Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía Paranormal

Inquietante encuentro con el fantasma del Palacio de Abrantes en Granada

Una voz suave y melancólica resonó en la penumbra, pronunciando el nombre "Lorenzo" de manera repetida y enigmática.

Publicado: 22/04/2024 ·
09:25
· Actualizado: 22/04/2024 · 09:26
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Autor

Jose Manuel García Bautista

Escritor y periodista sevillano, conocido por su faceta como investigador con más de 30 años de experiencia en temática paranormal

Andalucía Paranormal

Espacio dedicado al misterio y a los fenómenos paranormales o inexplicables desde un punto de vista divulgativo

VISITAR BLOG

En el imponente Palacio de Abrantes de Granada, un lugar lleno de historia y misterio, se desarrolló un suceso paranormal que dejó a dos testigos conmocionados y temblando de miedo. Todo comenzó una noche de luna llena en el sótano del pub El Granero, un establecimiento de copas ubicado en el centro de la ciudad, que formaba parte de la estructura del antiguo palacio del siglo XVI.

Los protagonistas de esta inquietante experiencia fueron Marta y Javier, dos amigos que compartían un interés por lo sobrenatural y decidieron explorar el sótano del pub después de que este cerrara sus puertas al público. Ambos tenían la esperanza de presenciar algo fuera de lo común, pero nunca imaginaron que se encontrarían con algo tan aterrador.

Al bajar las escaleras que conducían al sótano, Marta y Javier sintieron un escalofrío recorrer sus cuerpos. A pesar de la sensación de malestar que los invadía, continuaron avanzando con valentía, armados solo con su curiosidad. Pronto, comenzaron a escuchar susurros y murmullos que parecían flotar en el aire, envolviéndolos en una atmósfera cargada de tensión.

De repente, una voz suave y melancólica resonó en la penumbra, pronunciando el nombre "Lorenzo" de manera repetida y enigmática. Marta y Javier se miraron con sorpresa y desconcierto, tratando de ubicar el origen de aquella voz que parecía no pertenecer a este mundo. Sin embargo, antes de que pudieran reaccionar, una sombra oscura comenzó a manifestarse en un rincón del sótano, cobrando forma lentamente frente a sus asombrados ojos.

La sombra se erguía imponente y amenazante, sin emitir sonido alguno ni realizar movimiento alguno hacia ellos. Aunque no interactuaba con Marta y Javier, su presencia era suficiente para sembrar el terror en sus corazones. La figura parecía la de un hombre vestido con ropas oscuras, cuya presencia emitía un aura de malestar y opresión que los dejaba paralizados.

Los dos amigos, con el aliento entrecortado y el pulso acelerado, observaban a la misteriosa sombra con una mezcla de fascinación y temor. A pesar de su silencio y su aparente inmovilidad, sabían que estaban frente a algo que desafiaba toda explicación lógica y racional. Marta y Javier se aferraron el uno al otro, buscando consuelo y protección ante lo desconocido que tenían ante sus ojos.

Después de unos interminables minutos que parecían eternos, la sombra comenzó a desvanecerse lentamente, disipándose en la oscuridad del sótano hasta desaparecer por completo. Marta y Javier se miraron con alivio, sintiendo cómo la presión en el ambiente se disipaba con la desaparición de la sombra. Aun así, el miedo seguía latente en sus corazones, dejando una huella imborrable en sus mentes inquietas.

Decidieron abandonar rápidamente el sótano y regresar a la superficie. Una vez afuera, Marta y Javier se sentaron en un banco cercano, tratando de asimilar lo que acababan de presenciar. Sus mentes racionalizaban la experiencia, buscando explicaciones lógicas que pudieran disipar la sensación de lo sobrenatural que les había invadido.

Después de unos minutos de silencio tenso, Marta rompió el mutismo y dijo: "¿Qué crees que era esa sombra, Javier? ¿Crees que realmente vimos a un fantasma?". Javier, con la mirada perdida en la distancia, respondió con voz temblorosa: "No lo sé, Marta. Lo que sea que haya sido, no era algo normal. Nunca he sentido tanto miedo en mi vida".

Los dos amigos compartieron sus testimonios, tratando de reconstruir cada detalle de lo ocurrido en el sótano del pub El Granero. Aunque ninguno de los dos había podido interactuar directamente con la sombra, la intensidad de la experiencia había dejado una profunda impresión en sus almas inquietas.

Marta y Javier decidieron ponerse en contacto con los investigadores de fenómenos paranormales, para compartir su relato y buscar respuestas a lo que habían presenciado. Los investigadores se mostraron intrigados por la historia de la sombra en el Palacio de Abrantes.

Cabe destacar que en este mismo lugar los miembros de “La Cuarta Dimensión” llevaron a cabo vigilias nocturnas en el sótano del pub El Granero, utilizando equipos especializados para detectar cualquier presencia sobrenatural.

Además, durante una sesión de psicofonías, los investigadores lograron registrar la voz susurrante de un hombre que repetía el nombre "Lorenzo" de forma enigmática, similar a lo que Marta y Javier habían escuchado en su encuentro con la sombra. Este hallazgo confirmó la veracidad de los testimonios de los testigos y añadió un nuevo elemento de misterio a la historia. El investigador Rafael Reyes también se vio inmerso en la investigación del Palacio de Abrantes.

El caso de Marta y Javier se convirtió en uno de los más enigmáticos y perturbadores que el grupo de investigadores había encontrado en su trayectoria. La sombra de Lorenzo, el monje misterioso, parecía estar ligada de alguna manera al pasado del Palacio de Abrantes, desencadenando especulaciones sobre antiguos secretos y tragedias que podían haber marcado el lugar.

Algunos habitantes afirmaban haber sentido la presencia de Lorenzo en otros rincones del edificio, mientras que otros se mostraban escépticos y atribuían los relatos a la imaginación de los testigos.

Marta y Javier, por su parte, nunca olvidaron la impactante experiencia que vivieron aquella noche en el sótano del Palacio de Abrantes. A pesar de que intentaron seguir adelante con sus vidas, el recuerdo de la sombra ominosa y las voces psicofónicas seguían persiguiéndolos en sus sueños, recordándoles que existen fuerzas más allá de la comprensión humana.

 

 

*Si has vivido alguna experiencia extraña no dudes en escribirnos y contárnosla a correo@garciabautista.net

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN