Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 27/06/2022  

Andalucía

La Catedral sabe a chocolate

La capital, Úbeda, Baeza y Cazorla, con sus monumentos naturales y culturales, son este año el escenario en el que Artesanos Galleros ambienta su Belén de Chocolate, para el que han utilizado 1.450 kilos de chocolate blanco y negro

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Jaén de chocolate.

Los maestros chocolateros de Rute (Córdoba) se han acordado este año de la Catedral de Jaén y su andadura para convertirse en Patrimonio de la Humanidad y en su tradicional Belén de Navidad de Chocolate, aparece el templo, las ciudades patrimoniales Úbeda y Baeza, y la localidad de Cazorla.

Un total de 1.450 kilos de chocolate blanco y negro ha sido la materia prima de la que se han valido los maestros artesanos de Rute para modelar su tradicional belén navideño, que ha alcanzado su decimotercera edición con una espectacular recreación de la provincia de Jaén. Jaén capital, Úbeda, Baeza y Cazorla, con sus más reconocidos monumentos naturales y culturales, son este año el escenario en el que han ambientado el belén, cuyo nacimiento, con sus Reyes Magos, Jesús, la Virgen y José, está ubicado en una ficticia cueva del Parque Natural de Segura y las Villas.

Es el resultado de meses de trabajo de la familia Garrido, gerentes de Artesanos Galleros, una empresa de dulces, que hace su "agosto" en Navidad.

El maestro chocolatero Jorge Garrido ha explicado a Efe que la elección de Jaén este año se enmarca en las intenciones de la capital, de que su Catedral sea declarada Patrimonio de la Humanidad. Está reproducida en este dulce belén con su estilo renacentista, junto a una luminosa Plaza de Santa María, y que forma parte de una obra que este año ha ganado 10 metros más de superficie con respecto a años anteriores, lo que permite apreciar mejor todos sus detalles técnicos.

En su elaboración se han invertido 1.450 kilos de chocolate blanco y negro, y que su modelaje dura varios meses, con un proceso que arranca en abril con la maquetación y planificación del belén, que se construye entre julio y septiembre.En este proceso han trabajado siete personas, a temperaturas que nunca pueden bajar de los 23 grados, para que el chocolate no se ablande.

Con todo listo, el Belén de Chocolate abrió sus puertas en octubre.Desde entonces el número de visitas ha sido "incontable", según Garrido, que señala que el pasado puente de diciembre ha sido "una locura" para Artesanos Galleros.

TE RECOMENDAMOS