Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 23/04/2021

La Policía Local imputa a 10 personas por uso indebido de las tarjetas de discapacitados

Después de muchas quejas, el Ayuntamiento ha decicido por las buenas solucionar sólo el problema de las tarjetas de aparcamiento para discapacitados que se falsifican

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Se han detectado 10 casos de personas que falsificaban las tarjetas de aparcamiento para discapacitados.
  • El Ayuntamiento ordena una campaña para perseguir a los ?incívicos? que no respetan la norma
La Policía Local ha puesto  en marcha en los últimos días una campaña que pretende promover el uso adecuado de las zonas de estacionamiento reservadas para discapacitados que existen en diversos puntos de la ciudad, al objeto de  prevenir el posible fraude en la utilización del espacio de la vía pública reservado a estos menesteres, ya que últimamente se han detectado varios casos en los que se estaba haciendo un uso indebido del título.
La Policía Local recuerda que la tarjeta debe ser utilizada tan sólo cuando el titular sea el conductor o viaje como acompañante. Las infracciones detectadas se centran principalmente en la falsificación o fotocopia de la acreditación -la tarjeta azul que identifica al conductor como usuario de estos espacios-, y se ha constatado que los propios titulares escanean en color y ceden para uso fraudulento a familiares o amigos,  por lo que la Policía Local advierte de que se trata de un presunto delito de falsedad en documento público.
Desde la Delegación de Tráfico se destaca que su uso por parte de personas no autorizadas, familiares o amigos principalmente,  cuando no transportan a la persona beneficiaria,  podría dar lugar a la  anulación de la tarjeta.
Al detectarse un caso, la Policía Local instruye diligencias ante la autoridad judicial, y hasta la fecha, se ha imputado a un total de diez personas. El segundo paso que se da es que los hechos se ponen en conocimiento de la Junta de Andalucía.
La actuación llevada a cabo por la Policía Local, una vez detecta este tipo de infracción, es localizar al conductor del vehículo al objeto de confirmar la autenticidad de la tarjeta, y de no ser posible, entonces se retira con la grúa al depósito, procediendo al precinto policial,  hasta la comparecencia del conductor para realizar las verificaciones oportunas.
El fin primordial que se ha marcado  “es conseguir que las plazas reservadas sean respetadas para que puedan ser utilizadas por quienes verdaderamente las necesitan, y no por personas incívicas e insolidarias, por lo que en cualquier momento del día los vehículos que se hallen mal estacionados podrán ser denunciados”, ha explicado el concejal delegado de Tráfico, Evelio Ingunza.

La ordenanza prevé la reserva de estas plazas
La ordenanza municipal de Accesibilidad en la ciudad, que regula el acceso y utilización de los bienes y servicios existentes en la ciudad, y específicamente las zonas de estacionamiento de vehículos en vías o espacios libres públicos, “ya prevé la reserva al menos, de una plaza permanente debidamente señalada para vehículos que transporten personas con movilidad reducida por cada cincuenta plazas de aparcamiento, situada tan cerca como sea posible de los accesos peatonales”, apostilló el teniente de alcalde Evelio Ingunza.

COMENTARIOS