Higuera de la Sierra celebra la Romería de la Virgen del Prado

Este fin de semana los vecinos de Higuera de la Sierra caminan hasta el paraje del Prado para pasar la jornada junto a su venerada patrona

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Virgen del Prado -
Aunque no es hasta mayo cuando los vecinos de Higuera de la Sierra celebran la fiesta en honor a su patrona, la Virgen del Prado, es ahora, en torno al día de la Encarnación cuando tiene lugar su romería, romería que se celebrará el próximo domingo, como día más cercano a la celebración de esta onomástica. “Hace muchos años, recuerda Avelino Sánchez, hermano mayor de la hermandad desde hace 11 años, la romería tenía lugar el mismo día 25, y no importaba si caía en domingo o, como este año, en miércoles, todos íbamos, unos a pie, otros en burro, en mula y los menos a caballo, a rendir nuestro homenaje a nuestra patrona”.
Durante toda esta semana los miembros de la hermandad han venido realizando limpieza en el entorno de la ermita, en un lugar cercano a la carretera nacional, en una edificación rural de estilo mudéjar, de la que se conserva algunos elementos, reformada en el siglo XVI.
La imagen titular despertaba una gran devoción antaño, como ahora también, por ejemplo, como en La Granada de Riotinto, donde continúa habiendo un gran número de seguidores, que acompañan a los vecinos de Higuera de la Sierra en este día de romería, “los vecinos de La Granada hacen también una misa este día de romería, también cantan, siempre recordando los tiempos en los que existía una hermandad en esta localidad”, señala Avelino Sánchez.
El lugar en el que se encuentra la ermita se cubre de multitud de personas en esta jornada de romería y de hermandad.
Los romeros lo tienen todo a punto para que a las 9 de la mañana, se inicie la marcha desde la parroquia, portando el simpecado.
Tras varias paradas, los peregrinos llegan al arroyo del Rey y allí todos juntos vuelven a partir para llegar hasta el prado.
Según recuerda el hermano mayor, “hace muchos años, la romería la hacíamos por la carretera, ya que en aquel entonces no pasaban apenas coches y no había peligro, pero con el paso del tiempo, todo fue cambiando y ya nos denegaban los permisos por parte de la Jefatura Provincial de Tráfico”. Aquello hizo que la hermandad tuviera que tomar una drástica decisión, si querían continuar con su tradición de visitar a su patrona el día de la Encarnación. Y fue a partir de entonces como empezaron a tomar un camino que conduce hasta el lugar de veneración y que dista del pueblo en torno a 9,5 km. “Es un camino muy bonito, comenta Avelino Sánchez, lo que ocurre es que en algunos tramos se encuentra bastante deteriorado, pero por lo menos vamos tranquilos y sin temor a los coches”.
Pero si la romería la realizan por este camino, la traída y la llevada de la Virgen, en los meses sucesivos, se sigue llevando a cabo por la carretera, de momento, ya que “por la carretera traer la Virgen a cuestas se hace bien, pero si tuviéramos que hacerlo por el camino, sería muy doloroso, dado el estado en algunos tramos”, comenta Avelino Sánchez.
La llegada a la ermita tiene lugar en torno a la una del mediodía, que es cuando se celebra la misa de hermandad a cargo del párroco de Higuera de la Sierra.
Y así transcurre este día, en el que, bajo ningún concepto ni precepto médico, puede faltar la tradicional empanada, que puede ir rellena de muchísimos y ricos manjares de la comarca.
Mientras tanto, todo aquel que quiera acudir a ver a su patrona puede hacerlo, pues durante toda la jornada se encuentra abierta la ermita. Además, ya anuncia el hermano mayor que las ocho mayordomas de la hermandad, han preparado un cocido, barbacoa y mucha más comida y bebidas, justo en las traseras de la ermita, en donde quieren invitar a los peregrinos.
El retorno a Higuera se producirá hacia las cinco y media de la tarde, tras el canto de la salve. Es sobre las seis cuando colocan el estandarte en su lugar y se produce el regreso a casa.
Ahora habrá que esperar siete semanas, hasta Pentecostés, para volver de nuevo a llevar, en este caso a la patrona, a que vea a sus hijos ya en el pueblo, en la parroquia, momento muy esperado por todos los que celebran comuniones, bodas y bautizos en la localidad.
En este día, el hermano mayor echa de menos los tradicionales trajes de flamenca, que, según augura, “cada vez se ven menos”.
Desde hace once años, tiempo que Avelino Sánchez lleva como hermano mayor, los cambios se han sucedido, como la construcción del simpecado, del cual la hermandad carecía, pro lo que antes el estandarte se llevaba en brazos directamente hasta el prado. Esto ocurrió hace en torno a unos 8 años, y el coste de la parte superior ascendió en aquel entonces a unos 4.000 euros, aproximadamente.
Por otra parte, la ermita se restauró también hace varios años, arreglos que se centraron en la techumbre, que se encontraba caída. Ahora, durante toda esta semana los vecinos y miembros de la hermandad han ido realizándole mejoras, encalándola y quitando las hierbas surgidas a su alrededor, para tenerlo todo a punto de cara a este próximo domingo y que la Virgen del Prado reciba la visita de sus hijos. Es por ello que, desde la hermandad, Avelino Sánchez, su hermano mayor quiere lanzar una invitación a todos los que en ese día quieran unirse a esta jornada de hermandad.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN