Andalucía

La tormenta perfecta de ERC: golpeada por la abstención y con fugas hacia el PSC y Junts

Los sondeos encargados por ERC ya alertaban durante la última semana de campaña del retroceso que se venía

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pere Aragonès comparece para anunciar su dimisión. -

Los 178.446 votos perdidos por ERC en las catalanas del 12M, hasta quedarse en 427.135, se han disgregado en tres direcciones: la baja participación -menos del 58 %- ha hecho que potenciales electores se hayan quedado en casa, mientras que otros han optado por el PSC o Junts, protagonistas del esprint final por la victoria.

Los sondeos encargados por ERC ya alertaban durante la última semana de campaña del retroceso que se venía: la desmovilización y la polarización han generado un cóctel diabólico para los de Pere Aragonès.

Las expectativas se torcieron coincidiendo con la convocatoria electoral, señalan fuentes republicanas, que no aciertan a dar con una explicación. La segunda plaza parecía afianzada el 13 de marzo, pero el llamamiento a las urnas dio lugar a una nueva partida en la que ERC quedó descolgada.

Tras tumbar el Parlament los presupuestos para 2024 -con un Aragonès que ha gobernado en solitario, con apenas 33 diputados, desde octubre de 2022-, se instaló una idea que ha permanecido hasta el día de las votaciones, según aventura un dirigente implicado en la organización de la campaña: "Estos no han sabido gobernar, que pasen otros".

En fuera de juego entre el PSC y Junts

Los republicanos consideran que el 'efecto Puigdemont' ha sido limitado y no el más dañino: se apoyan en que, con relación a los comicios de 2021, Junts ha sumado algo más de 104.000 votos y 1,55 puntos porcentuales, frente a los 178.000 apoyos perdidos por ERC y 7,61 puntos.

Ven más trasvase hacia el PSC de Salvador Illa, una dinámica que sí se da de forma habitual en las elecciones generales (es el llamado 'voto dual') y que este 12M habría pasado factura a ERC, quizá por el impacto de los cinco días de reflexión de Pedro Sánchez: los socialistas han sumado 218.000 votos más y 4,94 puntos porcentuales.

Y es que la fortaleza de ERC es a la vez su punto débil: es la formación que se disputa más votos con candidaturas rivales, de modo que los resultados se pueden disparar cuando las cosas van bien o caer en picado cuando van mal.

Así lo indica, por ejemplo, la encuesta del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat publicada antes del 12M, que situaba a los republicanos como segunda opción de voto de los electores del PSC, de Junts, de Comuns Sumar y de la CUP.

Ni una comarca en Cataluña, ni un barrio en Barcelona

El resultado de ERC en la capital catalana es una muestra de su mal desempeño: de imponerse en 11 de sus 73 barrios en 2021 pasa a no hacerlo en ninguno, al tiempo que se sitúa en la segunda plaza en seis de ellos. Esos 11 barrios que se han escapado de las manos de los republicanos se han teñido ahora de rojo socialista.

En el mapa completo de Cataluña, ERC ha logrado mantener la primacía en algunas localidades de les Terres de l'Ebre, pero no es primera fuerza en ninguna comarca, tras serlo anteriormente en 11, que han pasado ahora a manos del PSC o de Junts.

De entre las capitales de comarca, la candidatura de Aragonès solo ha sido la más votada en Amposta (Tarragona), que representa sin embargo un buen ejemplo del desplome de este partido: ha perdido 531 votos, mientras que Junts ha sumado 496 y el PSC, 730.

Por provincias, el retroceso es menor en la de Barcelona, donde pierde 7 puntos porcentuales y unos 121.00 votos, lo que indica que ERC aguanta mejor en las ciudades más pobladas. En Girona, los republicanos se dejan unos 24.400 votos (-9,8 puntos); en Lleida, unos 15.000 (-10,22 puntos) y en Tarragona, unos 17.300 (-8,38 puntos).

En Pineda de Mar (Barcelona), la localidad de Aragonès, ERC aguantó mejor que en otros lugares ya que mantuvo la segunda plaza, por detrás de los socialistas, y retrocedió 4,8 puntos porcentuales (frente a los 12,13 de Amposta). En Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), de donde es Oriol Junqueras, se da un resultado parecido: segunda plaza tras el PSC, con una bajada de 7,6 puntos.

La sangría de votos de ERC, con todo, no es exclusiva de este 12M, sino que viene de lejos: el 28 de abril de 2019 rebasó el millón de votos, de modo que, con relación a esa cita, ha perdido por el camino más de medio millón de apoyos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN