Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 04/08/2021

Andalucía

Tres testigos ratifican la coartada del presunto cómplice la noche del crimen de Marta del Castillo

El juez de instrucción 4 de Sevilla ha tomado declaración a la novia del presunto cómplice y a dos amigas de su pandilla, con cuyo testimonio "están totalmente cubiertos" los movimientos de Samuel la noche del 24 de enero, según han informado fuentes del caso

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La novia de Samuel B.P. implicado en la desaparición de Marta del Castillo acompañada de su padre, a la salida de las dependencias judiciales.
Tres jóvenes han ratificado hoy ante el juez la coartada de Samuel B.P., presunto cómplice en la desaparición de Marta del Castillo, durante la noche en la que se produjo el crimen.

El juez de instrucción 4 de Sevilla ha tomado declaración a la novia del presunto cómplice y a dos amigas de su pandilla, con cuyo testimonio "están totalmente cubiertos" los movimientos de Samuel la noche del 24 de enero, según han informado fuentes del caso.

Estos testimonios se unen a los de cuatro personas que la semana pasada ratificaron los movimientos de Samuel y que, según las citadas fuentes, le impedirían haber estado en el piso de la calle León XIII de Sevilla ayudando al presunto asesino, Miguel C.D., a deshacerse del cuerpo de Marta del Castillo.

Este es el segundo acusado cuya coartada es confirmada en declaraciones ante el juez, ya que la actual novia y la ex esposa de Francisco Javier D.M., hermano de Miguel, aseguraron que estuvieron con él toda esa noche, en contra de la versión que sostiene el juez en su auto de prisión de que se quedó en el piso "limpiando restos y huellas".

Mientras tanto, hoy continúa la búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo en el vertedero de Alcalá de Guadaíra, que comenzó el pasado 20 de marzo.

La búsqueda en el vertedero de Alcalá de Guadaíra comenzó después de que Miguel C.D. cambiase su versión y afirmase que arrojó el cuerpo a un contenedor y no al río Guadalquivir, donde estuvo buscándolo un dispositivo de más de doscientas personas durante un mes y medio.

COMENTARIOS