Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

El calor extremo golpea el sudeste asiático, con hasta 44 grados en Tailandia

En la vecina Camboya, las autoridades también emitieron una alerta para los tres próximos días

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Tailandia. -

El calor extremo golpea este miércoles varios puntos del sudeste asiático, con las temperaturas más altas esperadas en Tailandia, donde el Departamento Meteorológico emitió un aviso por una ola de calor extremo, con temperaturas previstas de hasta 44 grados.

El departamento tailandés advierte de que la temperatura puede superar los 44 grados en varios puntos del país y llegar a 40 grados en Bangkok, después de que el martes se llegara a los 44,2 grados en la provincia central de Lampang.

Estos registros están cerca de los 44,6 grados que alcanzó el pasado año la provincia de Tak, la temperatura más alta jamás detectada en el país asiático, que por segundo año consecutivo vive un calor extremo en el mes de abril, habitualmente el más cálido antes del inicio de la temporada de lluvias.

En la vecina Camboya, las autoridades también emitieron una alerta para los tres próximos días, con temperaturas previstas de hasta 39 grados en algunas partes del país.

La ola de calor también se percibe en otros países de la zona, como Malasia, que ha emitido una alerta de calor en diez zonas del país recordando a los escolares que beban suficiente agua para evitar percances de salud.

Este nivel de alerta es emitido cuando las temperaturas están entre los 35 y los 37 grados durante tres días consecutivos.

El aviso se produce después de que un niño de tres años muriera de un golpe de calor el 1 de abril, la segunda muerte registrada en Malasia por esta causa este año tras el fallecimiento en febrero de una persona de 22 años.

En Filipinas, el Instituto Meteorológico también advirtió de temperaturas de hasta 38 grados en la ciudad de Tuguegarao, al norte del país, mientras que en Manila, la capital, se espera que los termómetros ronden los 35 grados.

Al calor propio de estas fechas en la zona, agravado en los últimos años por la crisis climática, se une el fenómeno El Niño, que trae más sequedad y calor.

El Niño provoca un aumento de las temperaturas que exacerban los efectos del cambio climático, mientras que La Niña es una fase más fría y húmeda.

El pasado octubre la ONU y la Cruz Roja indicaron en un informe conjunto que olas de calor serán más frecuentes, intensas y mortales en el futuro debido al cambio climático, e incluso podrían “exceder los límites humanos, psicológicos y sociales” en regiones como el Sahel, el Cuerno de África o el sur de Asia.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN