El tiempo en: Andalucía
Miércoles 14/04/2021

Los ecologistas critican ?la dejadez? en Medio Ambiente

Una tubería rota expulsa aguas negras que "contaminan" la playa de Bajo de Guía

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • La playa de Bajo de Guía está sufriendo las consecuencias por la rotura de una tubería.

El grupo Ecologistas en Acción ha presentado una queja a la delegación municipal de Medio Ambiente debido a que "la rotura de una tubería está originando la expulsión de residuos y aguas negras al mar, y esto a su vez, está contribuyendo a que aumente la contaminación del agua de la playa de Bajo de Guía", según han denunciado. 

La tubería de alcantarillado que va desde Bonanza hasta Bajo de Guía atraviesa una línea de playa de “forma ilegal”. Por esta razón, los ecologistas han manifestado que “es una medida que contribuye al aumento de las probabilidades de fracturas de la tubería”, que por otra parte, suelen producirse “de manera frecuente”, por lo que el índice de contaminación de las aguas “va en aumento”. Además, se une el hecho de que Bajo de Guía sea un punto de Sanlúcar - sobre todo los restaurantes y las terrazas de la zona- muy visitado por los turistas, “dejándoles muy mala impresión”. 

Esta queja fue presentada hace unos días a la delegada municipal de Medio Ambiente, Inmaculada Muñoz, y según fuentes ecologistas “todavía no han hecho nada”. En este sentido, el grupo Ecologistas en Acción hace hincapié en la “dejadez de la delegación municipal de Medio Ambiente”, justificando su versión en que “el 30 por ciento de las muestras recogidas por la Consejería incumple los mínimos legales de depuración de las aguas”. Estos datos -según fuentes ecologistas- han sido “extraídos de los últimos resultados que tienen ellos del año 2007” y que proceden de los controles que ha realizado la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Ante este panorama, los ecologistas inciden en que la Consejería “está cometiendo infracciones en base a la normativa vigente ya que las playas de Sanlúcar se están convirtiendo en un foco de contaminación que vierte a través de un emisario a la playa de Las Piletas”. En este sentido, los ecologistas se han hecho eco de la situación y han presentado sus quejas en más de una ocasión ante el Ayuntamiento de la localidad cuyos responsables han respondido “que la depuradora funciona perfectamente”. 


ARROYOS


Si bien los ecologistas están “indignados ante la dejadez de la delegación municipal de Medio Ambiente ya que no atienden a las peticiones y quejas de esta asociación”, los ecologistas insisten en que hay más zonas de Sanlúcar que son también y, en mayor medida, fuentes de contaminación. 

Este grupo hace referencia a la situación actual del Arroyo del Salto del Grillo que vierte “un considerable caudal de aguas residuales que va directamente a la playa de Bajo de Guía”. En este caso, los ecologistas culpan al concejal del Partido Andalucista de Sanlúcar, Antonio Prats, debido a que esta situación se remonta a la época en la que el andalucista fue delegado municipal de Urbanismo. En aquel entonces -según fuentes ecologistas- “Antonio Prats ordenó que se conectara entre sí el arroyo del alcantarillado de un conjunto de viviendas de la zona del Camino de Sevilla y del Pago Miradamas, que se construyeron de forma ilegal”, señalaron. 

La problemática avanza debido a que el vertido ha crecido en los últimos años, por lo que el grupo Ecologistas en Acción prevé que, “actualmente, se vierten al mar en torno a diez litros por segundo de residuos, es decir, unos 800 metros cúbicos al día, que viene a ser el vertido de las aguas residuales al río Guadalquivir de más de 3000 personas”, señalaron. 

Esta situación según fuentes ecologistas fue denunciada y el Consejo Local de Medio Ambiente “se puso en marcha pero desde entonces han pasado varios años y no han continuado arreglando el problema”. 

El Arroyo de San Juan y el que se encuentra a pocos metros del Baluarte del San Salvador son otros lugares de Sanlúcar que se están viendo perjudicados por el “masivo vertido de aguas residuales”. En este caso, los ecologistas denuncian que “este arroyo es escenario de la mezcla de aguas pluviales y residuales” y, además, “se suma que en los días de lluvia los llamados aliviaderos vierten la misma mezcla pero en la playa”, dando lugar, por tanto, “al aumento de la contaminación en estas aguas”. 

Ante esta situación y después de todas las quejas interpuestas ante la delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento a las que esta asociación asegura “han hecho caso omiso”, por lo que “culpan al equipo de Gobierno de ser los únicos responsables legales de la situación de contaminación en diversos puntos de la localidad”.

COMENTARIOS