Andalucía

Nadal, eliminado en Barcelona: "He jugado como si fuera mi último Godó"

"Todo tiene un inicio y un final, no es ningún drama, pero siento algo de tristeza"

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Rafa Nadal, al término del partido. -

El tenista español Rafa Nadal comentó este miércoles tras perder contra el australiano Alex de Miñaur (7-5 y 6-1) en Segunda Ronda del Barcelona Open Banc Sabadell-71º Trofeo Conde de Godó que entró al duelo como si fuera el último en Barcelona, con sabor a despedida y marchándose con "algo de tristeza" por ser "lo normal", de cara al futuro, el no volver a intentar ganar el que hubiera sido su decimotercer título barcelonés.

"Creo que he jugado este torneo como tal, como el último. Al final, el futuro nunca se sabe lo que te depara, al final la vida te marca tu camino y las decisiones. Evidentemente, la vida me está marcando el camino de una manera bastante clara y he jugado este torneo como si fuera mi último torneo en el Godó", manifestó en rueda de prensa.

En su comparecencia, sin asegurar al cien por cien que este sería su último Godó, usó un discurso emotivo que hizo pensar en clave de despedida. "Estoy bien. Soy una persona bastante estable emocionalmente hablando, intento tomar las cosas con filosofía. Intento analizar las cosas de manera correcta. La realidad es que lo normal es que hoy haya sido mi último partido aquí en el Godó, como jugador. Todos sabéis lo que es para mí este torneo en toda mi carrera", señaló el doce veces ganador.

"Históricamente este ha sido el torneo por excelencia que hemos tenido durante años en España, con una gran tradición. Y yo, a parte de jugar en casa, siempre he respetado la historia de nuestro deporte y este es uno de los torneos con más historia y se juega realmente en un club de tenis con una vida diaria. Es lo que lo hace diferente. He disfrutado muchísimo de jugar aquí, he vivido momentos muy bonitos", se sinceró.

Para Nadal, todas las ediciones han sido "positivas". "He conseguido ganar 12 veces, algo inimaginable para mí. Y he disfrutado. Seguiré mi camino, esto es tenis, van pasando las generaciones como es lógico y vendrán otras. No hay ningún jugador más importante que los eventos, que son fijos y algunos clásicos", opinó.

"He tenido la suerte de escribir una bonita historia en este torneo, que no se había escrito antes, y llegarán otros y supongo que intentarán superarla. Tengo la tranquilidad de haberlo dado todo siempre, soy consciente de que todo tiene un inicio y un final, no es ningún drama. Aunque, es lógico, tengo algo de tristeza por casi con total seguridad no poder volver a jugar a nivel profesional este torneo", se sinceró.

Además, le hubiera gustado poder luchar el torneo. "Ha sido bonito poder jugar dos partidos, hacía unas semanas no sabía si podría. A nivel personal, el haber perdido 6-1 en la segunda manga es lo que tenía que pasar hoy y me voy convencido de que he dado un paso adelante. Veremos lo que pasa. No era hoy cuando tenía que dejarlo todo y morir. Tengo que hacerlo en unas semanas. Si hubiera muerto hoy, no podría intentar hacerlo en una semanas", apuntó.

Y es que más allá del Mutua Madrid Open, en el que intentará mejorar, su gran objetivo, el idílico, sería poder disputar y luchar por ganar hasta el final otro Roland Garros, y sumarlo a los 14 que ya tiene. "A nivel lógico, el plan en Madrid sería seguir una progresión y dar un paso más a nivel de poder luchar. Madrid, Roma un poco más, y que en París que sea lo que Dios quiera. Si hay que intentarlo, será en Roland Garros. Ahí sí, no habrá otra", aseguró.

"Hoy, después de lo que vengo pasando estos meses, no era el momento para buscar heroicidades. Es momento para ser realista, hacer las cosas de la manera más prudente. La realidad es que una vez que se pierde el primer set, el partido se acaba. Lo importante era poder jugar y he jugado. Para mí estar en pista ya es una gran noticia. Me ha costado mucho poder pisar una pista, después de todo", añadió.

"He conseguido volver a jugar pero al ritmo que sea adecuado como para darme la oportunidad de ir progresando en las semanas que vienen. Espero poder estar en Madrid de aquí a una semana, es lo importante para mí; acumular entrenamientos, partidos e ir haciendo las cosas como pueda para incrementar y sentirme más cómodo en todo", recalcó sobre esa voluntad de ir a Madrid a intentar notarse mejor que en Barcelona, en su progresión hacia Roland Garros y, ¿quién sabe?, los Juegos Olímpicos de París 2024.

Sobre el partido ante de Miñaur, poco más que añadir a que no tenía fuerzas. "He podido aumentar un poco la velocidad porque me he sentido algo más cómodo. Pero no puedo pasar de no haber sacado en tres meses a sacar aquí de manera normal durante dos horas. De Brisbane aquí he jugado tres sets de entreno y el partido de Las Vegas. No me puedo permitir hoy jugar un partido de dos o tres horas a nivel competitivo", reconoció.

"He tenido la oportunidad (de ganar el primer set) pero he fallado dos derechas con 0-30. Supongo que las fallo porque sé que era de vital importancia para seguir jugando ganar esos puntos. Sabía que si perdía el primer set no podía pelear por el partido, hoy. Juego con lo que tengo. Intento estar positivo en todo momento", matizó.

"En todo el mundo me he sentido súper querido y apoyado y obviamente aquí en mi país donde más. No puedo pedir nada. Sé lo que me han hecho sentir, sé la gran satisfacción que siento por haber recibido todo el apoyo y cariño durante tantos años. Al final, aquí se habla de títulos y récords. Soy un competidor, no voy a negarlo, pero haber jugado tantos años sintiendo lo que he sentido, en casa, aquí y en Madrid y en la Davis son a nivel de emoción igual o más importante que los títulos. Se queda dentro de mí casi más que algunos torneos", concluyó el manacorí.

Derrota ante De Miñaur

Nadal perdió este miércoles contra el australiano Alex de Miñaur (7-5 y 6-1) en segunda ronda del Barcelona Open Banc Sabadell-71º Trofeo Conde de Godó, en un posible último baile en el torneo cuya pista central lleva su nombre y que ha ganado en doce ocasiones, si bien esta vez, tras meses de inactividad, no pudo aguantar el alto ritmo al que le sometió el 'aussie'.

Rafa Nadal no jugaba desde principios de enero, desde su derrota --mermado por lesión-- en Melbourne. Trabajó para llegar a un Godó del que es el dominador del palmarés y lo hizo, pero lejos de su mejor forma físico y sin ritmo de juego. Ante un de Miñaur que es el cuarto cabeza de serie del torneo, y que le cosió a dejadas, no pudo aguantar.

En 1:52 horas de juego, tras un primer set que duró 1:07 horas, Rafa Nadal se marchó de la Pista Rafa Nadal del RCTB-1899 emocionado por una ovación que pudo sonar a despedida. El manacorí todavía no ha confirmado que este vaya a ser su último año, aunque sí comentó, tras perder, que lo normal es que éste haya sido su "último partido en el Godó".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN