Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/06/2022  

Francisca Clarines, del restaurante 'Islantilla', se hace con el primer puesto de La Nariz de Oro

Un total de 4 sumilleres se clasifican en Sevilla para la final de este prestigioso concurso

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Entrega de premios del concurso, celebrado en Sevilla

Un total de 4 sumilleres se han clasificado en la semifinal celebrada en Sevilla de la XXII Edición de La Nariz de Oro, el mítico concurso que premia a aquel sumiller capaz de distinguir un vino en una copa negra, guiado sólo por su olfato.

La prestigiosa competición, organizada por la revista Vino+Gastronomía y patrocinada por Azpilicueta, Dinastía Vivanco, Bodegas Torres, Vilas del Turbón, Chef & Sommelier y Chivas Regal reunió en el Hotel Silken Al-Andalus de Sevilla a la mejor cantera de sumilleres del sur del país.

El certamen congregó a casi una treintena de sumilleres, que cataron más de 40 vinos. En la prueba que decidió su paso a la final, realizada con vinos de Bodegas Azpilicueta, los participantes tuvieron que descifrar, tan sólo guiados por su olfato, qué vino se escondía en la copa negra. En esta semifinal los sumilleres afinaron su olfato para identificar una muestra de las viñas de Azpilicueta en Mendavia -Denominación de Origen La Rioja-, un tempranillo de 2011, con ocho meses de barrica en roble americano.

Además, los profesionales participaron en conferencias impartidas por Lionel Vigneron, enólogo de Bodegas Miguel Torres; Elena Adell, enóloga de Bodegas Azpilicueta; Rafael Vivanco, director técnico de Dinastía Vivanco; y Héctor Vega, Brand Ambassador de Chivas Regal.

Aquellos sumilleres que demostraron un olfato privilegiado al identificar el vino oculto en la copa negra fueron los elegidos. Se clasificaron en total 4 sumilleres, Francisca Clarines de 'Islantilla' (La Antilla) como mejor sumiller de la convocatoria; José Manuel Mayo de 'Manolo Mayo', en Los Palacios y Villafranca (Sevilla); José Antonio Gutiérrez de 'Mehnir', en Granada; y Antonio Pacheco de 'Puracepa', en Málaga.

No sólo los sumilleres compiten en La Nariz de Oro, sino que también lo hacen los vinos. Cada año, tanto los profesionales que concurren al concurso como el jurado que los califica, catan a ciegas múltiples vinos que aspiran a convertirse en 'Los Mejores Vinos de España'.

TE RECOMENDAMOS