una campaña de tráfico fuera de Madrid. En esta ocasión y con la excusa de que “Jerez es la capital de las motos de España”, en palabras del propio ministro Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha presentado la campaña de concienciación, vigilancia y control del uso del casco en motocicletas que se desarrollará hasta el próximo 31 de julio en Andalucía, Extremadura y Murcia, “por ser en dichas autonomías en las que menor uso se hace de este dispositivo de seguridad”, explica en una nota el Ministerio del Interior.
Durante la presentación, que tuvo lugar en los Museos de la Atalaya, Rubalcaba destacó que “venimos hace años empeñados en luchar contra la siniestralidad vial, es algo que hacemos de manera sistemática. Hemos puesto en marcha planes, hemos cambiado leyes, buscado el acuerdo de muchas instituciones para una lucha que tiene todo el sentido del mundo y hemos conseguido que año a año el número de fallecidos en nuestras carreteras vaya descendiendo”.
Dentro de este marco, desde el Ministerio “y con la colaboración de todos los agentes implicados” se ha puesto en marcha un plan de seguridad para los desplazamientos en moto, a través del cual se están llevando a cabo medidas específicas, como la presentada, “tendentes a reducir la siniestralidad de los motoristas y a reducir la gravedad de las lesiones”.
Desde Interior se asegura que “llevar el casco desciende el riesgo y la severidad de las lesiones en un 72 por ciento, reduce un 39 por ciento la probabilidad de muerte, dependiendo de la velocidad de la moto, y aminora el coste del cuidado médico asociado a los accidentes de tráfico”.
La campaña cuenta con el apoyo de la Junta de Andalucía, la de Extremadura, el Gobierno de Murcia, las federaciones de municipios de las tres comunidades, los clubes automovilísticos RACE y RCC, asociaciones de motoristas y las asociaciones de víctimas.

Objetivos
Los objetivos principales de la campaña se centran en que el porcentaje de uso del casco en zona urbana se aproxime al cien por cien y que la gravedad de las lesiones por no llevar casco se reduzca.
Según los datos aportados por la Dirección General de Tráfico (DGT), el 21 por ciento de los fallecidos en accidentes de motocicletas y ciclomotores no llevaban cascos. La DGT señala que aunque el uso del casco en zona urbana es del 98 por ciento, “en algunas poblaciones desciende hasta el 84 por ciento y hasta el 64 por ciento en acompañantes”.
En zonas urbanas en Andalucía, Extremadura y Murcia el uso del casco está por debajo de la media nacional.
Considerando que el éxito de la campaña y el cumplimiento de los objetivos previstos radica en la “implicación de los responsables municipales y los agentes locales, que son los que tienen la competencia en que la normativa referida al uso del casco se cumpla en sus vías urbanas”, Interior ha enviado una carta a los alcaldes en la que se les explica la importancia que tiene el uso del casco y se les solicita su colaboración.
En este sentido, el Ministerio destaca que la inmovilización de la motocicleta, “que no es una medida nueva, los agentes de Tráfico de la Guardia Civil ya proceden así en carreteras desde hace años”, ha demostrado que es una herramienta útil y eficaz. Esta medida se viena aplicando en Jerez “desde hace años”, puntualizó la alcaldesa.
“A partir de ahora”, subraya el Ministerio, “esta norma se pone al servicio de los policías locales para consolidar y extender el uso del casco, cuya obligatoriedad en ciudad se remonta a 1992”.
Junto a la inmovilización del vehículo se recuerda por parte del Ministerio del Interior que la moto o el ciclomotor no podrá ser retirado hasta no presentarse con el casco y, además, la infracción se sancionará “con una multa de 150 euros y pérdida de tres puntos del permiso de conducir”.

105 fallecidos hasta el día 11
Como aval de eficacia de las campañas de la DGT, Pérez Rubalcaba presentó datos incontestables: “En los cuatro primeros meses del año, hasta el 11 de mayo, ha habido en las carreteras españolas 105 fallecidos menos de los que hubo el año pasado, casi un 13 por ciento de descenso, lo que quiere decir que si todo va como esperamos el año 2009 lo finalizaremos con menos de 2.000 fallecidos en nuestras carreteras. En 2003 fueron 4.000 fallecidos”.
“En 2007 nos encontramos con un incremento enorme de accidentes de motos”, indicó Rubalcaba que aseguró que “en 2008 empezaron a dar resultados las medidas con un descenso del 25 por ciento. Este año vamos razonablemente bien; hasta el 30 de abril hemos descendido en un 19 por ciento. Hasta el 30 abril de 2008 fallecieron en las carreteras por accidentes de motos 95 personas; en lo que va de 2009 han fallecido 77. Es un descenso importante”.
El ministro insistió en la importancia del uso del casco por motoristas y acompañantes y recordó que “el 75 por ciento de las heridas por accidentes de moto lo son en la cabeza”.

17 veces más fácil morir en moto que en coche
La Dirección General de Tráfico reseña en una nota que el uso de motocicletas y ciclomotores como alternativas al coche para los desplazamientos urbanos es una realidad que en los últimos años ha quedado patente tal y como lo demuestra el aumento significativo de sus ventas, en especial en las zonas de costa. El parque de motocicletas ascendió un 30 por ciento entre el año 2003 y 2007, hasta alcanzar la cifra de cinco millones, lo que representa un 15 por ciento del parque total de vehículos.
A las ventajas que ofrecen los desplazamientos en moto (tiempo, aparcamiento, libertad...) hay que sumarle algunos inconvenientes importantes como la vulnerabilidad y el peligro de su conducción.
El riesgo de fallecer en accidente de motocicleta es 17 veces mayor que en un accidente de coche. Además, las motos están implicadas (no quiere decir que sean culpables) en el 31 por ciento de los accidentes de tráfico
Según la DGT, en el año 2007 fallecieron 268 motoristas en zonas urbanas (107 conducían ciclomotores y 161, motocicletas), el 21 por ciento de ellos no llevaban casco. En el mismo año, 27.127 motoristas resultaron heridos por accidentes de tráfico en vías de demarcación municipal. La edad media de los fallecidos se encuentra en los tramos de 15 a 20 años y de 25 a 34 años.
El Ministerio del Interior advierte que “el impulso definitivo para el incremento del uso del casco necesita del respaldo y la colaboración de todos: de los ayuntamientos y policías locales, de padres y educadores, de motoristas y medios de comunicación”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
La Junta tendrá listo en breve el anteproyecto de la Ley del Olivar
chevron_right
Griñán aboga por un mayor compromiso autonómico

¿Cansando de leer noticias?

Andalucía Información pone a disposición de sus lectores un servicio gratuito de lectura dictada. Entra en cualquier noticia y pincha sobre el botón rojo que hay debajo de la foto.