Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Ministra ultraderechista israelí: "Un acuerdo con Hamás significa tirar todo a la basura"

Esta ministra, conocida por sus declaraciones polémicas contra el pueblo palestino, tildó de "imprudente, horrible y terrible" la propuesta

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Soldados israelíes. -

La ministra de Asentamientos y Misiones Nacionales de Israel, la ultraderechista Orit Strock, aseveró este miércoles, en una entrevista con la radio del Ejército, que el acuerdo que se está discutiendo para lograr una tregua en la Franja de Gaza, "significa tirar todo a la basura" porque da la espalda a los principales objetivos militares.

"Un gobierno que envía gente al combate, que convoca a miles de soldados y reservistas que lo dejaron todo para luchar por los objetivos que el Gobierno se propuso y luego les dice: ' No importa, lo tiraremos todo a la basura', no debe existir", criticó Strock.

Esta ministra, conocida por sus declaraciones polémicas contra el pueblo palestino, tildó de "imprudente, horrible y terrible" la propuesta de tregua mediada en El Cairo y que busca, como ya ocurrió el pasado mes de noviembre, un cese en las hostilidades en el enclave tras más de 200 días de ofensiva y el intercambio de rehenes por presos palestinos.

Sin embargo, para Strock volver a firmar un pacto con el grupo palestino supondría acabar "abandonando a la mayoría de los rehenes", porque solo permitiría liberar como mucho a unos 20 o 30 de ellos, de los 133 que quedan.

Según los detalles filtrados a distintos medios, la última propuesta de tregua incluiría el canje de 33 rehenes vivos por un número indeterminado de presos palestinos, además del retorno de los gazatíes desplazados al norte.

Con estas declaraciones, Strock se une a las voces de los otros socios supremacistas judíos del Gobierno, el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, y el de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, que han dejado claro que abandonarán el Ejecutivo si se alcanza una tregua con Hamás y no se invade Rafah, donde se hacinan 1,4 millones de gazatíes.

La llegada de un acuerdo de tregua es, de hecho, la principal demanda de los israelíes que tienen a sus seres queridos secuestrados por Hamás. Llevan meses manifestándose y pidiéndole al Gobierno de Israel que priorice este pacto.

De momento, Israel sigue esperando la respuesta del grupo palestino a la última contraoferta que le lanzó este pasado fin de semana en la que, por primera vez, el Gobierno de Netanyahu habría accedido a conceder algunas de sus principales exigencias.

El secretario de Estados de Estados Unidos, Antony Blinken, quien llegó anoche a Israel, dijo este miércoles a un grupo de manifestantes israelíes apostados frente a su hotel en Tel Aviv que la propuesta israelí presentada a Hamás es "muy inteligente" y que el grupo palestino "necesita decir que sí". 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN