Málaga

Exclusiva

Unicaja “no negocia, no paga, no es transparente, reitera sus errores y no motiva”

La reunión de la Mesa de Relaciones Laborales no resuelve las demandas de los trabajadores que ven también peligrar las retribuciones por objetivos de este año

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Sede central de Unicaja en Málaga. -
  • Desde Cesica acusan a la nueva dirección del banco de “reiterar sus errores” y de “no motivar” a la plantilla
  • Los sindicatos reprochan que pongan sobre la mesa datos que no se habían dado a conocer hasta ahora para no pagar los incentivos debidos

Unicaja Banco “no negocia, no paga, no es transparente, reitera sus errores y no motiva”. Con esta rotundidad se han manifestado desde el sindicato Cesica, tras la Mesa de Relaciones Laborales llevada a cabo este martes, que tenía que tratar la negativa de la entidad a abonar los incentivos pendientes de 2023 que parecen cada vez más lejos de hacerse realidad, pese a los beneficios conseguidos por la entidad financiera el pasado año, apuntalados por los 111 millones de euros en positivo logrados solo en el primer trimestre de 2024.

Desde Cesica han indicado a Viva Málaga que ante las cuestiones planteadas por los sindicatos sobre el abono de los incentivos debidos, la única respuesta por la entidad comandada actualmente por Isidro Rubiales, consejero delegado, y José Sevilla, presidente no ejecutivo desde el 5 de abril de 2024, ha sido que “el beneficio presupuestado para poder pagar incentivos era de 305 millones”, una cifra que no se había hecho pública con anterioridad, sino que se ha dado conocer por la parte empresarial en este momento, “y como se consiguieron 267 millones, es decir, 38 menos no corresponde el pago”.  

Sin embargo, desde el sindicato aseguran que “han estudiado en profundidad la información disponible, respecto a incentivos 2023, en la web corporativa”, de modo que, “a pesar de las propuestas favorables de la Comisión de Riesgos y Retribuciones, el Consejo de Administración de 16 de febrero de 2024, decidió no pagar los incentivos”.

Pero Cesica ha fijado también sus ojos en los incentivos de 2024 y ha denunciado la falta de transparencia por parte de la entidad, ya que, según aseguran “pese a las peticiones de la representación de las personas trabajadoras de Unicaja”, el banco manifiesta que “existen objetivos corporativos llamados factores llave que son información privilegiada y de cuyas variables no tendremos conocimiento ni seguimiento”. Es decir, lamentan que “no sabemos los objetivos corporativos para el 2024, hasta que posiblemente en abril de 2025, nos lo quieran comunicar”.

Por eso, concluyen, “esta es la gestión del talento y la política de motivación de la entidad: después de un trimestre de beneficios, ¿en cuánto valora nuestro esfuerzo?

Desde el sindicato Suma+t, también han criticado que se ha vivido una reunión que “no arregla nada”. Así, según declaró a Viva Málaga su vicesecretario general, Antonio Blázquez,  las explicaciones de Unicaja que llevan a no cumplir uno de los requisitos llave y que han cifrado en el beneficio antes de impuesto, no es apropiado, ya que consideran que, pese a que la elaboración de las cuentas de 2023 se ha hecho de acuerdo a la  normativa,  “hay mucho margen en ese modelo”, ante lo que han reprochado al banco que  “se han hecho dotaciones muy grandes en ciertos conceptos” cuando en general los ratios han mejorado en un diez por ciento y, en algunas magnitudes, “en porcentajes exagerados”.

Han lamentado que hayan tenido que encontrarse con datos que han conocido este mismo martes en la reunión pese a que habían sido reclamado antes continuamente, y es que, Unicaja aduce ahora “que los incentivos deben ser autofinanciables”.

En cualquier caso, no entiende la "racanería" de Unicaja porque, aseguraron que, el pago que se ha hecho solo a la red de oficinas, pero no a los servicios centrales, ha supuesto solo cinco millones y ha llegado a menos del 60% del personal beneficiado.

Además, ante el hecho de que la entidad les haya anunciado que para el presente ejercicio se vaya a incluir “una llave restrictiva más” que lo vuelve más completo, Blázquez ha lamentado que “así no se motiva a la plantilla si no sabes ni lo que vas a cobrar”. Cuando además se trata de “un incentivo ínfimo, irrisorio, que no ayuda la motivación que se pretende”.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN