Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 23/04/2021

Expositor

...Y esta boca es mía

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai

Aceituna que se las pela, telarañas en los cortijos, turnos cortos en las almazaras. Mañanas, como esta, se han sucedido en Jaén durante el corto espacio en que transita un año, sin pena ni gloria. Nos pinchan, y no sangramos. Por eso, dice mi barbero, sería regocijante, estimulante, equilibrador, que en el balance de 2014 la portada fuera que la diosa fortuna del Gordo de la Lotería del próximo lunes nos trajo millones a espuertas. Gracias a los décimos, no a las vareadoras.Pero, por honestidad, narcóticos del azar al margen, no está el pálpito de Jaén cómo para una recapitulación amable de otro cierre de ejercicio ocupando cola en cualquier indicador económico estatal. Ningún alarde, ningún gran proyecto, ninguna buena nueva importante. Ni en presupuestos públicos ni en inversiones privadas. A partir de ese escenario, el goteo demográfico de jóvenes jiennenses bien preparados que abandona su tierra deja reguero de arrugas en la faz de una provincia que, irremisiblemente, lo acaba de certificar el CES, sumida en la pensión, el subsidio y el emprendimiento por necesidad estricta, envejece.


Desde palacios en plazas contiguas, a la cruda realidad de las estadísticas oficiales –heridas de muerte, las palabras-, no escapan los dos principales líderes de la política jaenera, Francisco Reyes y José Enrique Fernández de Moya, que se echan las culpas mutuamente, con el consabido soniquete dialéctico para párvulos, por el escaso acierto discriminatorio de los gobiernos central y autonómico hacia esta circunscripción, aunque son incapaces de reconocer en público que, a efectos prácticos, hoy por hoy, ambas administraciones, con respecto a Jaén, transmiten la misma insuficiencia; es decir, son la misma mierda.


La suerte de ellos, con todo, en las postrimerías del mandato 2011-2015, es que ambos dispondrán de tesorería para afrontar sin apreturas el medio año que queda. Una diputación solvente, motor económico de Cádiz, se vanagloriaba esta misma semana -en twitter- el presidente del PP gaditano, Antonio Sanz. No resulta excepcional, pues, la buena salud de la institución que preside el socialista Reyes, bienestar financiero común en el que dormitan el medio centenar de diputaciones restantes. En cambio, su encarnizado adversario De Moya, más proclive que nunca al autobombo, después de sobrellevar un trienio negro-negrísimo, en su primera experiencia como alcalde, aguarda ahora –como avanzó la pasada semana este periódico- el maná de 24 millones de euros de adelanto de la PIE (Participación en los Impuestos del Estado), dádiva del gran hacedor Montoro, a decir del subdelegado Lillo, para atender puntualmente las nóminas y permitirse algún que otro lavado de cara preelectoral.


Así, al otro lado de los nacimientos y de la primavera, aguardan el vendaval de las urnas, la promesa de Rajoy de recuperación, el definitivo ocaso –qué sarcasmo- de la crisis conocida, la opción Sáenz de Santamaría, el efecto gaseoso de Podemos en los sondeos, el sex appeal banal de Pedro Sánchez frente a las prisas –tan buenas consejeras- de Susana Díaz, y la pretendida reencarnación de IU –también en las encuestas-, a través de nuevas figuras emergentes como Alberto Garzón o Tania Sánchez. Y ahí lo dejo, junto a tu primer café de la semana, y al Viva doblado del lunes, pelado y afeitado, ilustrado barbero, porque, claro que sí, esta boca es mía.

Lo nuestro duró...

Cámara. ¡Ya tenemos los aplazamientos!, proclamaba, el viernes, eufórico, el presidente Barrionuevo. La intercesión de Lillo ante los jefes departamentales de Hacienda y Seguridad Social en Jaén surtió el plácet deseado. Era el ulterior escollo antes de liberar el crédito preconcedido por la Caja Rural y facilitar el principio de acuerdo para que la propiedad de la sede cameral de la calle Hurtado pase a manos de Diputación. Barrionuevo confía en disponer de ese aval de gestión, y del descrédito que supondrá para sus oponentes la revelación final de la auditoría 2011-2013 encargada por la dirección general de Comercio de la Junta, para aspirar a revalidar su cargo en el inminente 2015, si se convocan elecciones tal y como está establecido. Plan de Empleo Joven. Diversos ayuntamientos de la provincia aprovecharon los fondos de contratación de la Junta para incorporar por seis meses a periodistas y realizadores audiovisuales con que nutrir sus alicaídas –o inexistentes- áreas de comunicación. Venta de gestión, a tutiplén. Los contratos terminan a principios de mayo. Quienes demuestreneficiente valía, si sus superiores son reelegidos, tienen trabajo asegurado a partir del segundo semestre. O no. PSOE. Bisbisean afines a la plataforma ‘Todos con Manolo’ que el mejor favor que podría hacerle Paco Reyes a Fernández Palomino sería acompañarle de ‘3’ en su candidatura electoral. Malditos bastardos. PP. Apuesta. Sin Miguel Ángel García Anguita, ¿quién se postula a ser el ‘2’ de José Enrique? ¿el imprescindible Contreras o el otro, Cuki Márquez, el del PGOU por montera?

COMENTARIOS