Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Margallo: Rubalcaba "era un patriota" y pactó con Rajoy la abdicación del Rey en 2014

El exministro defiende la vuelta a España de Juan Carlos I porque no tiene ninguna causa penal y recuerda que es "un señor mayor"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

El exministro de Asuntos Exteriores y Cooperación José Manuel García Margallo ha asegurado que el ex secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba "era un patriota" y, por eso, pactó en 2014 con el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la abdicación de Juan Carlos I. A su entender, en el clima político actual sería "imposible" un acuerdo similar.

En una entrevista concedida a Europa Press, Margallo ha admitido que cuando llegó al Gobierno --ocupó la cartera de Exteriores entre diciembre 2011 y noviembre de 2016-- ya era "muy consciente" de que la abdicación se podía producir durante el Gobierno del PP.

"Por si tenía alguna duda, se produjo inmediatamente el tema de Botsuana en el que tuve que intervenir de manera directa porque era el ministro de Asuntos Exteriores", ha recordado, en alusión a la caída de Juan Carlos I en aquel viaje y la operación de urgencia tras sufrir una fractura de cadera.

RECUERDA LA CAÍDA EN BOTSUANA Y EL CASO NÓOS

Margallo ha recordado que entonces Juan Carlos reconoció públicamente desde el hospital "me he equivocado, no volverá a ocurrir", pero lo acontecido "anunciaba ya que el tema iba a ser insostenible". "Y si hay algo que caracteriza a Juan Carlos de Borbón es su intenso amor a España y su sentido de responsabilidad institucional", ha subrayado.

En este punto, ha señalado que el monarca fue consciente de que "todo lo que estaba pasando", junto al "asunto Nóos" --que afectó a su yerno, Iñaki Urdangarin--, estaba "deteriorando la imagen de la monarquía". "Creo que era evidente que iba a dar un paso atrás", ha asegurado, para señalar que la abdicación le pareció "un acto duro" porque "siempre le había oído decir que los reyes no abdican, que los reyes se mueren".

Tras admitir que la abdicación se vio "muy determinada" por esos "incidentes", ha subrayado que el reinado de Juan Carlos I "fue probablemente uno de los reinados más gloriosos de la historia moderna en España". "Desde siempre fue consciente de que había que pasar de una dictadura a una democracia seguidamente y que eso exigía un consenso de todas las fuerzas políticas. Cuando digo de todas, es de todas", ha manifestado.

UN REINADO "PACÍFICO" Y "GLORIOSO"

En este sentido, ha señalado que su reinado de 39 años fue "probablemente el reinado más pacífico y más glorioso" que ha tenido España, destacando su actuación en febrero de 1981 en el golpe de Estado de Antonio Tejero, dado que si no hubiese "ordenado a las tropas" que no aceptasen ninguna orden al margen de la Constitución, "probablemente ese golpe de Estado hubiese triunfado".

En cuanto a si sería posible en el clima político actual un pacto como el que sellaron entonces Rajoy y Rubalcaba, Margallo ha respondido rotundo: "Es absolutamente imposible. Alfredo Pérez Rubalcaba era un patriota".

Así, ha subrayado que el exministro y exlíder del PSOE, que falleció en 2019, compartía que "para el bien de España los grandes partidos tenían que entenderse en lo que Cánovas llamaba las cuestiones madres". Sin embargo, cree que ese espíritu de acuerdo se ha "roto" con el actual jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, quien defiende que "para formar el Gobierno ya no tiene que ganar las elecciones" sino que basta "formar una mayoría que le apoye".

"Cuando no tienes ninguna regla, ningún principio, ningún valor que respetar, lograr ese acuerdo es relativamente sencillo. Y eso es lo que pasó en la moción de censura y lo que está pasando ahora", ha aseverado, para denunciar la actual "polarización de la sociedad hasta grados insostenibles".

Ante las concentraciones a favor de la República y pidiendo un referéndum que se produjeron durante la abdicación, Margallo ha señalado que no había preocupación porque los españoles sabían que había otros problemas, no la monarquía parlamentaria.

SOBRE SI DEBE REGRESAR A ESPAÑA: "NO TENGO LA MENOR DUDA"

En cuanto a si cree que el Rey emérito debería regresar a España, Margallo ha respondido: "No tengo la menor duda, pero no porque sea Don Juan Carlos de Borbón y porque haya sido rey de España. Es porque es un ciudadano español y en el Estado de Derecho, las restricciones a la movilidad las impone un juez cuando ha habido una causa penal y aquí no hay ninguna causa penal".

En este punto, ha recordado que en marzo de 2022 "se archivaron las causas que había sobre aquella famosa comisión a una fundación panameña de los 65 millones, aquí y en Suiza" y "se archivó luego el tema de las tarjetas black, entre otras cosas porque hubo una regularización fiscal". Y ha añadido que la última causa "que planteó Corinna Larsen en el Reino Unido no ha tenido ningún recorrido".

Por eso, ha insistido en que Don Juan Carlos "es un ciudadano que tiene todos sus derechos, y no se pueden restringir los derechos de un ciudadano español". "Creo que tenemos que volver a la normalidad, es decir, que venga, que haga su vida, es un señor mayor (86 años). Me parece de justicia elemental y la justicia en un Estado de Derecho es que todos los españoles somos iguales", ha recalcado.

DESTACA EL "COMPORTAMIENTO EJEMPLAR" DE FELIPE VI

Margallo está convencido de que se ha fortalecido la monarquía en estos diez años. "Creo que todas las encuestas dicen que hubo un momento muy bajo que coincidió con la abdicación de Don Juan Carlos y probablemente eso explica la abdicación", ha manifestado, para añadir que Felipe VI "se ha consolidado en la opinión pública y está teniendo un comportamiento ejemplar".

También ha puesto en valor el discurso que pronunció Felipe VI tras el desafío del 1 de octubre en Cataluña y ha indicado que fue "uno de los momentos que fortalecen la Monarquía". "Y un país como el nuestro, que tiene estas tensiones centrífugas que estamos sufriendo todos los días, el que la Monarquía defienda la unidad y la permanencia de España, me parece que es la justificación de su existencia", ha declarado.

Finalmente, el exministro de Asuntos Exteriores ha asegurado que las instituciones "funcionaron con absoluta normalidad" en este proceso de abdicación, que llevaba "más tiempo preparándose" con "absoluta discreción".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN