Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

La Junta prorroga la emergencia cinegética para equilibrar las poblaciones de jabalíes

Esta prórroga pretende controlar las poblaciones y la erradicación de una comunidad "genéticamente alterada"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Andalucía ha prorrogado la declaración de emergencia cinegética temporal por daños y riesgos sanitarios de jabalíes y cerdos asilvestrados en esta comunidad ante el aumento de las poblaciones de estas especies en el ecosistema, la agricultura y el propio medio urbano.

Esta prórroga, publicada por la dirección general de Política Forestal y Biodiversidad, pretende controlar las poblaciones y la erradicación de una comunidad "genéticamente alterada", como es el cerdo asilvestrado ya que se encuentra en libertad en el medio natural y constituye un riesgo real para la agricultura, el tráfico rodado y las personas.

Debido a su densidad, ecología alimenticia, su comportamiento gregario y la gran capacidad de desplazamiento que tienen, se han convertido en los principales depredadores de los montes.

Las medidas a adoptar para el control de los ejemplares de jabalí y cerdo asilvestrado, ya publicadas en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, se resumen en la práctica de capturas en vivo y el uso de armas.

Estas pueden hacerse mediante todas las modalidades recogidas en el Plan Técnico de Caza en terrenos cinegéticos durante el periodo hábil y en las modalidades de batida, batida de gestión, caza en mano, rececho y aguardos, fuera del periodo hábil en las condiciones y periodos señalados.

La resolución incluye la posibilidad, en terrenos no cinegéticos, de utilizar las modalidades de rececho y aguardos diurnos y nocturnos supeditadas a la colocación de capturaderos como modalidad de captura que no usa arma de fuego.

Igualmente, el documento publicado especifica el aporte puntual y concentrado en un solo punto o localización, a una distancia entre los 40 y 75 metros del puesto, de una pequeña cantidad de alimento vegetal o pienso, con una antelación máxima de tres días a la celebración del aguardo y siempre que esto no constituya una suplementación alimentaria.

Por el contrario, no se permite el uso de cualquier tipo de equipo o utensilios dispensadores de alimentación, cuyo uso estará prohibido.

No se autoriza tampoco el aporte de alimentos cárnicos ni la distribución o diseminación de alimentos por lugares distantes del puesto de aguardo.

Para facilitar la identificación de los ejemplares, la eficacia en el disparo y seguridad de las personas, se podrán utilizar con carácter excepcional, tanto los visores convencionales o digitales como los visores nocturnos o visores térmicos acoplados a las armas amparadas con la licencia de armas tipo D.

El director general de Política Forestal y Biodiversidad de la Junta, Juan Ramón Pérez Valenzuela, ha destacado que las medidas adoptadas están dando sus frutos, dado que durante los últimos el número de capturas es ascendente.

"Desde 2019 hemos pasado de 60.320 a las 71.934 de la última temporada, lo que indica que estas medias que se han consensuado con el sector van por el buen camino y estamos alcanzando los objetivos", ha indicado.

Por provincias, destacan en la temporada 2022-2023 Jaén, con 19.931 capturas, Granada con 12.190 y Córdoba con 12.126, mientras que las que presentan las cifras más bajas son Huelva, con 4.900 y Almería, con 4.875.

Pérez Valenzuela ha agradecido la "imprescindible labor" de los cazadores a la hora de controlar la población de jabalí, y ha incidido en que desde la Junta siempre se apuesta por "una caza sostenible" como "potente dinamizador" del mundo rural, que emplea a unas 45.000 personas de las que más de 12.000 son empleos directos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN