Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 13/05/2021

El cáncer de mama se detecta cada año a casi 300 jienenses

El nivel de incidencia de la enfermedad ha crecido levemente en los últimos años y una de las principales causas de su aparición ha sido el abandono d

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Mesa informativa de la AECC.
Ayer se conmemoró el Día Contra el Cáncer de Mama y los voluntarios de la delegación jienense de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) salieron a la calle con cinco mesas petitorias e informativas para concienciar a la población femenina.

Y es que el cáncer de mama es la primera causa de muerte por patología tumoral en la mujer.

Según el jefe de la Unidad de Oncología del Complejo Hospitalario de la ciudad, Pedro Sánchez Rovira, en Jaén se diagnostican una media de entre 280 y 300 casos de cáncer de mama al año. “Ha crecido levemente la incidencia de la enfermedad y una de las principales causas ha sido el abandono de una dieta equilibrada”, asegura el oncólogo. Y es que la dieta mediterránea previene la aparición de tumores.

El índice de supervivencia de las mujeres afectadas por este tipo de cáncer es del 82%. “Mientras antes se diagnostique, mejor se puede tratar el cáncer”, asegura Pedro Sánchez, reconociendo que la población femenina jienense “está concienciada” de la necesidad del diagnóstico precoz.

Por otro lado, la cirugía conservadora ha permitido que el 80% de las mujeres hayan mantenido el pecho o, en su defecto, estéticamente la reconstrucción de éste haya sido positiva.

Ganglio centinela
La técnica quirúrgica del ganglio centinela mejora la calidad de vida de las mujeres que padecen cáncer de mama. Este sistema, que se encuentra implantado en los hospitales de la provincia de Jaén, permite determinar si el tumor puede extenderse y, en función de este análisis, extirpar o no los ganglios de la axila. Ha evitado en el 70% de los caso, practicar el vaciado de la axila y los problemas secundarios que pueden aparecer .

La detección precoz mejora la mayoría de pronósticos

Nueve de cada diez unidades clínicas a las que acuden las mujeres jienenses que se encuentran en seguimiento dentro del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, disponen de mamógrafos que permiten digitalizar las imágenes.

“Esta medida supone ventajas ambientales, ya que evita el uso de placas, pero, sobre todo, reporta beneficios a las pacientes y a los profesionales, porque facilita el diagnóstico al permitir ampliar las imágenes sin perder calidad”, asegura la delegada de Salud, Purificación Gálvez.

La iniciativa de detección precoz de esta enfermedad cuenta con siete unidades de exploración mamográfica en la provincia. Este programa, puesto en marcha hace 16 años, ha logrado detectar 660 tumores a las féminas jienenses citadas para realizarse una mamografía, entre un total de 75.228 que han sido exploradas. Esto supone un índice de 8,773 por mil. La población diana a la que está dirigido es a mujeres con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años.

La detección temprana, a través de la realización de mamografías, ha permitido mejorar en la mayoría de los casos el pronóstico de la enfermedad y aplicar a las afectadas tratamientos menos agresivos. Más del 60% de las mujeres han podido conservar su mama tras la extirpación del tumor, mientra que cuando se inició sólo en el 20% de los casos la cirugía no era radical.

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por patología tumoral en la mujer en todos los países occidentales. El diagnóstico temprano de esta enfermedad es fundamental no sólo para reducir su mortalidad, sino también para poder actuar en sus fases iniciales y elevar la calidad de vida de las pacientes que lo padecen.

COMENTARIOS