Andalucía

Los reyes celebran dos décadas de matrimonio en perfecta armonía

Con la conmoción presente por las 192 víctimas que dejaron los atentados del 11M cometidos dos meses antes, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz se dieron el sí

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Los reyes alcanzan los 20 años de matrimonio compenetrados. -

Los reyes conmemoran este miércoles sus veinte años de casados, un aniversario redondo de una boda histórica al que llegan con buena sintonía como matrimonio y compenetrados en su labor institucional al frente de la Corona.

La catedral de la Almudena fue el escenario de la primera boda real celebrada en Madrid en casi un siglo, desde la de Alfonso XIII en 1906, a lo que se añadió el hecho inédito de que la princesa de Asturias pasaba a ser una mujer sin linaje monárquico, periodista de profesión y divorciada cinco años antes del profesor y escritor Alonso Guerrero.

El evento, que congregó a 1.700 invitados, entre ellos, numerosos representantes de casas reales y de gobiernos, quedó marcado por la lluvia torrencial en el momento de la ceremonia y por el posterior recorrido por las calles de Madrid ante los ciudadanos.

Con la conmoción aún presente por las 192 víctimas que dejaron los atentados del 11M cometidos dos meses antes, Felipe de Borbón, de 36 años, y Letizia Ortiz, de 31, se dieron el sí quiero para poner la primera piedra con la que convertirse en los futuros reyes de España tras revelarse su relación en noviembre del año anterior.

“No puedo ni quiero esconderlo, imagino que salta a la vista. Soy un hombre feliz, y tengo la certeza de que esta condición me la da sentir la emoción de ver y protagonizar la realización de un deseo: me he casado con la mujer que amo", confesó don Felipe en el banquete en el Palacio Real.

Dos décadas después, la pareja transmite que sigue enamorada, comprometida y consolidada en el trono en puertas de que se cumpla el décimo aniversario del reinado el 19 de junio.

Los reyes han despejado este miércoles su agenda de actos públicos y festejan el aniversario sin la princesa Leonor y la infanta Sofía, al encontrarse en la Academia Militar de Zaragoza y en el internado de Gales (Reino Unido), respectivamente.

Con ellas ‘celebraron’ la efeméride el pasado fin de semana al publicar la Casa Real once fotos familiares tomadas hace pocas semanas, en las que los cuatro compartieron protagonismo para mostrar lo unidos que están.

En una de ellas, aparecían los reyes en solitario, con don Felipe abrazando a su esposa ante la fachada del Palacio Real.

Ambos han exhibido en los últimos años algunos gestos de complicidad y muestras de cariño en público frente a los rumores que, ocasionalmente, hablan de crisis matrimonial.

Una de esas imágenes fue la foto divulgada el pasado 21 de octubre en Oviedo, cuando reprodujeron ante sus hijas el primer saludo hacía veinte años en el hotel Reconquista, días antes de anunciarse el noviazgo entre el entonces príncipe de Asturias y la presentadora de TVE.

Llamativo ha sido ver a la reina ponerle el pañuelo de San Fermín en el cuello o, en el día de San Valentín, visitar Doñana o vestir el traje de la pedida de mano.

En varias ocasiones han protagonizado salidas al cine, una de las aficiones que comparten, y también hacen planes por separado, como cuando el monarca se ha ido a esquiar con sus amigos o en encuentros con militares de su promoción.

Felipe VI siempre ha mantenido la alianza de boda, mientras que la reina se despojó de ella hace unos años, aunque posteriormente ha lucido algún anillo con un guiño a la relación.

La pareja atravesó un momento difícil en el verano de 2013, un año antes de la proclamación de Felipe VI, cuando doña Letizia abandonó Palma antes de tiempo después de solo cinco días de estancia en el Palacio de Marivent, donde se quedaron el príncipe y sus hijas.

Una conducta que se interpretó como un distanciamiento, a lo que se unió cinco meses después la información en portada de un periódico el día en que el heredero cumplía 46 años, en la que, según fuentes de la Casa Real, la pareja había tenido “altibajos”, como cualquier otro matrimonio. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN