Andalucía

Luis Mateo Díez, el premio Cervantes que "aspira a la nada"

Luis Mateo Díez recibe el máximo galardón de las letras en español por “ser uno de los grandes narradores de la lengua castellana"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Luis Mateo Díez. -

La ceremonia de entrega del Premio Cervantes 2023 al escritor Luis Mateo Díez comenzó como es habitual con un acto en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) al que acudieron numerosas personalidades del mundo de la cultura y la política, encabezados por el Rey de España, Felipe VI y su esposa, el presidente del gobierno y la presidenta de la Comunidad de Madrid.

"El discurso me lo he planteado con mucha naturalidad, no una pieza de estudio", confesaba el autor en una entrevista en RTVE.es. "Como el discurso que hice al ingresar en la Academia, que a lo mejor dices cosas muy interesantes y es bonito y entretenido y esa pata puede que esté aquí también. Es una reflexión un poco sobre mi poética, de dónde vivo como escritor, dónde me veo y ese tipo de banalidades".

Mateo Díez es miembro de la Real Academia Española y ha sido galardonado con numerosos premios literarios, entre ellos el Premio Nacional de las Letras, 2020, el de la Crítica y el Nacional de Narrativa por La fuente de la edad (1986).

Mateo Díez se define como un escritor "irrealista" y cree que la novela de ficción puede permanecer ajena a la actualidad aunque no al sentido de lo que ocurre y se ha dedicado a crear mundos imaginarios. Espacios oníricos y de ensoñación han sido escenarios habituales en las novelas de Mateo Díez, creador de "ciudades de sombra" como su mítica Celama, el territorio simbólico y metafórico imaginado por él para retratar la extinción del mundo rural

 Luis Mateo Díez (León, 1942), ha hecho un repaso de su vida literaria, sus lecturas y su escritura desde niño en el discurso pronunciado tras recibir el galardón.

Y ha reconocido su "precaria incapacidad para escribir" lo que le pasa: "Lo que en mi existencia sucede, lo que mi biografía propone, nada me interesa menos que yo mismo, y lo digo con una radicalidad sospechosa".

El escritor y académico de la RAE, creador del mítico territorio imaginario de Celama, ha indicado que contar la vida ha sido siempre su aspiración, que ha vivido la literatura en la "conquista de lo ajeno" y que Don Quijote llegó a él de niño como un héroe "entrañable", hasta que comenzó a saber que se trataba más bien de un "antihéroe" al que se fueron pareciendo sus personajes, que son más bien, "héroes del fracaso".

Precisamente, el escritor español es el único que ha recibido en dos ocasiones el Premio Nacional de Narrativa y el de la Crítica y que tiene también el Nacional de las Letras, recibió el Cervantes por “ser uno de los grandes narradores de la lengua castellana, heredero del espíritu cervantino, escritor frente a toda adversidad, creador de mundos y territorios imaginarios”, según destacó el jurado.

Y "el libro que escuché con mayor deleite y aprovechamiento, en alguna de aquellas versiones apropiadas de nuestros clásicos, fue Don Quijote de la Mancha, y puedo recordar muy bien la mañana de su primera lectura", ha recordado Luis Mateo Díez.

Don Quijote llegó para quedarse él y poco a poco en el mundo que fue creando como escritor los seres de ficción tenían "una incierta imagen quijotesca, una atrabiliaria fisonomía de perdición y extravío, a la que no era accidental la fragilidad de su voluntad luchadora por la vida, el afán de vivirla y sobrellevarla con el rendimiento de la generosidad".

No obstante, ha dicho, sus personajes, que no le pertenecen, tienen "una incierta heroicidad, tan cervantina y quijotesca, en aras de una imaginación liberadora y redentora, siendo acaso héroes del fracaso": "A ellos vivo entregado, ya que son ellos quienes me salvan a mí"

Además de su "calidad artística y dominio del lenguaje", del escritor de Villablino, de 81 años, ha destacado que haya practicado todos los géneros con maestría, de ahí que “la hibridez sea un rasgo sobresaliente” a lo largo de su trayectoria "con la inquietud de un octogenario de salud razonable, y conciencia de las ausencias correspondientes, ya que la edad que procura supervivencia hace irremediable a la vez el curso de las desapariciones".

El autor ha tenido además varias palabras para ensalzar la obra de Cervantes, en especial del 'Quijote', que también influyó en su obra. "La entidad de mis personajes no estaba, así, eximida de una incierta heroicidad, tan cervantina y quijotesca, en aras de una imaginación liberadora y redentora, siendo acaso héroes del fracaso, como así me gustó denominarlos", ha confesado.

Díez ha retrocedido varios años para hablar de su relación con don Quijote, "ya con algún viso de melancolía infantil en el invierno de su primer conocimiento". Para el autor, este encuentro tuvo un "aliciente misterioso, rodeado de algún secreto deslumbramiento", que en nada atañía a los personajes que ya le habían asombrado.

El rey de España resalta la de Cervantes del que ha reconocido la obra de Mateo Díez y lo ha definido como uno de los grandes nombres de la lengua castellana. Felipe VI lo ha definido como "un formidable creador de mundos y de territorios imaginarios" que corrobora con su escritura que "la ficción es una parte imprescindible de la existencia".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN