Andalucía

La economía francesa creció un 0,2 % en el primer trimestre gracias sobre todo al consumo

El consumo de los particulares progresó un 0,4 % entre enero y marzo, después de haber aumentado un 0,2 % en los tres últimos meses de 2023

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • París. -

La economía francesa resiste mejor que lo esperado y en el primer trimestre creció un 0,2 %, sobre todo gracias al consumo y en menor medida a la inversión, indicó este martes el Instituto Nacional de Estadística (INSEE), cuyas cifras son mejores que las que había anticipado hace mes y medio.

El consumo de los particulares progresó un 0,4 % entre enero y marzo, después de haber aumentado un 0,2 % en los tres últimos meses de 2023 y la inversión registró un alza del 0,3 % tras haber caído un 0,9 % entre octubre y diciembre, precisó el INSEE en un comunicado.

En conjunto, la demanda interior aportó cuatro décimas al producto interior bruto (PIB) en el primer trimestre, cuando en los tres últimos meses de 2023 había tenido un impacto nulo.

A la inversa, el comercio exterior tuvo una aportación nula en el PIB entre enero y marzo, después de haber contribuido con un punto porcentual en el cuarto trimestre del pasado ejercicio.

La razón es que las importaciones se recuperaron un 0,2 % (habían descendido un 2,3 %) al tiempo que las exportaciones avanzaron un 0,5 % (después de haber aumentado un 0,4 %).

Por último, las variaciones de existencias de las empresas pesaron negativamente en la actividad del primer trimestre, ya que restaron dos décimas tras haber detraído otras nueve décimas en los tres últimos meses de 2023.

En las previsiones que había presentado hace un mes y medio, el INSEE había augurado que el PIB francés se mantendría estancado en el primer trimestre. Para el segundo trimestre, su previsión entonces era del 0,3 %.

En una primera reacción a los datos presentados este martes, el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, quiso enviar un mensaje con un cierto tono de desquite a los que le reprochan unas expectativas demasiado optimistas.

"A todos los que quieren hacer creer que nuestra economía está parada, los hechos son tercos", subrayó Le Maire, que insistió en que "el crecimiento de Francia progresa. Es una nueva señal que traduce la solidez de nuestra economía. La estrategia del Gobierno da sus frutos".

El titular de Economía y Finanzas había tenido que corregir a la baja en marzo sus previsiones de crecimiento para el conjunto del año y las dejó en un 1 %, en lugar del 1,4 % anteriormente.

No obstante, ese 1 % es un porcentaje más elevado que el del grueso de los grandes institutos de coyuntura.

El Banco de Francia espera un incremento del PIB del 0,8 % este año, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) un 0,6 % y la Comisión Europea un 0,9 %.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN