Andalucía

Los obispos dudan de que las monjas clarisas apoyen a la abadesa y las animan a expresarse

"Solicitamos que cada hermana del monasterio de Belorado y Orduña, en el ejercicio de su libertad de conciencia, pueda expresar su postura"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Las monjas clarisas de Orduña y Belorado abandonan la Iglesia Católica -

La Conferencia Episcopal (CEE) ha asegurado este jueves que no todas las hermanas del monasterio de las clarisas de Belorado y Orduña suscriben la decisión de la abadesa de abandonar la Iglesia católica y ha animado a las religiosas a expresar su postura en libertad de conciencia.

En un mensaje de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada de la CEE, los obispos respaldan el comunicado del arzobispado de Burgos y del obispado de Vitoria y tienden la mano a las monjas clarisas de Belorado y Orduña, al tiempo que lamentan "profundamente" la declaración de ruptura con la Iglesia católica de la abadesa.

"Solicitamos que cada hermana del monasterio de Belorado y Orduña, en el ejercicio de su libertad de conciencia, pueda expresar su postura ante la decisión que comunica la abadesa", señala la CEE que indica que "el desarrollo de los acontecimientos sugiere que no todas las hermanas suscriben la 'carta' de la abadesa".

Sobre este comunicado hecho público el pasado 13 de mayo, los obispos explican que su contenido se corresponde con el que propugnan aquellos que niegan la validez del Concilio Vaticano II y son denominados 'sedevacantistas'.

Añaden que el texto entronca con un grupo que es considerado una secta por varios expertos.

Lamentan el tono "ofensivo y recriminatorio" y el uso de algunos términos, como por ejemplo el de la "sumisión" a un falso obispo y supuesto líder de una secta.

Términos que -apunta la CEE- no son propios del modo habitual de comunicarse de estas hermanas y que se manifiestan ahora públicamente no sólo en las palabras escritas de la abadesa, sino también en medios de comunicación "abundando en expresiones confusas que parecen fruto de engaños".

La Comisión Episcopal para la Vida Consagrada asegura que los motivos de descontento aducidos en la carta tienen solución y no ve una "relación proporcionada" ente las causas expuestas y la conclusión a la que se llega.

Así, pide a las monjas que se abran al diálogo con obispos, sacerdotes, personas consagradas, hermanos y hermanas de la Iglesia católica que, "fieles a la verdad y en comunión con el papa Francisco, buscan el bien para este monasterio y para cada hermana clarisa". 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN