Actualizado: 19:41 CET
Viernes, 02/08/2019

Andalucía

El 40% de los trabajadores del Santander toman antidepresivos por la "presión laboral", afirma CCOO

Comisiones Obreras denuncia que la jornada laboral se aproxima a las 12 horas diarias y tienen que justificar cada dos horas las ventas realizadas.

  • Banco Santander.

La Sección Sindical de CCOO de Andalucía del Banco Santander ha convocado protestas de delegados y delegadas en las principales ciudades andaluzas contra la política de personal de la empresa. El pasado martes se concentraron a las puertas de la sucursal del Palillero para denunciar la situación de “acoso” que sufre la plantilla.

La secretaria general de la Sección Sindical de CCOO del Banco Santander en Andalucía, Nuria Moreno, aseguró a VIVA CÁDIZ que llevan años tratando de convencer a la Dirección de la primera entidad del país de que su política comercial “basada en una presión insoportable a la plantilla, las prolongaciones sistemáticas de jornada con el consiguiente fraude a la Seguridad Social”, el recorte de “miles de puestos de trabajo” y el “deterioro progresivo” de las condiciones de trabajo en las oficinas, redunda en una peor atención a la clientela, y es “tremendamente nociva para la plantilla y muy perjudicial para la propia entidad y para la salud de los trabajadores”. De hecho, según Moreno, el sindicato ha constatado que el 40% de los compañeros están tomando antidepresivos para soportar la situación de estrés y tensión que padecen a diario. Por ello, el sindicato ha decidido iniciar actuaciones “contundentes” en los ámbitos públicos, laborales y/o jurídicos que sean necesarios, para detener lo que consideran un ataque a la profesionalidad de la plantilla del Banco de Santander y una vulneración de los legítimos derechos individuales y colectivos.

Estas acciones se emprenden, según Moreno, “porque no es admisible el deterioro del clima laboral y la presión desmedida ejercida sobre la plantilla, en una entidad que el pasado año duplicó sus beneficios, obteniendo 4.370 millones y que recortó más de 3.000 empleos, que está compensando con las sistemáticas prolongaciones de jornada de los trabajadores” que han quedado en la entidad bancaria.

Moreno indica que la política actual de la empresa “es de mobbing encubierto, amenaza velada, con un estilo directivo que no aporta, sino que controla y en el que cada dos horas se nos exige un reporter de las ventas que se han hecho”. A esto hay que sumar las horas extra que no se pagan, y el sistema de incetivos que hay implantado que es prácticamente imposible de alcanzar.

En tres días, el sindicato ha conseguido 1.030 firmas en el 60% de las oficinas de Andalucía. El 24 de junio volverán a concentrarse a las puertas de todas las oficinas de la comunidad autónoma a fin de conseguir que se les escuche.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Susana Díaz inmortaliza su presencia en la proclamación con un 'selfie'
chevron_right
Málaga pide al Rey que inaugure el Caminito que recuerda a su bisabuelo