Andalucía

Los abogados aseguran que las pruebas de ADN no implican a ninguno de los acusados

Los abogados de los acusados por el presunto asesinato de Mari Luz Cortés -Santiago del Valle, su hermana Rosa y su mujer, Isabel García- afirman que las pruebas de ADN practicadas a los pelos y tejidos hallados en algunas de sus pertenencias no los implican directamente en los hechos.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Santiago del Valle a su salida del juicio por abusos a otra menor. -
  • Los análisis se realizaron sobre pelos y tejidos hallados en alguna de las pertenencias de los Del Valle
  • El presunto autor de la muerte de Mari Luz pide que se recurra su condena por abusar de otra menor
Los abogados de los acusados por el presunto asesinato de Mari Luz Cortés -Santiago del Valle, su hermana Rosa y su mujer, Isabel García- afirman que las pruebas de ADN practicadas a los pelos y tejidos hallados en algunas de sus pertenencias no los implican directamente en los hechos. 


Así lo aseguraron los abogados de Santiago y Rosa del Valle, Juan López Rueda y Manuel Domínguez, respectivamente, tras decretarse ayer por parte del Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva el levantamiento del secreto de sumario para las partes y haber tenido acceso al último informe sobre todas las actuaciones practicadas. 


Según Domínguez, este último informe contiene el resultado de esas pruebas de ADN y una ampliación del informe psicológico practicado a Isabel García. 


Con respecto a dichas pruebas señaló que se trata del análisis de cabellos y tejidos encontrados en pertenencias de los acusados como un carrito o el propio vehículo de Rosa del Valle. 


Santiago del Valle reconoció en su declaración que la pequeña Mari Luz falleció cuando se encontraba con él, y explicó que se trataba de un accidente, sin embargo con la información facilitada ayer por los abogados no hay pruebas genéticas que lo demuestren. 


Por otro lado, y según explicó López Rueda, tras el trámite de ayer se abre un período “no muy largo de tiempo” en el que las partes, una vez leído el sumario, podrán pedir la inclusión de pruebas o documentos. 


Una vez finalizada esta fase, se procederá a la incoación del sumario, y al tratarse de un delito de homicidio o asesinato, a dictar el auto de procesamiento y, posteriormente, a desarrollar la indagatoria en la que los procesados se ratifican o no en sus declaraciones. 


El abogado explicó que en un par de meses el caso estará en la Audiencia Provincial de Huelva para iniciar la fase de instrucción y que en aproximadamente dos meses más como mucho podría celebrarse el juicio. 


Santiago del Valle pide recurrir la última condena


Por otra parte, Santiago del Valle ha escrito desde la cárcel granadina de Albolote una carta dirigida a uno de sus abogados en la que le pide que recurra la sentencia del juzgado de lo Penal número 5 de Sevilla que le condenó hace menos de un mes a tres años de prisión por abusar de una niña de cuatro años en diciembre de 2006 en un patio comunitario de una vivienda de la barriada de La Oliva, en la capital hispalense. 


El letrado Francisco Salas explicó que el fallo que impone a su cliente tres años de cárcel y el pago de una indemnización de 10.000 euros “se va a recurrir por expreso deseo de Santiago del Valle”, quien en una misiva ha expresado que “no está de acuerdo” con la resolución judicial. 


En este sentido, el abogado indicó que, a pesar de que todavía no se ha preparado el recurso, éste “previsiblemente” irá en la línea que la defensa mantuvo en la vista oral celebrada en Sevilla en el mes de noviembre, cuando pidió la libre absolución del acusado y subsidiariamente, dado la esquizofrenia del procesado, que se le aplicara una eximente incompleta a modo de atenuante. 


La magistrada titular del Penal 5 consideró probado que el 8 de diciembre de 2006 el acusado se acercó a la pequeña aprovechando “que la menor estaba jugando sola” para llevar a cabo una serie de tocamientos a la víctima “con ánimo de satisfacer su deseo sexual”. 


En ese momento Del Valle fue observado por una vecina que “salió al patio e increpó al acusado”, quien contestó que “era un familiar” de la niña antes de huir “rápidamente” del lugar de los hechos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN