Actualizado: 23:24 CET
Martes, 21/05/2019

Cultura recepcionará en breve la obra de San Antonio Abad

Los trabajos se iniciaron por la Junta hace un año con un inversión de unos 270.000 euros

  • Visita a la obra.
El Ayuntamiento de Arcos ha pasado revista a las obras de restauración de la ermita de San Antonio Abad, enclavada en pleno conjunto monumental de la ciudad; trabajos que vienen siendo acometidos por la Delegación provincial de Cultura en defensa del patrimonio histórico y religioso de la ciudad.

El presupuesto de las obras ha rondado los 270.000 euros, para la recuperación del pequeño edificio, el cual consta de una nave principal y unas dependencias anexas. La iniciativa arquitectónica es exclusiva de la Consejería de Cultura, ya que se está ejecutando fuera de convenio con otras instituciones o con la Iglesia, aunque la última es su titular o propietaria.

Se trata de una pequeña capilla de planta de cajón, con una sola nave con presbiterio elevado por un solo peldaño y coro en alto a los pies. Cuenta con una superficie de 113,40 metros cuadrados, una luz interior de 13,9 metros y 5,65 metros de anchura. La nave queda cubierta con bóveda de cañón con lunetos, dividida en dos tramos, salvo en la zona del presbiterio que se cierra mediante cúpula, actualmente inexistente.

La iglesia cuenta con un retablo barroco y, a los pies de la misma, se labra un coro alto, apoyado sobre un arco rebajado que sirve como matriz para el trazado de la bóveda del sotocoro, que cuenta con un interesante dibujo de estrella de tracería en su clave.

Según el proyecto, la finalidad de las obras es reponer o devolver al edificio sus características originales, tanto en sus estructuras como de sus elementos, acabados y decoraciones, sin hacer aportaciones nuevas que pretendan la reconstrucción de las mismas.

Una vez finalizada la obra física, se espera incorporar el retablo que fue desmontado hace unos años para su limpieza. El retablo original se encuentra custodiado por el propio Ayuntamiento en las dependencias situadas junto a la pinacoteca municipal, a la espera también de ser restaurado como uno de los elementos más importantes de la antigua capilla, que fue sede canónica de la hermandad de la Virgen de los Dolores, de la orden de los servitas. De hecho, según los datos registrales, la finca es “propiedad en pleno dominio de la hermandad de Nuestra Señora de los Dolores - Parroquia de San Pedro Apóstol de Arcos- desde tiempo inmemorial”.

Las obras han sido especialmente dificultosas al ejecutarse en un lugar recóndito del casco antiguo arcense, donde trasladar los materiales y la maquinaria resulta más complicado.

El delegado municipal de Cultura, Domingo González, junto con el párroco de San Pedro, el padre Jesús Lozano, y el arquitecto José María de la Cuadra, visitaron las obras de rehabilitación del edificio, que comenzaron en junio de 2010, recuperándose el volumen primitivo que tenía la bóveda, el suelo original y la valiosa cubierta. En este sentido, el delegado de Cultura se sintió “muy satisfecho” del desarrollo de la obra, par manifestar que “desde Cultura se va a apostar por la recuperación del patrimonio de nuestras iglesias”.

Del mismo modo, el párroco de San Pedro se llevó una impresión muy grata, ya que la obra ha devuelto el aspecto original a esta capilla, donde también se ha repuesto todo el sistema eléctrico.

Una vez que se realice la recepción oficial de los trabajos por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la hermandad del Silencio (Santísimo Cristo de los Remedios y Paz y Nuestra Señora de los Dolores) podría volver a la ermita de San Antonio Abad, que quedará recuperada en este sentido como sede de la cofradía. Este paso dependería de un convenio con la Iglesia que aún no se ha firmado.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los pilotos de Iberia convocan dos nuevos días de huelga para el 9 y el 11 de enero
chevron_right
Arenas: Andalucía "tiene que devolver más de 6.000 millones al Estado"