Actualizado: 12:49 CET
Domingo, 26/05/2019

La rehabilitación de San Antonio Abad terminará en unos meses

El uso del edificio será religioso aunque se abre a un convenio con fines culturales

  • Caro junto a Yolanda Peinado.
La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía lleva a cabo una actuación integral para la restauración de la ermita de San Antonio Abad, convertida tristemente hasta hace un año en un edificio ruinoso, con un futuro incierto e incluso sumido en el olvido, hasta que han llegado las obras que propiciarán su puesta en valor.

Los trabajos dieron inicio hace aproximadamente un año, mientras que las estimaciones de Cultura pasan por su terminación en aproximadamente tres o cuatro meses. Su presupuesto ronda los 270.000 euros para la recuperación del pequeño edificio, el cual consta de una nave principal y unas dependencias anexas. De momento, la iniciativa arquitectónica es exclusiva de la Consejería de Cultura, ya que se está ejecutando fuera de convenio con otras instituciones o con la Iglesia, aunque la última es su titular o propietaria.

Se trata de una pequeña capilla de planta de cajón, con una sola nave con presbiterio elevado por un solo peldaño y coro en alto a los pies. Cuenta con una superficie de 113,40 metros cuadrados, una luz interior de 13,9 metros y 5,65 metros de anchura. La nave queda cubierta con bóveda de cañón con lunetos, dividida en dos tramos, salvo en la zona del presbiterio que se cierra mediante cúpula, actualmente inexistente.
La iglesia cuenta con un retablo barroco y, a los pies de la misma, se labra un coro alto, apoyado sobre un arco rebajado que sirve como matriz para el trazado de la bóveda del sotocoro, que cuenta con un interesante dibujo de estrella de tracería en su clave.

Según el proyecto, la finalidad de las obras es reponer o devolver al edificio sus características originales, tanto en sus estructuras como de sus elementos, acabados y decoraciones, sin hacer aportaciones nuevas que pretendan la reconstrucción de las mismas.

Posteriormente, una vez finalizada la obra física, se espera incorporar el retablo que fue desmontado hace unos años para su limpieza. El retablo original se encuentra custodiado por el propio Ayuntamiento en las dependencias situadas junto a la pinacoteca municipal, a la espera también de ser restaurado como uno de los elementos más importantes de la antigua capilla, que fue sede canónica de la hermandad de la Virgen de los Dolores, de la orden de los servitas. De hecho, según los datos registrales, la finca es “propiedad en pleno dominio de la hermandad de Nuestra Señora de los Dolores - Parroquia de San Pedro Apóstol de Arcos- desde tiempo inmemorial”.

Sobre el uso que recibirá este espacio recuperado, será religioso, ya que incluso podría retornar a la capilla la hermandad del Santísimo Cristo de los Remedios y Paz, hoy afincada en la parroquia de San Pedro. No obstante, también podrá tener un uso cultural como ocurre con la capilla de La Misericordia, aunque la combinación de usos queda a merced de un convenio entre el Obispado y la Junta de Andalucía, como aclararon las autoridades en presencia del párroco de San Pedro, Jesús Lozano. “Un convenio que nos permita tanto al Ayuntamiento como a la parroquia de San Pedro utilizar este edificio”, reseñó la alcaldesa, Josefa Caro. No obstante, también admitió un uso turístico ya que con su apertura se ampliará el número de monumentos que visitar en el casco antiguo arcense.

Desde la Iglesia, el párroco de San Pedro expresó su satisfacción por las obras, para recalcar que el edificio se recupera para el culto, aunque también admitió que “el pueblo tiene que admirar y reconocer ese esfuerzo”. Sobre el posible retorno de la hermandad de los Dolores a San Antonio Abad, el padre Jesús Lozano se refirió a los actos propios de la hermandad, la celebración de la eucaristía y abrir la posibilidad a la feligresía del entorno de recuperar la vida litúrgica en este emblemático edificio.

Como reconoció durante su visita la delegada provincial del ramo, Yolanda Peinado, las obras han sido especialmente dificultosas al ejecutarse en un lugar recóndito del casco antiguo arcense, donde trasladar los materiales y la maquinaria resulta más complicado. La misma apuntó que se trata de una obra “muy demandada por Josefa Caro”, con lo que dejó entrever el especial cariño que la alcaldesa saliente ha depositado en este edificio que es crucial para entender el valor del patrimonio histórico monumental de la ciudad.
Según Yolanda Peinado, una vez finalicen las obras de restauración del edificio, se espera firmar un convenio entre la Junta y el Obispado para que, “en un plazo razonable, San Antonio Abad quede como quería la alcaldesa y como seguro que querrán los responsables que han salido de las urnas el 22 de mayo”. Y es que durante la visita, la comitiva institucional se hizo acompañar del probablemente nuevo alcalde de Arcos, José Luis Núñez (PP), mientras que el candidato de Ai-Pro, Manuel Erdozain, no pudo asistir por motivos de trabajo.

La ejecución de las obras fue encargada a la empresa Constructora Ejuca, SA. La intervención que se pretende realizar con el presente proyecto abarca tanto a la iglesia como a las dependencias anexas a la misma, con el objetivo de dejar el edificio en perfectas condiciones de utilización para los fines pastorales a los que se encuentra destinado.

Finalmente, el proyecto de restauración establece como actuaciones prioritarias la intervención sobre la cubierta de la nave, sobre la bóveda de la ermita, las fachadas y sobre el retablo.
Durante la visita a la ciudad, la delegada provincial también se interesó por el estado del teatro municipal Olivares Veas, el cual se encuentra a la espera de la finalización de las obras de restauración que lleva a cabo la empresas local Gayci; una actuación que comenzó hace ya unos cuatro años.

De otro lado, la delegada provincial de Cultura dejó claro que su departamento carece por ahora de recursos como para acometer la obra de urgencia que reclama la iglesia de San Agustín. Peinado recordó que “los momentos económicos no son los mejores”, así como que fue la Junta la que llevó a cabo la última restauración del emblemático templo que custodia la sagrada imagen del Nazareno. En este sentido, aludió a otras vías y la propia hermandad para dar inicio a los trabajos.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Detenido acusado de agredir y amenazar a su pareja en el domicilio familiar
chevron_right
Sólo cinco enfermeras usaron pantalón tras la sentencia contra la falda obligada