Andalucía

Robles reitera que la infección de los móviles espiados no afectó a la seguridad nacional

Desde que el juez abrió diligencias, ha apostillado la ministra, "no se ha tenido conocimiento de que se haya visto comprometida la seguridad nacional"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha insistido este lunes en el Congreso que la infección de los teléfonos móviles de varios miembros del Gobierno, entre ellos el del presidente Pedro Sánchez y el suyo propio, no afectó a la seguridad nacional ya que la información que pudo ser espiada no estaba clasificada como secreta.

Robles, que ha comparecido en la Comisión Mixta de Seguridad Nacional a petición del Grupo Popular, ha recordado que el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama, que continúa con las pesquisas sobre esta infección con el programa Pegasus, solicitó a finales de abril nuevos datos a Francia para comprobar si el espionaje a dispositivos de ese país fueron realizaros por los mismos autores que en España.

En concreto, desde hace más de un año el magistrado investiga la infección en cinco ocasiones del móvil de Sánchez, y también de los ministros de Defensa, Margarita Robles; Interior, Fernando Grande-Marlaska; y Agricultura, Luis Planas, entre 2020 y 2021.

Robles ha insistido, tal y como informó el Gobierno en mayo de 2022 tras denunciar los hechos y después de los informes de Centro Criptológico Nacional (CCN), que los terminales infectados no contenían información clasificada como secreta o reservada y sí datos personales e íntimos de los titulares de esos móviles.

Desde que el juez abrió diligencias, ha apostillado la ministra, "no se ha tenido conocimiento de que se haya visto comprometida la seguridad nacional derivada de las infecciones citadas".

"No existe un solo dato que demuestre que esas infecciones hayan provocado una supuesta quiebra de la seguridad nacional", ha enfatizado antes de dejar claro que el Gobierno es el primer interesado en quién ha estado detrás de estos hechos y que "está colaborando y colaborando con la autoridad judicial para llegar al conocimiento probado de quién ha realizado estas infecciones".

Mientras, el diputado del PP Rafael Hernando ha reprochado al Gobierno que ocultara durante un año que los móviles habían sido hackeados y se ha mostrado convencido de que en estos dispositivos había información que puede comprometer la seguridad nacional.

En este sentido ha recordado que el teléfono del presidente del Gobierno contenía tres gigas y ha ironizado: "Qué vida íntima y personal de gran capacidad" tiene Pedro Sánchez.

Hernando ha explicado que el Ejecutivo anunció que habían sido espiados justo después de que lo denunciaran políticos independentistas y ha opinado que fue así porque "era lo mejor para quitarse una patata caliente". "No nos tomen el pelo; han hecho muy mal ocultando la información", ha concluido. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN