Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 14/05/2021

IU espera que no se permita la especulación en el IFA

Acale señala que ya conocen movimientos de inversores inmobiliarios en torno a estos terrenos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Julio Acale.
El concejal de Izquierda Unida Julio Acale admite que su partido, a través del parlamentario andaluz Ignacio García, va a formular dos preguntas al Parlamento, concretamente dirigida a la Consejería de Obras Públicas, en relación al parque industrial de la carretera de Sanlúcar, comúnmente conocido como del IFA.

Explica Acale que, con anterioridad “sólo se recogía una pequeña ampliación en la margen derecha”, en la misma en la que está instalado este centro tecnológico, pero ya entre la APII (Aprobación Provisional II) y APIII el Potbc-j “dijo que sería bueno ampliar también la margen izquierda y ya aparece susceptible de ser ampliado como suelo industrial anexo”.

Así, explica que ya “detectamos un movimiento de inversores inmobiliarios que pretenden adquirir estos suelos para poder negociar con las administraciones que sea necesario para el desarrollo del polígono”. Ante la situación de crisis y la necesidad de que la austeridad en el gasto público sean los principios básicos en este tipo de actuaciones, “hay que evitar la especulación a toda costa, siendo la Junta la que debería acceder a un precio asequible para ya después confirmar el futuro de los suelos”, puesto que asegura Acale que hay tiempo suficiente para planificar dicha ampliación sin que “sea de manera gravosa para la administración”.

Por ello Izquierda Unida hará dos preguntas relacionadas con este caso. La primera plantea qué plazos maneja el consejo de Gobierno para la adquisición de los terrenos, y la otra, el procedimiento previsto para hacerse con
los terrenos.

En definitiva, “desde IU pretendemos que se siga un criterio de austeridad en el gasto para la ampliación del suelo industrial”.

Ante las declaraciones realizadas el pasado jueves por el portavoz socialista, Ignacio García de Quirós, por los motivos de la dimisión de Fernando Gago y su relación con la finca El Cerrillo, la edil de Urbanismo, Patricia Ybarra, señala que el PSOE condicionó su voto a la API a la revisión de los convenios urbanísticos, entre los que estaba el de El Cerrillo, por lo que “tuvo más conocimiento de este documento que los demás concejales de IP, a excepción del de urbanismo entre otras cosas porque lo aprobó”.

Explicaciones

En relación al convenio en sí, clasificaba, explica, el suelo como urbano no consolidado, a pesar de estar en el vigente como no urbanizable y no haber variado sus condiciones desde entonces; contemplaba un sector de actuación exclusivo para la parcela obviando la unidad urbanística que conforma con la colindante; edificabilidad residencial para 285 viviendas que podrían alcanzar las 410 si se traspasaba la edificabilidad hotelero a residencial sin VPO e imponía como contraprestación la cesión de la casa palacio y el jardín botánico anexo si bien la propiedad de El Cerrillo alude a una conversación con el área de Urbanismo en la que al parecer se les traslada el desinterés municipal por la casa palacios, por lo que no están obligados a esta cesión ni, al ser anexos, tampoco los jardines.

Sin embargo, destaca Ybarra, en la APIII, una de las directrices políticas dadas al equipo redactor fue racionalizar la división en sectores. Además, indica que un suelo no urbanizable no transformado no puede adquirir la condición de urbano no consolidado “por obra y magia del Plan General, siendo lo congruente con su grano de no-desarrollo la clasificación como suelo urbanizable y que la APIII concede edificabilidad residencial para 452 viviendas”, entre los dos sectores. Este mismo documento impone las cargas de sistemas generales exteriores que se imponen a todos los sectores del PGOU, conservando por tanto la casa palacio y los jardines.

Por tanto, expone la edil popular que no se ha perjudicado en ningún momento a El Cerrillo como pretendía insinuar Gago, ni se ha impedido su desarrollo hotelero, lo que no se ha concedido es la edificabilidad residencial a la que dio el visto bueno el PSOE y su aprobación en la API y que alcanzaba sus máximos restándolos de la edificabilidad horelera.

COMENTARIOS