Actualizado: 13:19 CET
Sábado, 21/04/2018

Alcalá la Real

La ginecóloga del Hospital de Alcalá Margarita García Carriazo, premiada por un estudio para crear terapias personalizadas contra el cáncer

El estudio describe una metodología que permite analizar las células que se desprenden del tumor primario y se encuentran en el torrente sanguíneo

  • La ginecóloga Margarita García Carriazo.

La doctora en Ginecología Margarita García Carriazo de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, perteneciente al grupo de investigación de Inmunobiología Tumoral de la Universidad de Jaén, ha sido premiada junto a dicho grupo en la ‘XVI Convocatoria de Premios a Trabajos Científicos e Inéditos 2012 Dr. Manuel Segovia Morón’, ofrecido por el Colegio de Médicos de Jaén y patrocinado por la Caja Rural de Jaén. Esta facultativa, que desarrolla su labor asistencial en los Hospitales de Alta Resolución de Alcaudete y Alcalá la Real, forma parte de la investigación que lleva por título ‘Descripción de una metodología que posibilita el estudio individualizado e integral de células tumorales circulantes en tumores de origen epitelial’.

 

El trabajo describe una metodología que permite estudiar de forma individual las  células tumorales circulantes, que son aquellas que se han desprendido de un tumor sólido, como son el de mama o colon, y están circulando por el torrente sanguíneo. Estas células poseen características malignas y se ha comprobado su potencial para desarrollar metástasis.

 

Según Margarita García Carriazo, “estas células son la ‘semilla’ que facilitan la propagación del cáncer a otros órganos a través de la sangre o vasos linfáticos. Su estudio específico contribuye a desarrollar terapias individualizadas y particularmente dirigidas contra ellas, lo que previsiblemente afectará de forma positiva a la eficacia y especificidad de los tratamientos”.

 

Para realizar la investigación, se aplicó esta metodología a un enfermo diagnosticado de cáncer de colon. Antes de la cirugía, se pudieron detectar en sangre periférica células tumorales circulantes y estudiarlas de forma individualizada, tanto genética como fenotípicamente; es decir, observar aspectos como su  morfología, expresión de marcadores en su superficie y número de copias de ciertos genes.

 

Una vez realizada esta parte, se procedió a comparar estas características con las células del tumor primario. Los resultados dieron dos conclusiones fundamentales. En primer lugar, se comprobó que las células tumorales circulantes pueden tener características muy diferentes a las células localizadas en el tumor primario. En segundo lugar se comprobó que con esta metodología de estudio se podría complementar los resultados obtenidos con la tradicional biopsia, lo que permitiría una mayor optimización de los tratamientos en cada paciente.

 

COMENTARIOS

Andalucía Información Andaluca Informacin