Andalucía

Condenada una clínica dental de Linares por la muerte de una mujer tras un tratamiento

El fallecimiento de la paciente se produjo tras una hemorragia, broncoaspiración y covid, según ha señalado el abogado de la familia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Juzgados. -

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Linares (Jaén) ha condenado a una indemnización de 63.901 euros a la titular de una clínica dental linarense por el fallecimiento de una paciente, de 64 años, por un defectuoso tratamiento odontológico.

El fallecimiento de la paciente se produjo tras una hemorragia, broncoaspiración y covid, según ha señalado el abogado de la familia de la fallecida, Damián Vázquez, especialista en derecho sanitario y colaborador jurídico de la Asociación ‘El Defensor del Paciente’.

La paciente se sometió el 19 de febrero de 2020 a un tratamiento de implantes privado en una clínica dental de Linares, dándose la circunstancia de que tras dicho tratamiento comenzó a sufrir una acusada hemorragia bucal.

La paciente acudió posteriormente al Centro de Salud de Bailén, donde aconsejaron traslado urgente al Hospital San Agustín de Linares, donde finalmente terminó falleciendo tras varios ingresos más adelante.

Según el abogado defensor, los familiares de la paciente no estaban de acuerdo que en un sólo día le realizarían todo el tratamiento de implantes, tanto en la arcada de la parte superior como inferior, por la situación delicada de salud, la pluripatología que sufría su madre y toda la medicación que tomaba.

“Tras la colocación de los implantes, salió de la clínica dental sangrando y mareada. Estuvieron llamando a la clínica dental, que no les atendió por dicho sangrado, por lo que tuvieron que acudir a urgencias y hospitales dependientes del Servicio Andaluz de Salud”, según ha indicado el letrado en un comunicado.

La paciente falleció el 27 de marzo de 2020 afectada de covid-19, neumonía bilateral grave y una insuficiencia respiratoria grave.

La sentencia recoge los argumentos del abogado defensor y establece la relación de causalidad entre la colocación de implantes, que provocaron una hemorragia y, por consiguiente, una broncoaspiración.

Esta patología provocó un cuadro de neumonía en una paciente de riesgo que requirió de ingreso hospitalario con el contagio de coronavirus que acabó con el fallecimiento de la paciente.

“Existió una negligencia médica odontológica por una cirugía de ambas arcadas en una paciente pluripatológica, hecho que potenció las complicaciones que pueda presentar y dejar que la paciente se fuera de la consulta aún con sangrado activo, sin control adecuado”, según el comunicado.

Además, ha señalado que la clínica no tenía quirófano para la colocación de esos implantes o para atender cualquier problema que se pudiera presentar.

Vázquez ha señalado que la sentencia supone un “hito jurisprudencial” ya que aplica la teoría del daño desproporcionado.

“El fallecimiento de esta paciente, madre de los demandantes, puede calificarse como daño desproporcionado, lo que, conforme a la jurisprudencia, obliga a la titular de la clínica demandada a explicar las razones, ajenas a la cirugía practicada, que han sido causantes del fallecimiento”, ha declarado el abogado.

Ha recordado que el informe pericial aportado por la demandada no ofrece una explicación razonada del porqué se ha producido un resultado tan alejado del riesgo inicial de una cirugía odontológica, “de forma que la omisión de explicación, junto con lo indicado en la sentencia, permite concluir que sí existe relación de causalidad entre la mala praxis y el fallecimiento”.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN