Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 04/08/2021

Andalucía

Breaking Bad, o la metamorfosis de Walter White

Considerada una de las mejores series de los últimos años, ultima, para el verano de 2013, la que presumiblemente será su temporada final

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Breaking Bad es una serie de televisión estadounidense creada y producida por Vince Gilligan y protagonizada por Bryan Cranston y Aaron Paul. Se estrenó el 20 de enero de 2008 en la AMC y es un producto de Sony Pictures Television. Ha recibido seis de los dieciséis Emmy a los que ha sido nominada durante varias ediciones.
En la trama, Walter White (Bryan Cranston) es un aplicado profesor de química de instituto, padre de un joven discapacitado (RJ Mitte) y con una mujer (Anna Gunn) embarazada. Walt, además, trabaja en un lavadero de coches por las tardes. Tiene un carácter afable y sumiso, con una buena relación general tanto con su mujer como con su hijo, aunque su matrimonio no pase exactamente por su mejor época. En el peor momento posible le diagnostican un cáncer pulmonar terminal se plantea qué pasará con su familia cuando él muera. En una redada de la DEA organizada por su cuñado (Dean Norris) reconoce a un antiguo alumno suyo Jesse Pinkman (Aaron Paul) a quien contacta para fabricar y vender metanfetamina y así asegurar el bienestar económico de su familia.
Breaking Bad trata sobre el mundo de las drogas y la manera en que afecta a diferentes tipos de personas. Walter White, el protagonista, conforme va adentrándose más en ese mundo, vemos como va abandonando poco a poco su personalidad recta y predecible hasta el punto de crear un alter ego llamado Heisenberg que no tiene escrúpulos para conseguir lo que quiere. Conforme va consiguiento "logros" en el mundillo su ego va creciendo hasta el punto de convertirse en un adicto al poder. A su lado, siempre tiene a Jesse Pinkman, un buscavidas avispado aunque no con demasiadas luces adicto a la metanfetamina. Su relación con White es un continuo tira y afloja en el que suele llevar las de perder. Aunque su relación comience de forma estrictamente laboral se vislumbra en más de una ocasión un cierto trato paternal por parte de Walt.
Es muy interesante ver cómo tiene que tratar por un lado con camellos y traficantes mirando siempre de reojo a su cuÅ„ado de la división anti-droga, cómo se mete en problemas por su inexperiencia y la manera tan original que tiene de resolverlo, cosa que queda patente desde el primer episodio. A pesar de la temática de la serie, el humor siempre está presente de una u otra forma dando un respiro a la carga dramática. Me gusta especialmente cómo a pesar de haber sufrido tal transformación, Walter White sigue vinculado a su familia de una forma muy especial, sobretodo en el caso de su hijo. Quiero destacar el gran trabajo de todo el reparto por la calidad de sus interpretaciones, especialmente las de Bryan Cranston, Aaron Paul, RJ Mitte, Anna Gunn y Dean Norris. Una serie en evolución que no para de crecer cimentada en un sólido guión. Sin duda es una de las mejores series de los últimos aÅ„os.

COMENTARIOS