Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

El Grupo Cosentino insiste: su producto no es nocivo para la salud

Anaes sin embargo reitera que no hay manera de manipular el conglomerado sin que afecte a la salud

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Desde Anaes piensan que “se debería dejar de fabricar este material si realmente se quiere acabar con el brote de silicosis. No hay manera de manipularlo sin que sea nocivo. Hay compañeros que no han cogido una rotaflex en la vida, y están enfermos.  Hay quienes lo hemos trabajado en húmedo, y también estamos enfermos. Otros también sólo se dedicaban a montarlo en las casas, y también están enfermos. Y estos últimos no estaban expuestos al polvo como otros, ocho horas al día. Es un polvo tan fino que entraba hasta en las oficinas. Lo dicho, tenemos que insistir, si se aprecia la salud, si se aprecia la vida, que dejen de trabajar y manipular ese conglomerado, aunque entendemos que viendo la mísera pensión que queda, entendemos que con lo que hay que luchar para obtener una paga mínima, pues entendemos que muchos trabajadores que tienen familia a su cargo no quieren ni pueden dejar su empleo. Eso lo llamamos ponerse una venda en los ojos, aunque la salud es lo más importante".

Pero según el Grupo Cosentino “se ha demostrado que la exposición al material no tiene ningún efecto nocivo para la salud. Y el corte, elaboración e instalación de Silestone® puede hacerse de forma totalmente segura si se siguen unas sencillas  medidas de seguridad que son las mismas que se requieren para el corte y pulido de cualquier tipo de piedra natural o artificial” e insiste en que “Silestone® no requiere medidas de seguridad adicionales o diferentes respecto de las que se utilizan para manipular, por ejemplo, el granito, la cuarcita o la arenisca”.

Por tanto, para la empresa “la silicosis se puede y se debe prevenir. Es su manipulación sin medidas de seguridad la que puede resultar perjudicial para la salud. Y es ahí donde se debe actuar con mayor diligencia”.

De hecho insisten en recordar que “en el único caso en el que nos trataron de imputar una responsabilidad, se demostró que el centro de trabajo no cumplía con los requerimientos necesarios para tratar la piedra, por lo que Cosentino resultó absuelta en el procedimiento”.

Por ello “es fundamental conseguir que los responsables de las empresas de corte, pulido e instalación de materiales de piedra velen por el cumplimiento de las medidas de seguridad”.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN