Actualizado: 20:20 CET
Lunes, 15/07/2019

Andalucía

Tiembla Cádiz a la hora de comer

Un terremoto de magnitud 2,8 en la escala de Richter se ha dejado sentir en la capital gaditana este miércoles, al mediodía, sobre las 14.28 horas local. Dada su baja intensidad no hubo que lamentar daños dada la baja intensidad del mismo

  • Epicentro del seísmo

Un terremoto de magnitud 2,8 en la escala de Richter se ha dejado sentir en la capital gaditana este miércoles, al mediodía, sobre las 14.28 horas local, según datos confirmados por el Instituto Geográfico Nacional y que han sido consultados por este medio. Muchos vecinos de la capital y de las localidades que rodean a la Bahía gaditana, han sentido durante unos escasos segundos cómo temblaba el suelo y se movía incluso de forma leve el mobiliario de sus viviendas y oficinas.
De hecho, el Servicio de Emergencia del 112 atendió tras el seísmo más de 40 llamadas de personas alertando del mismo, aunque tal y como explican desde el citado servicio, todas hacían referencia a movimientos de muebles y objetos, sin que hubiese que lamentar daños materiales, ni humanos.

Asimismo, a las 21,52 horas de este martes se registraba otro terremoto de 1,7 grados sentido débilmente en la localidad de Puerto Real.

El epicentro del mismo se situó en el mar, al suroeste de la capital gaditana, concretamente a una latitud de 36.5133 grados norte y a una longitud de 6.3203 grados oeste, es decir, a unos diez kilómetros de la costa. Debido a que el movimiento sísmico tuviera una profundidad superficial, provocó que en tierra se notase los efectos de su onda expansiva, tal y como explica José Benito Bravo, jefe del servicio del Instituto Geográfico Nacional.

Benito Bravo indicó a este medio el hecho de que en menos de 24 horas se hubiesen dado dos pequeños terremotos en la Bahía de Cádiz,  “no es un motivo para preocuparse, pero claro, nunca se sabe, es imposible predecir si habrá un movimiento sísmico de mayor magnitud”. En este sentido, señala que “desde que tenemos documentación y mediciones fiables, es decir, desde mediados del siglo XX, no hay constancia de terremotos destructivos en la zona”.

Cuestionado sobre si hay posibilidades de que se genere un tsunami, Benito Bravo indicó que con esta magnitud no es posible, “tendría que rondar la magnitud 6 en la escala Richter” y el de ayer fue de 2,8.  Con lo cual, el movimiento de ayer está muy alejado de la posibilidad de generar un tsunami.

En definitiva, por ahora no hay motivos para preocuparse, aunque están atentos ante la posibilidad de que se sucedan otros movimientos con mayor potencia y fuerza, porque antes de uno destructivo hay pequeños avisos que llaman premonitores.


Lo importante es saber que desde la Red Sísmica Nacional no encuentran extraños estos últimos movimientos sísmicos, sobre todo en el Golfo de Cádiz. El problema que es en esta ocasión el epicentro ha sido superficial y cerca de la costa. Mientras más alejado esté de tierra, estaría a mayor profundidad bajo el mar, atenuando su onda expansiva.

Por otro lado, personal tanto del servicio de Socorrismo de Playas buscaron información sobre si este terremoto influiría en las mareas, pero sólo por cuestiones de prevención.
Es destacable también que las redes sociales se hicieron eco del movimiento sísmico, entre afirmaciones de personas que han sentido el temblor y otras que se creían que les había dado un mareo, pero que no pensaron en ningún momento que se trataba de un terremoto. Hubo más movimiento en las redes sociales que en tierra.


 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Valderas: Zoido demuestra que "no pinta nada" en el PP nacional
chevron_right
Muere apuñalada en plena calle