Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

El Ayuntamiento quiere habilitar la playa canina en Bonanza

Plantea a la Junta de Andalucía acotar 175 metros para mascotas desde la prolongación de la calle Hernando de Soto hasta el muro del propio muelle pesquero

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Zona propuesta para la playa canina en Bonanza.

Detalle de la zona propuesta para la playa canina de Bonanza.

Elementos propuestos para acotar la playa canina de Bonanza.

Propuesta del cartel de normas de uso de la playa canina de Bonanza.

El Ayuntamiento de Sanlúcar ha solicitado autorización a la Junta de Andalucía para la habilitación de una playa canina ante las cada vez “más frecuentes peticiones de la población civil, tanto nativos como visitantes”.

En concreto, el equipo liderado por Carmen Álvarez ha planteado acotar una zona para mascotas en la playa de Bonanza, desde el acceso a la playa correspondiente a la prolongación de la calle Hernando de Soto hasta el muro del propio muelle pesquero.

La ubicación ha sido elegida por quedar fuera de la zona de baño, una de las condiciones para obtener luz verde por parte de la Administración autonómica.

Para el acotamiento se plantea el empleo de postes y cuerda y, durante la temporada de baño, del 1 de junio al 30 de septiembre, se instalará un sistema de balizamiento, con dos cierres laterales por medio de boyas de pequeños tamaños hasta unos 50 metros desde la orilla, y una banda litoral de 175 metros.

Asimismo, el Ayuntamiento prevé instalar cartelería en los cuatros accesos existentes a la playa (calles Hernando de Soto, Nao, Santa María, Pinta y Niña), de 1,2x1 metros, con las normas de uso.

Entre estas, apuntan a la responsabilidad de los propietarios de los perros de los comportamientos de su animal y el respeto del resto de usuarios, mascotas y la flora y fauna silvestres, la obligación de recoger los excrementos y depositarlos las papeleras y no podrán verter cualquier producto químico como lejía, champú o gel.

Asimismo, el Ayuntamiento recuerda la obligatoriedad de que los perros permanezcan con correos en los accesos, fuera de la zona acotada y para acceder a la lámina de agua.

Sí podrán estar sueltos en la zona acotada con vallado, salvo las razas potencialmente peligrosas, que deben llevar bozal, además.

El propietario deberá tener al animal identificado mediante microchip, vacunado y desparasitado y tendrá que portar la documentación acreditativa.

Finalmente, el Ayuntamiento contempla un plan de limpieza específico, desde el 1 de junio al 30 de septiembre, con trabajos diarios de 07.00 a 09.00 horas. Al contar únicamente con 175 metros, se plantea limpieza manual con dos operarios, con la posibilidad de reforzar los efectivos en casos de incidencias específicas.

Las labores serán revisadas por medio de inspección visual.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN