Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 19/04/2021

Asalto por la nueva red de autobuses

El cuarto día de los cambios en las líneas del transporte público urbano acaba con una concentración ante el Ayuntamiento y con un encierro en Movilidad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El mediodía fue ayer más que complicado para García Bermúdez, que se encontró con 100 personas insultándole por los cambios en la red de autobuses
¡Que siga todo como estaba antes! Eso es lo que queremos. Nos ha dicho que van a llegar más líneas a Esteve. Vamos a ver qué pasa”, comentaba Paqui Sánchez, una vendedora del Mercado de Abastos, a su salida de una improvisada reunión celebrada ayer casi a la fuerza con el delegado de Movilidad, Juan Manuel García Bermúdez, en la sede su Delegación de la calle Caballero. En ese momento era la una y media de la tarde y los ánimos estaban más serenos. Era la cara más amable de las escenas que se vivieron apenas una hora antes en este mismo edificio cuando un centenar de personas, la mayoría de ellos usuarios del autobús de edad avanzada y trabajadores eventuales de Cojetusa, irrumpía en la sede de Movilidad para pedir explicaciones al titular de este área.
?No vamos a consentir que un problema laboral en Cojetusa afecte a los ciudadanos. Esto no es culpa del Ayuntamiento?La mitad se había concentrado minutos antes a las puertas del Ayuntamiento respaldados por los comerciantes de Porvera y del Mercado de Abastos, pero al ver que García Bermúdez no hacía acto de presencia decidieron ir en su busca y captura. Una vez allí, los manifestantes no se lo pensaron dos veces y subieron hasta la primera planta del edificio, donde se encuentra el despacho del delegado, lo que obligó a una pareja del 092 a intervenir para desalojarlos y a pedir la presencia de más compañeros para prevenir, mientras que el resto de personas entonaban un “Bermúdez, dimite, el pueblo no te admite” o “Manos arriba, esto es un atraco”.

“No hace faltar armar todo esto”
Pero lo peor quedaba por llegar. Veinte minutos más tarde, el delegado llegaba a las instalaciones con semblante serio y escoltado por la Policía Local aguantando como podía el chaparrón que se le venía encima a modo de abucheos e insultos personales. “No hace falta armar todo esto. Estamos escuchando a la gente. No paro de reunirme con todo el mundo. He venido de Cádiz y me he ido al Ayuntamiento a buscaros” -señalaba mientras una ciudadana le recriminaba los cambios junto a la escalera.
“Déjalos que suban, que suban”, señalaba García Bermúdez a los agentes y a varias personas que estaban arriba, mientras preguntaba también si tenían algún portavoz. “No, yo vengo por el pueblo, como usuaria afectada”, le contestaban.

Finalmente, el edil socialista recibió a unas ocho personas, de las cuales la gran mayoría abandonó la reunión indignada tras exponer su problema. No obstante, la impresión del responsable municipal distaba bastante de la de los afectados. “Hemos solucionado los problemas de dos personas, pero seis de las ocho personas que entraron diciendo que eran usuarios han acabado reconociendo que son parientes de trabajadores de Cojetusa. Esto me hace suponer que esta protesta no está relacionada con líneas o paradas, sino que es un problema laboral que para nada tiene que ver con la calidad de la nueva red. Si la empresa ha aprovechado la situación para racionalizar los recursos humanos -continuó diciendo- no es culpa del Ayuntamiento. En cualquier caso, no vamos a consentir que estos problemas afecten al servicio de autobuses que se presta a los ciudadanos”, sentenció. 

“Habrá reajustes de líneas donde haga falta”

Tras la reunión improvisada de García Bermúdez, de la que reiteró que “no ha venido a quejarse ninguna asociación de vecinos, comerciantes, sindicatos, salvo la AMPA de San José”, García Bermúdez dejó claro que “si hay que cambiar cosas, se cambiarán. No pasa nada. Por supuesto que habrá reajustes de líneas donde haga falta y si tienen que llegar más autobuses a Esteve llegarán”, lo que ya es casi seguro, a juzgar por sus palabras. Por su parte, la alcaldesa, Pilar Sánchez, reclamó “sosiego” y “serenidad” para evaluar los nuevos cambios. Mientras tanto, los comerciantes del Mercado se reúnen hoy con el delegado y no descartan ponerse en huelga.


Comenta esta noticia en: www.vivajerez.es

COMENTARIOS