Actualizado: 16:48 CET
Jueves, 19/04/2018

Andalucía

Todos los sindicatos de función pública se unirán en una manifestación contra el plan de ajuste de Junta el 20 de junio

La Junta convocará a los líderes sindicales para abordar el plan de ajuste

Todos los sindicatos de función pública se unirán en una manifestación conjunta en una manifestación contra el plan de ajuste de la Junta de Andalucía que se celebrará el 20 de junio.

   Según han indicado a Europa Press fuentes de Ustea, se han celebrado dos reuniones en Sevilla, a instancias de Ustea, los días 23 y 31 de mayo buscando la unidad sindical en las futuras movilizaciones y en contra del Plan de Económico y Financiero presentado por la Junta de Andalucía.

   Las fuentes han precisado que a estas reuniones han acudido UGT, CCOO, CSIF, Safja, USO, SAT, CGT y Ustea, y en éstas, que tendrán continuidad en los próximos días, se aboga por "una plataforma conjunta con los demás sectores afectados", bajo el lema 'No a los recortes. En defensa de los servicios públicos".

   Las centrales abogan en ese documento conjunto por que "no se  traspase la línea que conlleve pérdida de empleo".

   Asimismo, los sindicatos acordaron la celebración de una manifestación unitaria, tanto de todos los sindicatos como todos los sectores afectados, con una pancarta principal única junto con educación, sanidad y justicia.

   Las fuentes han precisado que esta primera movilización conjunta será el próximo 20 de junio, aunque las fuentes indican que "está por precisar si va a ser una manifestación centralizada en Sevilla o si se celebrará en varias provincias".

   Asimismo, se plantean concentraciones de delegados sindicales ante el palacio de San Telmo el martes que se apruebe el Decreto Ley y además apoyarán la manifestación unitaria en la fecha que acuerden los sindicatos de educación y sanidad.

   "Se trata de una agresión muy grande hacia los empleados públicos y la única forma de afrontarlo es de forma común y que todos los sindicatos estén unidos en un frente común", han agregado fuentes de Ustea, que destaca que todas las centrales "deben y van a anteponer los intereses de los empleados públicos a todas las diferencias que existen entre los diferentes sindicatos".

La Junta convocará a los líderes sindicales para abordar el plan de ajuste

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, convocará "lo antes posible" una nueva Mesa General de Función Pública para analizar el plan de ajuste de la Junta, donde espera que acudan "los máximos representantes sindicales" de las tres centrales presentes en dicha mesa, esto es, CCOO, UGT y CSIF.

   En declaraciones a Europa Press, Martínez Aguayo se ha mostrado "sorprendida" de la actitud y acción sindical en la mesa de este martes, donde las centrales se han levantado de la misma, "después de horas de intensas negociaciones", por lo que va a convocar "con carácter inmediato y a la mayor brevedad" dicha Mesa General, en los tiempos que "la Ley de Procedimiento Administrativo permita", algo que se puede producir en 48 horas, ya que "la ley permite que algunas cuestiones se convoquen con 48 horas entre una convocatoria y otra", aunque apuntó que la fecha la fijarán los expertos para "cumplir con la ley".

   La consejera ha asegurado que en dicha negociación la Junta "les ha ofrecido que se pudieran tomar medidas que permitan que el impacto de las mismas afecte lo menos posible a aquel personal que cobra menos y tiene las rentas más bajas, buscando la mayor protección de ese personal", además de proponer "flexibilizar la posición que tenemos en torno a las jornadas de interinos" o incluso "establecer algún tipo de reversibilidad de las medidas en un tiempo en el que sea posible porque la economía lo permita".

   De esta forma, la consejera convocará una nueva Mesa, que presidirá ella misma y a la que espera que acudan "los máximos representantes sindicales" de CCOO, UGT y CSIF, a los que planteará "claramente" si "están a favor o no de esas propuestas que la Junta les ha planteado y que flexibilizan la propuesta inicial" del Gobierno andaluz.

   Martínez Aguayo, que no quiso hacer juicios de valor sobre los motivos de los sindicatos para levantarse de la mesa, ha recordado que las circunstancias "son conocidas por todos", toda vez que la Junta "está haciendo una aplicación de la normativa estatal de la jornada de 37,5 horas", tras lo que ha reiterado que la propuesta planteada por la Junta a los sindicatos "busca mantener el máximo de empleo y también es una propuesta de flexibilizar el plan de reequilibrio".

Los sindicatos se levantan de la negociación sobre el plan de ajuste

Todos los sindicatos presentes en la Mesa General de Función Pública de la Junta de Andalucía, esto es, CSIF, CCOO y UGT, se han levantado de la reunión extraordinaria convocada para hablar sobre el plan de ajuste al considerar que el Gobierno andaluz ofrece "más de lo mismo" en una tercera reunión sobre el asunto que las centrales consideran "un paripé" al "no haber margen de maniobra para poder modificar los recortes", han indicado fuentes de estos sindicatos, que dan por "rotas" las negociaciones.

   Por su parte, fuentes de la Consejería de Hacienda y Administración Pública han indicado a Europa Press que en el seno de dicha mesa, la Administración le ha ofrecido que las centrales propusieran medidas "minorando los 777 millones de manera equilibrada" pero han lamentado que los sindicatos "han abandonado la mesa", ante lo que la Junta indicó que "siempre cumpliendo con el plan de ajuste se podrían mover algunas medidas".

   "Hemos abierto la puerta al diálogo y los sindicatos han abandonado la mesa", han lamentado desde la Junta.

   Por su parte, el coordinador del Area Pública de CCOO-A, José Blanco, lamenta que la reunión de la Mesa General, que se ha prolongado durante algo más de una hora, haya sido "más de lo mismo", por lo que da por "finalizadas" las negociaciones y considera que "sólo nos queda seguir con las movilizaciones".

   En declaraciones a Europa Press, Blanco considera que "no se estaba produciendo una negociación en términos reales, donde hubiera contrapartidas claras", por lo que insta a la Junta andaluza a "tomar la decisión de legislar por decreto ley sobre el plan de ajuste", ante lo que CCOO "estará en contra por el contenido del plan".

   "Esto ha sido un simulacro de negociación, nos han mareado y no se cumple ninguno de los principios generales que planteamos los sindicatos, no nos aceptan nuestras propuestas, de forma que ni nos dan los datos de incidencia de los recortes ni dan respuesta a nuestras preguntas", se ha lamentado Blanco, quien ha anunciado que CCOO seguirá con movilizaciones y no descarta convocar nuevas protestas.

   El dirigente de CCOO ha indicado que se pretendía "evitar la discriminación entre trabajadores y los recortes en los servicios públicos, que eran una consecuencia del plan de ajuste", pero lamenta que "ha habido poco margen de negociación y la Junta vuelve a reiterar sus planes de recortes sobre el Capítulo I del Presupuesto".

   "Cuatro o cinco semanas después estamos igual que el primer día y pese a nuestras peticiones claras volvemos a encontrarnos con el mismo escenario", ha indicado Blanco, quien insiste en que "en las tres mesas no ha habido avances en ninguna de las propuestas que hicimos y ha supuesto una pérdida de tiempo para todos".

   Por su parte, el presidente de CSIF-A, José Luis Heredia, ha indicado a Europa Press que en esta última mesa "las premisas han sido las mismas" y ante esa situación el sindicato ha hecho alegaciones", tras lo que ha destacado que "todos los sindicatos pensamos de la misma forma y estamos en el mismo barco".

   "Lo más importante es que los servicios públicos sean de calidad y se mantengan y evitar la merma de servicios públicos, pero con estos recortes se va a producir una caída de los servicios públicos que van a pagar los andaluces", ha aseverado Heredia, quien lamenta que "no ha habido absolutamente ningún cambio".

   Heredia considera que "durante 15 días hemos vivido un paripé y sentimos que hemos perdido el tiempo y que nos han tomado el pelo" y critica que "pese a que la Junta decía que se estaba negociando, no ha habido ninguna negociación, nos han estado entretenido y no se ha hablado de nada". 

   Por ello, CSIF-A seguirá con las movilizaciones y sus líneas de actuación y ha expresado su temor de que el decreto ley "sea aprobado el martes 19 o el siguiente, 26 de junio, en el Consejo de Gobierno, para poder aplicarlo en julio". Heredia lamenta el "poco rigor" de la Junta, que "decía unas cosas en las mesas sectoriales, metiendo miedo a la gente, y otras distintas en la Mesa General".

   Heredia ha indicado que las propuestas de los sindicatos pasaban por una reducción al 50 por ciento de los altos cargos de la Junta y entes instrumentales, supresión de entes instrumentales, recuperación de las potestades públicas por parte de los funcionarios, reducción salarial de altos cargos y políticos, además de reducción de los gastos en coches oficiales o telefonía móvil, entre otros.

   Por su parte, el secretario general de FSP UGT-A, Antonio Tirado, ha lamentado que la mesa se ha desarrollado "como preveíamos, con más de lo mismo", de forma que la Junta "ha repetido prácticamente la intervención de la mesa anterior y no ha planteado cambios sustanciales", por lo que el sindicato ha decidido "levantarse, porque estábamos perdiendo el tiempo".

   UGT-A le ha recriminado a la Junta "falta de coherencia y de lealtad con los sindicatos presentes, pues no ha habido ni un momento de negociación desde el primer día, las palabras de la Junta han sido totalmente inciertas".

   Tirado considera que la propia Mesa General "debería haber constituido una subcomisión donde se abriera una negociación real", pero ha lamentado que la Junta "nos ha tomado el pelo y no ha mantenido una posición clara y sincera desde el principio, nos ha ido entreteniendo".

   "Todo esto no tiene sentido y exigimos a la Administración que termine con ese sacrificio, pues nos está maltratando a los sindicatos, esto parece una obra de Quevedo, pues nosotros queremos negociar con luz y taquígrafos", ha aseverado Tirado a Europa Press, quien agregó que el sindicato "ha planteado sugerencias desde el primer día", encaminadas a "recortar de otras partidas, como coches oficiales o alquileres o evitar una bajada por debajo de 1.000 euros en el salario de los empleados públicos".

   Por ello, UGT-A mantendrá y seguirá con las movilizaciones y extenderá en el tiempo las protestas y ha reiterado que "la minoración de los salarios de los empleados públicos supone un detrimento de los servicios públicos, pues habrá una minoración de calidad y prestaciones".

PROTESTAS DE OTROS SINDICATOS

   Antes de empezar la Mesa General, varios sindicatos, como Safja o Satse, entre otros, se han concentrado en la puerta y han presentado un nuevo escrito ante la Mesa, para lo cual ha estado presente un notario que ha levantado acta, donde exige que se convoque la nueva Mesa General con la nueva composición sindical, para que "se respete los derechos de los funcionarios y empleados públicos que votaron a estos sindicatos", han agregado fuentes de Safja a Europa Press.

   Las fuentes sindicales consideran que "se vulneran los derechos de los funcionarios", tras lo que han valorado que los sindicatos de la Mesa General se hayan levantado de la misma, pues de lo contrario, "serían cómplices de la Junta si negociaran con ellos esos recortes".

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndalucía Información