Cádiz

Los vecinos del Cerro del Moro podrán comprar sus viviendas tras 50 años de alquiler

La Junta sostiene que, tras conocer las condiciones, los afectados no han manifestado rechazo a vender sus pisos actuales

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Boceto del nuevo edificio de viviendas en el Cerro del Moro. -
  • Los herederos que cumplan los requisitos legales para acceder a una vivienda protegida tendrán derecho a subrogarse en el contrato de alquiler

La Junta de Andalucía no contempla renunciar a los fondos europeos con los que confinanciará la construcción de las 67 viviendas de la 7ª fase del Cerro del Moro, pendientes desde hace más de 30 años.

Fuentes de la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda han indicado a VIVA CÁDIZ que atender a la demanda que han puesto sobre la mesa los vecinos al respecto supondría, en la práctica, renunciar al plan de rehabilitación del barrio, “algo necesario ante la precariedad de los pisos” en los que se encuentran en la actualidad.

En cuanto a las condiciones que ocuparán los nuevos inmuebles y la inquietud generada entre las familias a raíz del anuncio de licitación de los trabajos de construcción, las mismas fuentes indican que “serán las mismas que se dieron en fases anteriores”.

No obstante, admiten que, efectivamente, el plazo establecido para el alquiler se incrementa a 50 años precisamente por el sistema de financiación europea de esta actuación.

Si bien no detallan la cuota mensual, explican que “la cuantía se corresponderá con el precio de la nueva vivienda prorrateada en 600 meses, prestando atención a las condiciones socioeconómicas de cada vecino, tal y como se está haciendo en las reuniones individuales que se está teniendo con cada uno de ellos”.

Dicha cuantía, remarcan, “podrá verse reducida, ya que queda a voluntad del vecino la decisión de aportar el importe de a venta de su antigua vivienda a la futura o no hacerlo”.

Otra clave importante es que “transcurridos los 50 años de alquiler establecidos, las familias podrán optar a adquirir sus viviendas en propiedad”.

“La opción a compra se ofrece en el año 46 y se puede ejercitar a partir del año 50”, concretan.

En caso de que los inquilinos fallezcan, “los herederos que cumplan los requisitos legales para acceder a una vivienda protegida tendrán derecho a subrogarse en el contrato de alquiler y la futura compra del inmueble”, aclaran.

Finalmente, confirman que las 47 plazas de garaje, al igual que en las promociones anteriores, no están vinculadas a los pisos y quedarán en propiedad de la Junta de Andalucía.

La consejería indicó en una nota remitida a los medios de comunicación este sábado que los afectados están satisfechos con las reuniones mantenidas y las condiciones planteadas, y las fuentes consultadas insisten en que, ahora como en los encuentros celebrados entre 2020 y 2021, “ningún vecino ha manifestado que no quiere vender las viviendas”. Si esto ocurriera, “se analizaría de forma individual”.

En cualquier caso, remarcan que el Gobierno de Juanma Moreno retomó este proyecto, abandonado por anteriores gobiernos, impulsando la construcción de 67 nuevas viviendas protegidas en régimen de alquiler con renta asequible al igual que el resto de la barriada.

“A través de esta iniciativa, Fomento ofrece una alternativa habitacional a las familias que hasta ahora residen en sus viejas viviendas de la 8ª fase, ya muy castigadas por el paso del tiempo”, concluyen.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN