Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

La ministra de Defensa se incorpora a la gira del rey en los bálticos en su último acto

Su viaje a Letonia tiene lugar después de la controversia surgida por el hecho de que ningún miembro del Ejecutivo formara parte de la delegación

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Margarita Robles. -

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, se incorporó este martes en Letonia a la delegación que acompaña a Felipe VI en su gira por los países bálticos para participar en el último acto del programa, la visita a las tropas, después de que nadie del Gobierno haya estado con él desde que el viaje comenzó el pasado domingo en Estonia.

Robles voló hoy en un Falcon del Ejército del Aire y llegó a Riga sobre las 14.15 hora local para encontrarse con el rey en el hotel donde se ha alojado en la capital letona después del almuerzo ofrecido por el presidente, Edgars Rinkevics, señalaron fuentes del Ministerio de Defensa.

Su viaje a Letonia tiene lugar después de la controversia surgida por el hecho de que ningún miembro del Ejecutivo formara parte de la delegación que se desplazó con el monarca desde Madrid a pesar de ser un viaje oficial, algo de lo que no hay precedentes.

Una vez que el avión del rey había emprendido el vuelo a Tallin, Defensa emitió un comunicado para informar de que Robles se incorporaría al viaje el martes en su recta final.

Estaba previsto que acompañara al rey en la gira el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), almirante general Teodoro López Calderón, pero causó baja de última hora debido a un virus estomacal y fue reemplazado por el comandante del Mando de Operaciones, teniente general Francisco Braco, máximo responsable de las misiones en el exterior.

En el recibimiento en el castillo de Riga por parte de Rinkevics, la delegación letona la conformaron una docena de cargos, entre ellos, la presidenta del Parlamento, la primera ministra y los ministros de Exteriores y Defensa.

La parte española, con la mitad de miembros, la encabezó el jefe de la Casa del Rey, Camilo Villarino, junto al embajador de España en la exrepública soviética y Braco.

Tras la bienvenida y la reunión con el presidente letón, Felipe VI participó en una ofrenda floral ante el Monumento a la Libertad, que honra la memoria de los caídos en la lucha por la independencia del país.

También visitó el Parlamento, se entrevistó con la jefa del Gobierno y conoció el Museo de la Ocupación antes de regresar al Castillo de Riga.

El viaje del rey a los países bálticos se planificó el pasado mes de abril con el visto bueno del Ministerio de Asuntos Exteriores, como establece el protocolo.

En un principio, se concibió como una visita a los militares españoles desplegados en las misiones de la OTAN en la región, pero finalmente se le añadió un componente institucional con reuniones con los respectivos presidentes y visitas al Parlamento al tratarse de la primera vez en que el monarca pisaba estos países.

Robles comunicó hace unas dos semanas a la Casa del Rey que no podría acudir al viaje, sin que fuera sustituida por otro ministro o por algún secretario de Estado, que en ocasiones ha acompañado al rey en viajes oficiales.

La titular de Defensa tuvo un acto ayer en la base de Torrejón (Madrid), al tiempo que el de Exteriores, José Manuel Albares, asistía a una reunión con sus colegas europeos en Luxemburgo.

La ausencia de un miembro del Gobierno ha sido criticada por el PP, para quien la conducta es "inadmisible e impresentable", según dijo hoy su secretaria general, Cuca Gamarra.

La portavoz del PSOE, Esther Peña, restó importancia al asunto: “Toda la normalidad a este respecto. Ha sucedido en otras ocasiones similares y no le hemos dado la más mínima importancia”. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN