Andalucía

Junqueras y Rovira anuncian un paso atrás en pleno terremoto interno en ERC tras el 12M

El desplome de ERC en las elecciones del pasado domingo ha provocado una sacudida en las filas republicanas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Oriol Junqueras junto a Marta Rovira. -

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, y la secretaria general del partido, Marta Rovira, han anunciado su intención de dar un paso atrás, en pleno terremoto interno por la debacle electoral del 12M, que ha precipitado la convocatoria de un congreso el 30 de noviembre para fijar una nueva estrategia.

El desplome de ERC en las elecciones del pasado domingo ha provocado una sacudida en las filas republicanas, cuya dirección ejecutiva ha celebrado este miércoles una reunión extraordinaria que se ha alargado durante más de cuatro horas y que ha terminado con dos anuncios de calado, que se suman a la decisión del presidente catalán en funciones, Pere Aragonès, de abandonar la primera línea política.

El primer anuncio, recogido en un comunicado de ERC, es que Junqueras dejará la presidencia del partido tras las elecciones europeas del 9 de junio, para "abrir un proceso de reflexión y escucha activa antes de decidir su futuro", un paso atrás con el que corrige -al menos provisionalmente- su anuncio de ayer martes, cuando expuso su voluntad de seguir liderando la organización.

El segundo lo ha difundido Rovira en una carta a la militancia, publicada en su perfil en X, en la que solemniza su próximo adiós: "Como militante de base, y por coherencia, he comunicado a los compañeros y compañeras de la dirección nacional que no me presentaré de secretaria general en el próximo congreso nacional".

"En cualquier caso, me gustaría ponerme al servicio y acompañar esta transición que necesitamos para fortalecer el proyecto", ha señalado Rovira en su escrito. Después de que el domingo ERC cosechara 20 diputados, 13 menos que en 2021, en el que ha sido un nuevo retroceso electoral que se suma a los ya sufridos en las últimas generales y municipales, Aragonès anunció el lunes que abandonará la primera línea política, mientras que Junqueras expresó ayer martes su voluntad de seguir liderando la organización. Este miércoles la ejecutiva nacional de ERC ha llevado a cabo en una reunión extraordinaria que se ha alargado durante más de cuatro horas y Junqueras y Rovira han anunciado sus respectivos pasos atrás.

De acuerdo con fuentes consultadas por EFE, Junqueras pretendía que se celebrara un congreso nacional de forma rápida para revalidar la presidencia de ERC. Otros miembros de la ejecutiva, sin embargo, defienden que es hora de dejar atrás los liderazgos de 2017 y han apostado por que el congreso tuviera lugar más tarde, de modo que se pueda articular una alternativa a Junqueras que hasta el momento no ha cristalizado. Todo ello, en un contexto en el que la reconfiguración de Esquerra será determinante para la política catalana y española, ya que los republicanos tienen en una mano la llave que puede hacer a Salvador Illa presidente de la Generalitat y en la otra siete votos claves en el Congreso para sostener al Gobierno de Pedro Sánchez.

En los últimos días, Aragonès ha descartado un tripartito con PSC y comunes, ha asumido que ERC pasará a la oposición y ha trasladado a PSC y Junts la responsabilidad de "entenderse": "No estaremos para facilitar una investidura del PSC y no participaremos de operaciones que necesitan del acuerdo de Junts y PSC", advirtió el lunes.

En este marco, el exportavoz de ERC en el Congreso Joan Tardà ha pedido esta mañana a la dirección del partido que actúe "con el cerebro y no con las tripas" y ha apostado por facilitar la investidura de Illa para evitar otras elecciones. Poco después, el conseller de Interior en funciones, Joan Ignasi Elena, ha matizado que ERC no está "ahora" en este escenario, ya que es el PSC quien debe tomar la iniciativa.

En caso de una repetición electoral, Junqueras probablemente no podría presentarse como candidato, ya que sigue inhabilitado para cargo público, a la espera de que la amnistía entre en vigor, lo que en su caso puede tardar meses si los jueces que deben aplicarla presentan cuestiones prejudiciales ante la justicia europea.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN