Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Croacia paga caro el Gvardiol lateral

El colocar a Gvardiol como lateral izquierdo despojó a Croacia de toda seguridad en el centro de la zaga, muy superada por España durante los 90 minutos

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Gvardiol (derecha. -

Todo el mundo apuntó los focos al duelo entre Lamine Yamal y Josko Gvardiol. Era el enfrentamiento destinado a decidir el encuentro y, de manera indirecta, lo fue, porque el colocar a Gvardiol como lateral izquierdo despojó a Croacia de toda seguridad en el centro de la zaga, muy superada por España durante los 90 minutos.


Con Lamine Yamal atrayendo toda la atención de los croatas, Álvaro Morata entró al partido en silencio, sin querer llamar mucho la atención para no hacer saltar la liebre. Era claramente superior a los centrales croatas, la baza más débil de un Zlatko Dalic que dejó desnuda a su selección por tapar a la joven estrella del Barcelona. Lo que genera Yamal con menos de 17 años vale también para una goleada en el primer partido de la Eurocopa.

Y es que Josip Sutalo (Ajax) y Martin Pongracic (Lecce) no estuvieron a la altura de las circunstancias, a la altura de una selección finalista del Mundial 2018, semifinalista del 2022 y finalista de la Liga de Naciones. Agazapados ante Morata y compañía, salieron en la foto de todos los goles.

Sutalo llegó a la concentración de Neuruppin (Alemania) con problemas desde Ámsterdam, pues en el Ajax, quinto en la Eredivise, no ha rendido al nivel que se esperaba cuando firmó el pasado agosto, procedente del Dinamo de Zagreb

Y Pongracic, un alemán nacionalizado croata, era el jugador con menos experiencia de toda la lista de convocados en grandes partidos. Su carrera ha ido de más a menos: jugó en el Salzburgo, en el Wolfsburgo, en el Dortmund y acabó en el Lecce, donde ahora recupera poco a poco su mejor nivel.

Aunque sigue siendo un jugador del Lecce, un equipo de la parte media-baja de la tabla de la Serie A. Le vino grande la situación. Había jugado 'Champions' con el Borussia Dortmund en 2021, poco más.

Y cuando España apretó, no tuvieron margen de reacción. Cuando quisieron darse cuenta de la complicada situación, España iba ya 3-0 en los primeros 45 minutos.

Sufridores con los balones a la espalda, especialmente con la línea muy alta y a campo abierto, el primer tanto llegó por ahí. Un robo de España, un pase de Fabián por todo el centro y con Morata hábil para superar a Livakovic. La primera foto.

No tardó nada en llegar la segunda. Otro gol por el carril central, apenas 3 minutos después. Diablura de Yamal por banda, se quedó libre la frontal del área y ni Sutalo ni Pongracic acertaron a tapar le disparo de Fabián, que de hecho s coló entre las piernas de Sutalo.

Apareció entonces uno de los motivos por los que Gvardiol también jugó de lateral. Se animó en ataque y con un centro-chut que no acertó a embocar Budimir bajo palos tuvo Croacia la única oportunidad clara de igualar.

Pero el chute de energía fue efímero. Lo que tardó Yamal en hacer otra de las suyas. Centro medido al corazón del área. Ni rastro de Sutalo Y Pongracic. Fue Carvajal el que se llevó el gato al agua estirándose al máximo con su pierna derecha.

Croacia ha pasado en estos últimos años de tener las duplas Lovren-Vida y Lovren-Gvardiol a formar con Sutalo y Pongracic. Zlatko Dalic pagó muy caro el colocar a su mejor defensor en el lateral izquierdo. Pero, ¿y si no lo hubiera hecho?. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN