Andalucía

El CSD no suspende a Rocha y la RFEF se compromete a colaborar con Comisión de supervisión

La posibilidad de suspenderlo sigue abierta, ante el expediente disciplinario del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) por falta muy grave

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Pedro Rocha (d), junto al presidente de la FIFA, Gianni Infantino. -

La Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD) no abordó este viernes la suspensión cautelar de Pedro Rocha, presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), organismo que se compromete a colaborar de manera leal con la Comisión de supervisión creada por el Gobierno.

El CSD confirmó que la suspensión cautelar de Rocha y los miembros de la comisión gestora de la RFEF no llegó a abordarse hoy, pese a estar abierta la posibilidad de hacerlo ante el expediente disciplinario abierto a los mismos por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) por falta muy grave, al haberse extralimitado en sus funciones, todavía no resuelto.

Durante la reunión se ha expuesto que existe el compromiso de la RFEF de colaborar de manera leal con la Comisión creada por el CSD, lo cual se ha valorado como algo positivo, apuntó el organismo, que añadió que en los próximos días se verá "como empieza a desplegarse la funcionalidad de esta comisión".

Al término de la misma, el presidente del CSD, José Manuel Rodríguez Uribes, anunció en redes sociales que este viernes ha firmado el nombramiento de Vicente del Bosque como presidente de la citada comisión y le agradeció su colaboración.

El pasado 25 de abril el CSD anunció la creación de una Comisión de Supervisión, Normalización y Representación que tutelará a la RFEF próximos meses, en una resolución que consideraba de interés general del Estado la salvaguarda de la imagen y prestigio del deporte español en general y de España como país a nivel internacional, junto con la representación de España en competiciones deportivas de máximo nivel.

También afirma que el CSD puede, en situaciones excepcionales, establecer criterios en relación con la representación de España en eventos deportivos y articular mecanismos para garantizar su efectiva aplicación en la medida en que se ven afectados aspectos considerados de interés general para el Estado.

La comisión debe realizar funciones de representación y de seguimiento, en colaboración con la RFEF. Las de representación se limitarán a los actos de la candidatura de España para organizar el Mundial de 2030, así como a las finales de la Liga de Campeones masculina y femenina. La primera se jugará el 1 de junio en Londres con el Real Madrid frente al Dortmund alemán, y la segunda este sábado en Bilbao entre el Barcelona y el Lyon.

También menciona la Eurocopa de Alemania y los Juegos Olímpicos de París y las Copas del Rey y de la Reina.

Las funciones de supervisión de la Comisión se centrarán en las decisiones que puedan afectar al interés general y el CSD precisa que debe realizar el seguimiento, en colaboración con la RFEF, de todas aquellas actuaciones relacionadas con la candidatura de España al Mundial.

Esta medida, "excepcional y limitada es plenamente proporcional y no supone injerencia alguna en la potestad de autoorganización de la RFEF, ni afecta a las competencias que la RFEF puede desarrollar a través de sus órganos encargados de administrar y gestionar la misma", según el CSD.

El límite temporal de las medidas de supervisión finalizarán en el momento de la creación del Comité Organizador del Mundial, una vez la FIFA designe a España organizadora en el Congreso que celebrará antes de final de año, todavía sin fecha concreta.

Las medidas de representación acabarán cuando concluyan los eventos deportivos citados en la resolución.

Esta prevé reuniones de seguimiento, con presencia de los miembros de la comisión -cinco-, junto a representantes del CSD y la RFEF, además de la UEFA y la FIFA, si estas lo estiman, con una periodicidad de quince días.

Antes de anunciar la creación de la comisión el CSD consideró impensable que el representante del fútbol español en la Eurocopa y los Juegos sea una persona investigada en una causa penal, situación en la que se encuentra Pedro Rocha por el caso que instruye el juzgado número 4 de Zaragoza, por posibles irregularidades en los últimos cinco años, durante la anterior presidencia de Rubiales.

Rocha pasó de testigo a investigado en el caso durante su testifical el pasado 12 de abril, el mismo día que fue proclamado presidente de la RFEF como candidato único, con 107 avales de los 138 posibles. Tres días después el TAD le abrió expediente, junto al resto de los miembros de la gestora, por posibles infracciones muy graves.

El dirigente extremeño fue vicepresidente económico de la RFEF desde 2020 hasta que sustituyó de forma interina a Rubiales el pasado agosto, cuando este fue suspendido temporalmente por la FIFA, tras su comportamiento en la final del Mundial femenino y el beso no consentido a Jenni Hermoso, por el que va a ser juzgado, además de por coacciones a esta. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN