Trópico de letras

Desigualdad Social

Según la ONU, todo tipo de desigualdad social está fuertemente asociada a las clases sociales, al género, a la etnia, a la religión, etc.

Publicado: 28/04/2024 ·
09:26
· Actualizado: 28/04/2024 · 09:26
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Pobreza. -
Autor

Mari Loli Romero López

Maestra y escritora. Colaboradora en revistas internacionales. Dos libros publicados y cinco pendientes de publicación

Trópico de letras

Este blog trata de opiniones diversas sobre un mundo diverso

VISITAR BLOG

¿Desigualdad social? ¿Qué es, qué  la causa, se hace o nace? La desigualdad social es la situación por la cual las personas tienen un acceso desigual a los recursos de todo tipo, a los servicios y a las posiciones que valora la sociedad. Repercute en la esperanza de vida y puede limitar los derechos humanos.

Según la ONU, todo tipo de desigualdad social está fuertemente asociada a las clases sociales, al género, a la etnia, a la religión, etc.

Según Jean Jacques Rousseau, un filósofo y escritor francés del siglo XVIII, existen dos tipos de desigualdades, la natural o física (diferencias que existen entre la fuerza física entre una persona y otra como resultado de la naturaleza, la cual no tiene importancia para él) y la ética-política o moral, que sí tiene mayor importancia, pues está basada en el poder y la riqueza y establecida por convención. Toma como referencia el punto de vista cínico de la sociedad civil comparándola con el estado natural del hombre al que estaba más unido y eran tiempos más felices. Sin embargo, desarrolla la idea de que la sociedad civil es una trampa perpetuada por los poderosos sobre los débiles, de manera que así pueden preservar su riqueza y poder. Parece que no se diferencia mucho de lo que ocurre hoy en día.

¿Qué causa la desigualdad en el mundo en la actualidad?

Una de las causas de la desigualdad social actual es la privatización  de los servicios y bienes públicos ¿Y quiénes son los defensores de las privatizaciones sino los partidos políticos de ideología de derecha y de la extrema derecha con sus cabezas visibles, presentándose como defensores del estado de bienestar, cuando son ellos los que lo destruyen con dichas  privatizaciones? Aunque la desigualdad social no es un fallo del sistema, sino de ciertas personas, empresarios o ejecutivos, de su avaricia, queriendo acopiar dinero a costa de lo que sea y que hay que controlar desde el estado. Afirman que el mercado asegura el acceso social a todos los bienes producidos, aunque después no se puedan comprar, porque los sueldos son muy bajos y llevan a la precariedad. Entonces, ¿quién puede comprarse un Rolls- Royce o un Maserati o un Rolex o ropa de marcas como Chanel o Gucci? Ninguno de estos productos está prohibido para nadie, pero sí se hacen prohibitivos por la falta de recursos, poniendo en evidencia la desigualdad social.

“Siempre ha habido pobres y ricos”, esa es la defensa para negar y oponerse a otras opciones sociales al capitalismo. “Lo privado gestiona mejor los servicios que el estado”. Pero, entonces ¿qué hace un pobre si no tiene dinero para llevar a sus hijos a un colegio privado o no tiene dinero para acudir a un centro médico privado?

Del 15 al 19 de enero de este año tuvo lugar la quincuagésima cuarta (54ª) Reunión Anual del Foro de Davos. Sí, ese cónclave en el que se dan cita los grandes capitalistas y líderes empresariales  y gubernamentales del mundo para decidir cuáles van a ser las líneas de actuación futuras en la economía mundial, poniendo como preferente el tema de la desigualdad social y qué hacer para eliminarla, entre otros temas. Es de risa, claro, o para chillar o llorar, pues su modo de solucionarlo es hacer que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres y por otra parte, recortando libertades e incrementando la opresión para confrontar las luchas sociales que producen.

¡Foro de Davos, pura demagogia! Es curioso que se reúnan los grandes capitalistas del mundo para  precisar las líneas de actuación futuras; pero lo más curioso es que siendo ellos los provocadores de las desigualdades sociales actuales tengan la desfachatez de que el tema principal sea cómo combatirlas.

No siempre ha habido ricos y pobres como aseguran ellos. Me remito al “comunismo primitivo”, basado en sociedades donde la riqueza tenía la única función de cubrir las necesidades básicas para que pudiera llevarse a cabo la reproducción de la especie y era necesario repartirla de manera equitativa. Sin embargo, llegó el momento en el que se empezó a acumular la riqueza y se producían excedentes, momento en el que aparecen las castas sociales privilegiadas como los guerreros, los chamanes, los sacerdotes...que aprovechan esa riqueza para su propio beneficio; aparecen también las clases sociales propietarias de las herramientas  o de las  armas, dándose el inicio del incremento de la desigualdad. Empieza a aparecer el capitalismo basado en la capacidad productiva del hombre hasta extremos asombrosos y es el momento en el que la riqueza se amontona en unas pocas manos y además, con la imposición de aumentar la explotación de la clase obrera por parte de las leyes del mercado y así es como poco a poco se ha ido cayendo en la trampa de las leyes internas del capitalismo impulsando el acrecentamiento de las desigualdades sociales, donde cada vez los ricos son más ricos y los pobres más pobres.

Otra de las causas de tanta desigualdad es el gasto militar, pues éste representa una pérdida de oportunidad para el desarrollo económico-social, pero mejor dejo el tema para desarrollarlo más ampliamente en otro artículo, dada su amplitud y su importancia.

Resumiendo: las personas somos todas diferentes unas de otras, pero no desiguales. La diferencia es natural, la desigualdad es social. Ojalá que algún día todos los seres humanos seamos iguales ante la sociedad.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN