Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 05/08/2021

Andalucía

La eficacia en la gestión del agua

El pasado 3 de febrero se firmaba la sede de la Fundación Tres Culturas de Sevilla el Acuerdo Andaluz por el Agua, un documento en el que han participado casi doscientas asociaciones -entre las participantes en el Consejo Andaluz del Agua y las de de la fase provincial...

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Foto de familia, encabezada por el presidente de la Junta y la consejera de Medio Ambiente, de la firma del Acuerdo Andaluz por el Agua.
El pasado 3 de febrero se firmaba la sede de la Fundación Tres Culturas de Sevilla el Acuerdo Andaluz por el Agua, un documento en el que han participado casi doscientas asociaciones -entre las participantes en el Consejo Andaluz del Agua y las de de la fase provincial- que busca aumentar la eficacia en la Administración hidráulica, bajo la premisa de la participación, y que tendrá un efecto positivo en el empleo gracias a las obras proyectadas, además de ser la base de “consenso” de la futura Ley del Agua.

El acto estuvo presidido por el presidente de la Junta, Manuel Chaves, y contó con la presencia de la consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, además del vicepresidente primero Gaspar Zarrías, y del delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón. Suscrito por el presidente de la Junta, la Delegación del Gobierno, la FAMP y 21 organizaciones y colectivos vinculados al agua, contó con una amplia representación de estas entidades: la CEA, Faeca, UGT y CCOO, Endesa, la Asociación de Abastecimientos, las de regantes (Feragua, Areda, La Laguna y de Huelva y Almería), agrarias como ASAJA, COAG y UPA, de consumidores (Al Andalus, Facua y UCA), vecinales como la CAVA, la Plataforma del Guadalquivir, el Comité de Agricultura Ecológica y Fundación CENTA.

Chaves agradeció en el acto a estas entidades su “buen trabajo” durante 9 meses para consensuar un documento que espera que sea “un éxito”, mientras que valoró, al igual que lo hiciera Cinta Castillo, la participación de todas las organizaciones, por lo que “es un acuerdo para todos los andaluces, que recoge todos los aspectos sustanciales para abordar de forma integral la gestión del agua en Andalucía”, destacaba.
Así, subrayaba el “efecto positivo” que tendrá en la actividad económica y el empleo, sobre todo en el mundo rural y “en momentos en los que estamos muy necesitados de inversión productiva”, merced al “considerable volumen de inversiones en obras de modernización de regadíos, saneamiento, depuración o conducciones” previstas.
A su juicio, supondrán una “modernización de hondo calado” que afecta a un recurso vital, y apuntó que en la actual situación de crisis hay que “trabajar todos para que cuando entremos en otro ciclo de crecimiento, Andalucía pueda aprovechar a fondo todas las oportunidades, y por eso son necesarias reformas estructurales” como las que representa el Acuerdo del Agua.

Para Chaves, es “un importante paso adelante” con el que, junto a la Ley de Aguas que tramitará este año el Parlamento, culminará el proceso iniciado en 2005 “para asumir y gestionar las competencias plenas de todas las aguas que transcurren por nuestra Comunidad”.

Así, añadió, también se da cumplimiento al Estatuto y se impulsa “el desarrollo de una política de aguas propia, una aspiración histórica de Andalucía”, y recordó que “en sólo cuatro años”, con la “voluntad de consenso de todos”, la Junta ha pasado a asumir todos los recursos “estando, pues, en condiciones de mejorar y modernizar” su gestión y “prestar un servicio de calidad”.

Destacó que este Acuerdo nace con el objetivo de que “el Agua quede al margen de la confrontación política y en su gestión prime siempre el interés general sobre los particulares, que han de ser atendidos en la medida de lo posible”.

Fija el horizonte de 2015 para modernizar todos los regadíos y prevé un plan de medidas para mejorar, adecuar y completar el parque de infraestructuras necesarias para garantizar la calidad de las aguas, con un “papel muy activo” de los entes supramunicipales.

El presidente apuntó además, entre otros “grandes retos” que están “a nuestro alcance”, el de aumentar la eficacia, modernizar y hacer más cercana la Administración hidráulica, “fomentando la participación ciudadana y garantizar la igualdad de trato”.

Estas metas requerirán “definir un nuevo régimen económico-financiero del agua sobre los principios de generalidad, equidad, calidad en el servicio, incentivación de la eficiencia, responsabilidad medioambiental y transparencia” junto al de recuperación de costes, asimilado por la Directiva Marco de Agua. Con ello, según Chaves, persiguen una política de tarificación y de precios “más eficiente”, que contemple “la generalización de la facturación por consumo y la implantación de tarifas que incentiven el ahorro y penalicen el mal uso”.

Doñana como escaparate preferente de la conservación

La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, ha declarado que “la Junta de Andalucía ha aceptado el reto de convertir a Doñana en un escaparate preferente donde la conservación de la fauna y el progreso de una comarca rica en recursos y oportunidades van de la mano”.

La consejera, que participó en un encuentro organizado por WWF/Adena para celebrar sus cuarenta años de presencia en Doñana, ha resaltado la labor que desarrolla esta organización conservacionista para preservar este espacio natural protegido. En este sentido, Castillo recordó que el compromiso de WWF con esta tierra se remonta a 1964, año “en el que unas personas ciertamente visionarias adelantadas a su tiempo” adquirieron su primera finca en el antiguo Coto de Doñana.

Desde entonces, esta asociación es, según la consejera, “una referencia obligada en Doñana y su trabajo ha ido creciendo en beneficio de la preservación de este espacio y su entorno, coadyugando en la reducción de las amenazas que suponen aquellas actividades humanas ejecutadas sin control”.

Por último la titular de Medio Ambiente destacó que no se entiende Doñana, considerado como el mayor humedal de Europa, “sin el apoyo de los poderes públicos, pero tampoco sin el concurso de organizaciones que, como WWF, empeñan ilusiones, dedicación y trabajo para que todos disfrutemos de Doñana en las mejores condiciones y durante el mayor tiempo posible”.

COMENTARIOS